BUZOS BRITÁNICOS DEL HMS ATHERSTONE COMENZARON EL NUEVO AÑO ENTRENANDO

04.01.2013 12:09

 

El barreminas y cazaminas de la clase Hunt de la Royal Navy HMS Atherstone recibió el año nuevo entrenando en la zona del Golfo Pérsico. Su equipo de buzos hizo estallar explosivos plásticos viejos y sus artilleros hicieron ejercicios de tiro.

 

Los explosivos plásticos que se hicieron detonar estaban guardados a  bordo del RFA Cardigan Bay, un buque de asalto anfibio de la Real Flota Auxiliar, que cumple funciones de nave nodriza de los cuatro cazaminas británicos desplegados en el Golfo pérsico. La eliminación de artefactos explosivos es una de las tareas fundamentales de los buzos que se encuentran a bordo de los cazaminas británicos.

 

Los buzos prepararon un flotador que fue dispuesto de forma que los explosivos quedaran a unos diez metros debajo del agua. Después colocaron una mecha de seguridad de cinco minutos, al término de los cuales se produjo la explosión, no antes de que los buzos se alejaran de la zona en una embarcación menor. El procedimiento utilizado fue similar a los empleados para eliminar minas marítimas flotantes.

 

La Royal Navy tienen dos clases diferentes de naves capaces de hacerse cargo de la lucha contra las minas marítimas; éstas son los barreminas clase Hunt y las unidades clase Sandown. A diferencia de los Sandown que son cazaminas, en el momento de su construcción los clase Hunt combinaban las características de barreminas y cazaminas, aunque en modificaciones posteriores a su entrada en servicio se les habría quitado (al menos en parte) el equipo propio de los barreminas. Tienen 60 metros de longitud y un desplazamiento de 762 toneladas. Están construidos en plástico reforzado con vidrio.

 

En caso de necesidad los Hunt pueden cumplir roles de patrullado.