Ejercicios - OPERATIVO "CENTOLLA" DEL COAN

10.12.2011 19:28

Cuando se habla de una fuerza cuyos componentes están tan bien integrados entre si como lo están los de la Armada Argentina es difícil hablar de un ejercicio de su Comando de Aviación Naval (COAN) como si se hablara de un adiestramiento exclusivo de sus aeronaves y sus equipos auxiliares. El operativo Centolla del COAN constó de diversas actividades que involucraron también a fuerzas de la Infantería de Marina y a unidades de superficie. Contó también con el apoyo de la Fuerza Aérea Argentina y del Ejército Argentino. Una de las actividades fue un ejercicio combinado con la Armada de Chile.

 

El operativo Centolla tuvo lugar a fines de noviembre y duró trece días. El grupo de operaciones estuvo compuesto por las escuadrillas aeronavales de Caza y Ataque, de Exploración, Antisubmarina, de Transporte y de Helicópteros que se desplegaron en Tierra del Fuego. También participó la Escuela de Aviación Naval con aviones Turbo Mentor como parte del adiestramiento final del Curso de Aviadores Militares Conjunto que se dicta en la Escuela de Aviación Naval, con instructores de la Armada y la Fuerza Aérea Argentina. 

 

El operativo dio la oportunidad a la Fuerza de Infantería de Marina Austral (FAIA) de realizar operaciones helitransportadas. También se realizaron prácticas de apoyo aéreo cercano con aviones Super Etendard y Turbo Mentor, lo que permitió la evaluación final del personal recientemente egresado del curso de controladores de apoyo aéreo cercano. 

 

Con la participación de unidades de la Agrupación de Lanchas Rápidas, de la Aviación Naval y de la Infantería de Marina se desarrolló en Ushuaia el ejercicio Yámana VII. La ejercitación fue básicamente una operación de desembarco anfibio. El COAN participó con helicópteros Fennec y Sea King y con aviones Super Etendard. Se realizaron ejercicios de ataque a unidades de superficie, ataques aeronavales y ejercicios de evacuación de heridos. 

 

Otra fase del Centolla fue un operativo en búsqueda y rescate en combate (CSAR) del cual participaron unidades de todas las escuadrillas aeronavales. Durante la ejercitación se simuló el rescate de una persona abatida en territorio enemigo durante una situación de conflicto.
 

Un P-3B Orión llevaba a bordo al oficial en comando táctico que tenía a su cargo el desarrollo ejercicio. Esta aeronave se mantuvo orbitando en altura en terreno propio, ejerciendo el control durante el desarrollo de la misión. Posteriormente, entró en acción un avión S-2T Turbo Tracker que simuló ser un enemigo en busca de la tripulación derribada para atacarla. Seguidamente, despegó una sección de SUEs, que tuvo la responsabilidad de destruir un radar enemigo para que las aeronaves de rescate pudieran ingresar en la zona de operaciones sin ser detectadas. Luego, simularon la intercepción y derribamiento de la aeronave enemiga. 


Una vez obtenida la superioridad aérea una aeronave Pilatus Porter efectuó la localización y autenticación de los sobrevivientes. Se lanzaron dos paracaidistas de rescate para verificar su estado de salud. 

 

A continuación, despegó el grupo de helicópteros de rescate integrado por un Sea King y un Fennec. El Fennec cumplió la función de escolta artillada. Una fracción de infantes de Marina tuvo la misión de defender al helicóptero de rescate. Una vez recuperado el piloto y con todas las unidades nuevamente en la Base Aeronaval Río Grande, se dio por finalizado el ejercicio. 

 

Dentro de las actividades desarrolladas en el marco del operativo Centolla también se llevó a cabo un vuelo de monitoreo en el sector de la Península Antártica Argentina con un avión Orion P-3. La aeronave despegó desde el aeropuerto internacional Islas Malvinas de Ushuaia para emprender un vuelo durante el cual se recorrieron más de 1800 millas náuticas. 

 

Con este adiestramiento tan provechoso el COAN mostró su capacidad de operar en forma integrada con otros componentes de la ARA y de forma conjunta de la FAA y del EA, que colaboraron con la aviación naval. Lo hizo en un ambiente meteorológico muy particular, como lo es el de Tierra del Fuego reafirmando su capacidad de operación en las condiciones rigurosas del sur del país. Capitalizó eficientemente las experiencias dando muestras de que es un componente imprescindible de la ARA, listo para cumplir con su deber, aún cuando sus medios no sean los óptimos