AVIONES MIRAGE SE SUMARÁN A LA LUCHA CONTRA EL NARCOTRÁFICO EN EL NORTE ARGENTINO

16.02.2012 23:14

Cinco Mirage de un escuadrón de elite de la Fuerza Aérea Argentina llegaron el martes 14 a Santiago del Estero. A bordo de un avión Hércules C130 y un Focker 28 llegó más personal militar, incluidos los técnicos del sistema de armas Mirage con su equipamiento de trabajo.


La FAA seguirá trabajando de manera coordinada con Gendarmería, en el marco del operativo Escudo Norte que tiene por objetivo “incrementar la vigilancia y el control del espacio terrestre, fluvial y aéreo de jurisdicción nacional en las fronteras noreste y noroeste de la REPUBLICA ARGENTINA, así como la aprehensión y la puesta a disposición de las autoridades judiciales de los incursores ilegales”, tal como lo afirma el decreto decreto 296/2011.

 

Estos aviones cumplirán durante un mes la misión de control e intercepción de eventuales vuelos irregulares, en sincronización con los radares de vigilancia de Las Lomitas, Santiago del Estero, Resistencia y Posadas. Las actividades de este despliegue dispuesto por el Ministerio de Defensa son parte del Operativo Escudo Norte del Ministerio de Seguridad.

 

Estas unidades estuvieron en la provincia de Santiago del Estero en el año 2011. Se van alternando con aeronaves Pucará e IA 63 Pampa - productos de la ex Fábrica Militar de Aviones, hoy FAdeA - y con los aviones A-4AR de origen estadounidense, modernizados y puestos a punto en Argentina.

Los Mirage son aparatos supersónicos que dejan una estela característica y los comandos de esas aeronaves son especializados, por lo que necesitan de personal debidamente entrenado para su manejo. Si bien estas aeronaves se encuentran cerca del final de su vida útil, todavía cumplen un rol fundamental en la FAA.

Las aeronaves comenzaron a operar desde el momento de su llegada y su plan de vuelo incluyó un recorrido por varias provincias del norte del país en un tiempo record, para después regresar a su base.

 

Si bien los Mirage no son las aeronaves ideales para operar en contexto del vuelo ilegal de avionetas y otros aparatos usados para el tráfico ilegal a través de la frontera, cumplen adecuadamente con un importante rol de disuasión. Además los pilotos tienen oportunidad de seguir adquiriendo experiencia de vuelo con la ventaja adicional de tener que hacerlo en  situaciones de alerta reales.  

Con anterioridad a la llegada de este sistema de armas el gobernador de la provincia, Gerardo Zamora, había recibido a principios de febrero a autoridades de la Fuerza Aérea Argentina. En el encuentro estuvieron presentes el comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier Marcelo Ayerdi y el brigadier Juan Biasi, entre otros.

 
En esa reunión los oficiales explicaron que se incorporarían al Escudo Norte cinco aviones Mirage y destacaron que para eso se necesitaba una mayor infraestructura, a fin de evitar deterioros en las aeronaves a consecuencia de las inclemencias climáticas, aspecto que también fue abordado durante el encuentro. Zamora expresó que la provincia colaboraría en todo lo que fuera necesario.

 

La máxima autoridad provincial está facilitando la tarea de la Fuerza Aérea. Se tiene previsto construir las estructuras necesarias. La sociedad del norte argentino en general se mostró muy satisfecha por la presencia, no del todo usual, de las aeronaves Mirage en esa zona del país.