Actualidad – MALVINAS: GRAN BRETAÑA ASUME UNA ACTITUD DE PROVOCACIÓN

18.01.2012 16:31

Mientras Argentina sigue recibiendo el apoyo de países latinoamericanos en su reclamo a los británicos por una salida negociada en el tema de las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur, Gran Bretaña da nuevas muestras de prepotencia.

 

El canciller argentino, Héctor Timerman, recibió el apoyo de varios representantes de países de América Central al reclamo argentino sobre la soberanía de las Islas Malvinas, en la gira que el funcionario está realizando por esa región.

 

En el día de ayer Timerman se reunió con su par panameño, el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Henríquez, con quien coincidió en "ponderar la relación de solidaridad histórica" entre ambos países, en tanto que se acordó "profundizar la relación bilateral y multilateral, así como instituir un mecanismo de consultas económicas".

 

También se encontró con los ex presidentes de Panamá, Arístides Royo y Martín Torrijos, integrantes del grupo de apoyo a la cuestión Malvinas de ese país, quienes definieron el reclamo argentino de soberanía sobre las islas como una "causa latinoamericana".

En su escala en Honduras el canciller recibió el apoyo de su par de ese país, Arturo Corrales, quien en nombre de su nación le expresó la solidaridad en el reclamo argentino de soberanía.

 

El funcionario local expresó el "respaldo irrestricto de la República de Honduras en los distintos foros regionales e internacionales, a los legítimos derechos de soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes".

 

Ya fuera del marco de la gira de Timerman, Ecuador reiteró su apoyo a la causa argentina. En un comunicado difundido por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración se expresó que “ El reclamo de la República Argentina refleja lo que numerosos y permanentes pronunciamientos de múltiples organismos y foros internacionales han dicho en relación a esta disputa.”

 

También Uruguay reiteró su apoyo. Su canciller, Luis Almagro, dijo hoy que el respaldo al reclamo de soberanía es una posición de "valores y de principios que está sustentada en mucha firmeza jurídica". "Esta misma visión de integración, de respeto y de solidaridad entre nuestros países es lo que nos lleva a esta posición", manifestó.

 

No obstante todas estas expresiones de apoyo el primer ministro británico, David Cameron, denunció hoy que la postura de la Argentina respecto de las Islas Malvinas es "mucho más que colonialismo" y afirmó que la situación del archipiélago fue tratada con jefes militares en la última reunión del Consejo de Seguridad Nacional.

 

"Lo que han dicho recientemente los argentinos, diría que es mucho más que colonialismo, ya que esta gente (en alusión a los kelpers) quiere seguir siendo británica y los argentinos quieren que ellos hagan algo diferente", lanzó Cameron.

 

En la sesión de preguntas y respuestas ante parlamentarios de su país, el primer ministro ratificó que el Reino Unido "protegerá a la población de las islas y permitirá que ellos (los kelpers) decidan por su futuro".

 

Al señalar que el tema Malvinas fue abordado ayer en una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, el primer ministro remarcó: "Estoy decidido a que nos aseguremos de que nuestras defensas y todo lo demás esté en orden".

 

La semana pasada, el canciller británico, William Hague, desafió a los países del Mercosur a no ser "cómplices" de la Argentina en la decisión de prohibir el ingreso a los puertos de la región barcos con bandera de las Malvinas.

 

Ante este panorama el ministro del Interior argentino, Florencio Randazzo, afirmó que "la historia muestra claramente cuál fue la actitud de Inglaterra frente al mundo". Pidió que el premier británico "acepte la resolución de Naciones Unidas y se siente a negociar" la soberanía de los archipiélagos australes.

 

Al mismo tiempo el ministro consideró "absolutamente ofensivo" que el premier británico, David Cameron, haya acusado a la Argentina de ejercer el "colonialismo" por reclamar sus derechos soberanos sobre las islas.

 

Mientras en Argentina muchos disfrutan del receso estival, la tensión crece. Las autoridades argentinas demostraron hasta ahora una saludable cuota de mesura, pero los británicos buscan constantemente una situación de confrontación. Por muy en desacuerdo que el autor de estas líneas esté con algunas actitudes pasadas del señor Timerman, hay que admitir que la razón lo asistió cuando calificó a la postura inglesa de “resaca imperial.”