¿PODRÍA GRAN BRETAÑA ADOPTAR EL F/A-18 SUPER HORNET EN LUGAR DEL F-35C?

17.12.2011 11:56

En un informe enviado por el Comandante Nigel D MacCartan-Ward a la Cámara de los Comunes, este piloto de destacada actuación durante la guerra de Malvinas, evalúa la conveniencia de que Gran Bretaña desista de seguir adelante con el programa del F-35C Lightning II. Presenta como alternativa al F/A-18 Super Hornet. La fundamentación del documento es sólida y haremos un resumen de la misma.

 

Nigel Ward destaca los problemas técnicos de esta aeronave, de los cuales ya se escribió con cierto detalle en otro artículo de este blog. Estos fallos de desarrollo están generando importantes retrasos en el programa con el consiguiente aumento de costos. Afirma que la crisis de la deuda de los Estados Unidos podría tener un impacto significativo en este proyecto, ya sea reduciendo el número de aeronaves a ser adquiridas por los Estados Unidos o, en el peor de los casos, provocando una interrupción del programa.

 

El piloto compara el costo de cada hora de vuelo de un F-35C ($ 30.700 o 18.700 libras) con la del F/A-18 de EE.UU. ($ 22.000 o 13.400 libras). Muestra que si cada aeronave vuela 15 horas por mes y que si hay cuatro escuadrones de 12 aviones en servicio, durante un período de 20 años se lograría un ahorro de £ 9.160 millones, o un extra de seis horas de vuelo por mes por avión. Esa diferencia permitiría a los pilotos a mantener un nivel de capacidad bastante más elevado.

 

Al hacer la evaluación operativa Ward no es menos contundente. Muestra que el F-35 no es tan sigiloso como se afirma. Para ser realmente “stealth” puede llevar sólo dos misiles aire-aire. Y aun así no se logra un nivel de invisibilidad aceptable.  Se ha incurrido en un gasto extra considerable en un intento de garantizar que las cualidades de sigilo de la aeronave puedan mantenerse continuamente, sobre todo en el medio ambiente "hostil" marítimo. Si estos intentos han tenido éxito y a qué costo, sólo el tiempo lo dirá.

 

El piloto asegura que el factor sigilo se encuentra todavía en su infancia y que hasta el momento no hay un radar activo que no se pueda detectar. Los rusos y los chinos ya están trabajando con éxito en radares aire-aire que funcionan en una banda diferente a la  X. Las características stealth del F-35 están diseñadas específicamente para hacer frente a radares de banda X y pierde cualidades stealth cuando es iluminado por la banda-L. Eso disminuye el valor comparativo del F-35 sobre el F/A-18 Super Hornet.

 

El F-35C Lightning II no tiene la capacidad de recarga aérea de combustible "buddy-buddy". Dotarlo de tal capacidad significaría un nuevo incremento de los costos

 

Otra cuestión que destaca Nigel D MacCartan-Ward es que las  características de vuelo y la velocidad de aterrizaje de la II F-35C parecen haber sido diseñados específicamente para la operación en portaaviones de propulsión nuclear de los Estados. Estos buques de guerra son capaces de velocidades superiores a 40 nudos. Para que el F-35C Lightning II pueda regresar a bordo en una configuración típica de combate, con toda su carga de armas original, el portaaviones tendrá que mantener una velocidad de por lo menos 32 nudos durante las operaciones de aterrizaje en cubierta.
 
Los portaaviones clase Queen Elizabeth tendrán una velocidad máxima de 27 nudos lo cual es insuficiente para la recuperación de los aviones F-35C Lightning II en una configuración de combate. Si hay alguna posibilidad de que el viento puede caer a menos de 5 nudos, las operaciones de aeronaves planificadas  podrían tener que ser restringidas. En consecuencia, constituye un déficit en la disponibilidad operacional inaceptable y un costo inaceptable en armas que tendrían que ser descartadas antes de intentar el aterrizaje. Intentar reducir la velocidad de aterrizaje de la aeronave en 5 nudos utilizando dispositivos como alerones en el ala podría tener un efecto perjudicial inaceptable en las cualidades stealth de los aviones - y aumentaría los costos significativamente. Eso suma otro argumento a favor del F/A-18 Super Hornet.

 

Respecto a las cualidades del F/A-18 Super Hornet, Ward dice que es compatible con la clase Queen Elizabeth, que la Royal Navy y la Real Fuerza Aérea ya tienen pilotos con experiencia de vuelo con los F-18 en los Estados Unidos y que ya está disponible con un avión de entrenamiento asociado, entre otras.

 

Después de enunciar otros argumentos a favor del F/A-18 Super Hornet,

Ward concluye que el F-35C Lightning II representa una solución parcial de alto riesgo y de alto costo. A la luz de la restricción fiscal actual y la proyección del "agujero negro" en el presupuesto de defensa del Reino Unido, la continuación en la participación en este proyecto parece no ser prudente cuando hay una alternativa disponible de bajo riesgo y de bajo costo (el F/A-18 Super Hornet) que pueden satisfacer los requisitos operacionales.