Actualidad – MALVINAS: ESPAÑA SURGE COMO ALIADO ARGENTINO

27.02.2012 11:59

Al mismo tiempo que el gobierno británico enfrenta una escalada por el reclamo argentino sobre Malvinas, España sumó un nuevo dolor de cabeza a Londres al anunciar oficialmente el deseo de reiniciar las negociaciones sobre "el contencioso" de la soberanía de Gibraltar.

 

Sin embargo, la petición no fue bien recibida por la administración de David Cameron, que enfrenta un recrudecimiento de las tensiones diplomáticas con Argentina. El gobierno de Buenos Aires profundizó las acciones para reclamar la soberanía sobre las Islas Malvinas.

Gibraltar, tiene 30 mil habitantes y es de extrema importancia estratégica ya que está situado en el extremo occidental del mar Mediterráneo.

 

En una respuesta idéntica a la que recibió Argentina, el secretario de Estado británico para Europa, David Lidington, reafirmó este jueves en Madrid el rechazo de su país a negociar con España la soberanía de Gibraltar o el cambio del estatus de la colonia, si no es con el consentimiento previo de los habitantes del lugar.

Entre tanto en Ushusia, Argentina, los legisladores que integran las comisiones de Relaciones Exteriores del Senado y de la Cámara de Diputados, realizaron una sesión plenaria en la que se firmó un documento que ratifica los reclamos soberanos de la Argentina sobre las Islas Malvinas.

 

La declaración coincide con las vísperas del 30 aniversario de la guerra por la soberanía de las islas.

 

Los 34 diputados y 11 senadores que conforman las mencionadas comisiones se congregaron en una sesión encabezada por la gobernadora Fabiana Ríos.

 

El lugar de reunión no fue casual. Ushuaia, la ciudad más austral del mundo, es la capital de Tierra de Fuego, Antártico e islas del Atlántico Sur.

 

En tanto según algunos trascendidos, el 26 y 27 de marzo la presidente Cristina Fernández de Kirchner podría asistir a la Cumbre nuclear en Seúl, para ampliar la denuncia sobre los submarinos nucleares británicos en el Atlántico Sur;

Asimismo el 2 de abril pronunciaría un discurso desde Ushuaia, aunque no se descarta que sea desde la Antártida. En esa fecha se celebrará el 30 aniversario del desembarco de las tropas argentinas en las islas; el mismo día y al mismo tiempo su mensaje sería leído en actos que se intenta organizar en las principales capitales del mundo en apoyo de la posición argentina respecto a los archipiélagos australes.

El 14 de junio se cumplirán 30 años de la rendición de las tropas argentinas y ese mismo día el Comité de Descolonización de la ONU tratará el caso, ocasión en la cual Cristina Kirchner podría asistir personalmente, lo que hasta ahora no ha hecho ningún Presidente argentino.

Dado que el 27 de julio se inaugurarán las Olimpíadas en Londres, el gobierno argentino impulsaría actos de repudio a la ocupación de las islas en el Reino Unido aprovechando la atención internacional sobre la capital británica.

 

Por otra parte el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, afirmó este fin de semana que el gobierno argentino “trabaja fuertemente en la integración del Consejo de Defensa Sudamericana de esta región, para garantizar que las riquezas naturales sean aprovechadas por nuestro pueblo (argentino) y los pueblos de Latinoamérica” agregando que “las riquezas energéticas y naturales son el objetivo central de nuestra visión de la defensa, por eso trabajamos fuertemente en la integración del Consejo de Defensa Sudamericana”.


El problema es que Argentina tiene muy poco para ofrecer en materia de defensa a los demás países de la región. Brasil se está constituyendo en una verdadera potencia militar, Chile invirtió sumas exorbitantes en equipamiento para la defensa, Perú no descuida a sus fuerzas armadas, como tampoco lo hacen Colombia y Venezuela. Si Argentina no fortalece a sus Fuerzas Armadas terminará siendo una suerte de mendigo regional.