Actualidad - INCIDENTE EN EL RÍO DE LA PLATA CON PESQUERO ESPAÑOL QUE NAVEGABA RUMBO A MALVINAS

19.12.2011 11:05

Un peculiar suceso tuvo lugar anteayer sábado 17 de diciembre en aguas del Río de la Plata, cuando el guardacostas argentino GC-24 "Mantilla" intentó interceptar al pesquero español "Villa Nores", que había zarpado de Montevideo rumbo a las islas Malvinas. Sin dar respuestas a las directivas dadas por los prefectos, el buque español pidió asistencia a Uruguay, que envió una aeronave y un helicóptero militar para monitorear la situación. El guardacostas Mantilla pidió una serie de datos a esa embarcación y anunció que lo hacía en base del decreto 256/2010, que refiere a buques que cruzan aguas nacionales rumbo a Malvinas. El barco español cambió entonces el rumbo y se dirigió a la zona de Punta del Este para internarse desde allí en aguas internacionales. Hasta donde se sabe fue la primera vez que se interceptó un buque con la apelación al mencionado decreto, que exige un pedido de autorización a las autoridades argentinas para dirigirse a Malvinas.

 

El comandante de la armada uruguaya, Alberto Caramés, confirmó al diario El País que sus unidades aéreas procuraron "proteger la libre navegación del pesquero y permitir que saliera a altamar por aguas uruguayas".

 

La actitud uruguaya generó malestar en el gobierno argentino en especial porque hace pocos días el propio presidente de Uruguay, José Mujica, había impedido el arribo a su país de una embarcación con bandera de las islas Malvinas, en un gesto de solidaridad con el reclamo argentino de soberanía sobre ese archipiélago.

 

Las autoridades argentinas incluso recordaron que la semana pasada estuvo de visita en nuestro país el jefe naval uruguayo almirante Alberto Laureano Caramés, que tuvo en sus reuniones aquí palabras de apoyo hacia la posición argentina de obstaculizar el trabajo de los buques que operan en la zona de las Malvinas. El almirante uruguayo fue condecorado y agradeció la distinción diciendo: “Actos de reconocimiento como esta distinción que nos honra contribuyen a profundizar aún más los estrechos lazos de amistad entre ambas Armadas y nos comprometen a doblegar nuestros esfuerzos para trabajar en ese sentido, marcando un camino a las generaciones venideras, basado en una historia común de nuestros pueblos y su gente”.

 

Autoridades argentinas del Ministerio de Seguridad afirmaron, en tanto, que la acción del guardacostas Mantilla se enmarcó dentro de los protocolos de control. Se indicó que los prefectos sólo mantuvieron contactos radiales en procura de identificar el destino del pesquero y que no hubo mensajes sobre supuestas intenciones de abordar la nave española.

 

El incidente se conoció a pocas horas del comienzo de la cumbre del Mercosur en Montevideo. El canciller argentino, Héctor Timerman, debe llegar hoy a esa ciudad, cuyo clima político local está en plena ebullición por este caso. El conflicto aparece también frente a la visita de mañana de Cristina Kirchner a Uruguay.

 

El hecho fue reportado por algunos medios españoles. Uno de ellos, Defensa.com, llegó a afirmar que “las islas Falkland o Malvinas, junto a las Georgias y a las Sandwich del Sur son reconocidas desde fines de 2009, por el Tratado de Lisboa, como territorios comunitarios extraeuropeos”. Está afirmación parcial e interesada suena poco valiente ya que España tiene un problema no resuelto en el enclave colonial británico en Gibraltar, legítimamente español. Se da además en un marco en que Gran Bretaña decidió tomar distancia de la Unión Europea y humilló de manera muy particular a España y Portugal diagramando un plan de evacuación de ciudadanos británicos jubilados que viven en dichos países para el caso de que éstos colapsen financieramente.