Actualidad – GRAVE PROVOCACIÓN VERBAL Y MILITAR BRITÁNICA POR MALVINAS

31.01.2012 23:15

En el contexto de una escalada verbal entre los gobiernos de Argentina y Gran Bretaña y a pocas semanas del trigésimo aniversario de la guerra entre ambos países Inglaterra anunció el envío a Sudamérica de un destructor del tipo 45, modelo conocido también como clase Daring.

La Marina Real británica anunció que enviará a Malvinas el HMS Dauntless, presuntamente su buque de guerra más moderno.
 

Ante ese anuncio, el gobierno argentino expresó hoy su rechazo al intento británico de “militarizar un conflicto sobre el que las Naciones Unidas han indicado en numerosas ocasiones que ambas naciones deben resolver en negociaciones bilaterales”.

La información del envío de la nave fue dada por el Ministerio de Defensa británico en un comunicado donde señaló que se trata de un “despliegue de rutina” para reemplazar “otro buque de patrulla” en la zona.


En realidad es un claro acto de provocación. Esperamos que el gobierno argentino responda con serenidad.

En tanto, fuentes de la Armada británica amenazaron afirmando que el envió del buque servirá para que “Argentina tome una pausa y reflexione” sobre su reclamo para que Londres acepte negociar la soberanía del archipiélago en el marco de las resoluciones de la ONU.

 

El buque de guerra más sofisticado de la Marina será enviado a Sudamérica en un gesto que enviaría un mensaje atemorizador a Argentina.

 

Pero la amenaza se hizo extensiva al resto de Sudamérica:

"El Dauntless zarpará hacia las Falklands (por Malvinas) en las próximas semanas armado con una batería de misiles que podrían "eliminar a todos los aviones de caza de Sudamérica, para no mencionar a los de Argentina", de acuerdo a una fuente de la Marina.


Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, William Hague, aseguró que “no hay nada inusual en este despliegue, no refleja un cambio de situación de ningún tipo” y precisó que “continuará este año y todos los años”.

Aunque minimizó el despliegue dijo que el buque era una "nave formidable"

 

Y en un gesto que deja clara su habitual incoherencia y prepotencia añadió que la Armada británica "sabe golpear muy fuerte".

 

El HMS Dauntless,  que supuestamente reemplazará a la fragata HMS Montrose a fines de marzo, es un destructor del tipo 45 que entró en servicio en 2010, transporta misiles antiaéreos de corto a medio alcance Aster 15 y misiles antiaéreos de largo alcance Aster 30. Si bien este tipo de buques están preparados para llevar misiles antibuque AGM-84 Harpoon, hasta donde se sabe el Dauntless será despachado al sur sin ellos.


El diario Daily Telegraph aseguró que el buque que se enviará al Atlántico Sur es el “más avanzado” del mundo en cuanto a equipamiento para repeler ataques de aviones y que “tiene un radar Sampson, que es más avanzado que el que controla el aeropuerto de Heathrow, el principal del Reino Unido.

 
“Puede derribar aviones argentinos en cuanto despeguen de sus bases. Esto dará a Buenos Aires una pausa para la reflexión”, remarcó una fuente naval citada por ese matutino.

Esto en la práctica dista mucho de la realidad. Hasta ahora el único logro del Dauntless fue el derribo de un avión no tripulado subsónico en una prueba cuidadosamente preparada. Se supone que su radar Sampson adolece de numerosos defectos que estarían en vías de resolución.

El 2 de abril próximo se cumplirá el 30 aniversario del inicio de la guerra entre ambos países en la que murieron 649 soldados argentinos, oficialmente 255 militares británicos (se cree que muchos más) y tres isleños. Al parecer Gran Bretaña sigue sedienta de sangre. Y ahora también, y sobre todo, de petróleo.