Actualidad – EX JEFE DE LA ROYAL NAVY DEMANDA ENVIAR A MALVINAS UN SUBMARINO NUCLEAR

22.12.2011 20:55

Según el periódico británico Daily Mail, el Reino Unido “está desempolvando” planes de guerra para “defender” las Islas Malvinas.

En respuesta a la decisión de los países del Mercosur que acordaron impedir el ingreso a sus puertos de barcos con banderas de Malvinas, el ex jefe de la Marina Real Británica Alan West urgió al gobierno Londinense a enviar al archipiélago un submarino nuclear, tal como lo habíamos adelantado en nuestro blog anoche.

 

De hecho la presencia de submarinos británicos en el Atlántico Sur no es algo extraordinario, ya que se presume que los mismos entran y salen de la región habitualmente. Algunos afirman que incluso no es infrecuente que los mimos ingresen en aguas del Mar Argentino. La Armada Argentina estaría al tanto de estos sucesos e incluso en al menos una oportunidad habría enviado aviones antisubmarinos Turbo Tracker a registrar la firma acústica de los sumergibles ingleses.

 

El Daily Mail reporta que fuentes de inteligencia aseguraron al ministro de defensa británico Philip Hammond  y al Consejo de Seguridad Nacional que de momento no existe ninguna amenaza creíble a la guarnición británica de las islas por parte de la Armada Argentina o de la Fuerza Aérea Argentina. "Pero si hay una amenaza, haremos preparativos muy rápido. Estamos confiados que los argentinos no pueden atracar nisiquiera un barco pesquero en las islas. Pero es importante demostrar que somos serios acerca de nuestras obligaciones", habría declarado un oficial militar al periódico.

 

Recordamos que como último gran ejercicio del año el Comando de Aviación Naval de la Armada Argentina realizó una extensa lista de adiestramientos en Tierra del Fuego y en el área austral del Mar Argentino, con un importante despliegu de aviones y helicópteros. Incluso se desarrolló un ejercicio anfibio por parte de los tres componentes de la marina de guerra argentina.

 

El Mail publicó una infografía dónde comprara la FFAA argentinas con la guarnición británica en el archipiélago malvinense. La misma está plagada de errores e imprecisiones, al menos en lo que respecta a las fuerzas argentinas.

 

Un portavoz del Ministerio de Defensa habría desmentido que existan planes de un aumento de efectivos militares, ni en equipamiento ni en personal. Sin embargo, el Ministerio de Exteriores mostró su preocupación por un bloqueo que consideran injustificado, añadiendo que el Gran Bretaña mantendrá su determinación de proteger los derechos de los habitantes de las Islas Malvinas. Recordamos que los actuales habitantes de las Islas Malvinas son en buena parte descendientes de los usurpadores británicos. Los mismos no recibieron plenos derechos como ciudadanos del Reino Unido hasta después de la guerra de Malvinas.

 

Por su parte en el periódico británico The Guardian el comentarista Richard Gott admite que el gobierno Londinense fue sorprendido con la guardia baja y reconoce la cohesión que mostró el Merosur. Sugiere que Gran Bretaña debería sentarse a la mesa de negociaciones. En sus apreciaciones parece desconocer la leve recuperación de algunas capacidades operativas por parte de las FFAA argentinas. Sí es obvia para todos los medios la debilidad de la Fuerza Aérea Argentina, aunque parecen ignorar algunos adelantos tecnológicos argentinos en materia de cohetes y misiles de desarrollo nacional. Con su habitual arrogancia los ingleses corren el riesgo de repetir algunos errores.

 

Si bien es de creer que ninguno de los dos países quiere embarcarse en una guerra, sería interesante que el gobierno argentino ordenara alguna discreta demostración de fuerzas y/o alguna igualmente discreta compra de armamento. Es difícil suponer que los británicos abandonen por las buenas los archipiélagos que ocupan en el Atlántico Sur si Argentina no cuenta con medios militares adecuados. Rico en peces, destinos turísticos, petróleo y minerales es un botín apetecible para el Reino Unido.