Ejercicios - EN EJERCICIO INTEGRADO LA ARMADA ARGENTINA LANZÓ MISIL RBS-70

17.12.2011 15:55

El ejercicio se desarrolló en la mañana del jueves 15 a bordo del transporte multipropósito ARA “Punta Alta”. Del ejercicio de lanzamiento de combate participó personal del Batallón Antiaéreo con apoyo del Servicio de Análisis Operativo, Armas y Guerra Electrónica, el transporte multipropósito ARA “Punta Alta” y un helicóptero Sea King.

 

A cargo de la operación de lanzamiento del misil RBS-70 estuvo el comandante del Batallón Antiaéreo, capitán de corbeta Gastón Marcelo Rodríguez, mientras la unidad de superficie que brindó su apoyo a la operación fue el transporte multipropósito ARA “Punta Alta”, al mando del capitán de corbeta Crisanto Diego González.

“Se trata de un ejercicio en técnicas que tiene por protagonista al apuntador del misil, que fue elegido por haber obtenido el mayor puntaje al momento de la culminación de un ciclo de adiestramiento de tres años de extensión. En este caso, fue el cabo primero Walter Hoyos”, explicitó el capitán Rodríguez.

A las 10 de la mañana, acompañado por otros dos apuntadores, Hoyos disparó el misil teniendo por objetivo un blanco lanzado en paracaídas desde el helicóptero Sea King, armado con tres tambores de una capacidad de 200 litros y a una distancia aproximada de 3 mil metros.

“El ejercicio fue muy satisfactorio porque cumplimos con los objetivos de adiestramiento de los apuntadores y de una operación integrada con distintos componentes de la Armada”, dijo el comandante del Batallón Antiaéreo.

El capitán de corbeta agregó que fue un trabajo muy intenso, en el que se contó con personal del batallón desplegado en tierra, para cumplir con las condiciones de seguridad y apoyo que se necesitan en este tipo de operaciones. “Es un orgullo haber podido realizar esta actividad contando con la mayor voluntad tanto de nuestra dotación como de todo el personal involucrado”, destacó.

El RBS 70 es un sistema antiaéreo portátil o MANPADS (por su sigla en inglés) guiado por láser. Es un misil de corto alcance. El operador recibe instrucciones sobre la posición del objetivo del SLT (terminal de control de combate) que es del tamaño de una computadora portátil. El SLT a su vez recibe la información por una emisión de radio codificada hecha por cualquier estación de radar (PS 90, PS 70) o alguna otra fuente. Cuando el objetivo ha sido adquirido por el operador, éste quita el seguro que enciende el láser principal y envía una señal de identificación amiga (IFF) que de ser positiva hace imposible el disparo. Cuando el operador dispara el misil se monta sobre el rayo láser. El apuntador debe mantener el láser sobre el blanco. Esto hace que el operador necesite mucho entrenamiento. Si el misil es dirigido en un radio de 30 m dentro del objetivo, tiene una eficacia del 95 %. El entrenamiento se hace en su mayor parte con simuladores, por obvias razones de costos. De todos modos el disparo de misiles reales es una parte imprescindible del entrenamiento.

 

El RBS 70 ha sido constantemente actualizado y mejorado. Las primeras versiones (Mk 0) tenían poco alcance y una capacidad destructora limitada pero estas carencias fueron subsanadas en versiones posteriores, las Mk 1 y MK2, con un alcance de 5.000-6.000 m y un techo de 3.000 m. En el 2003 fue introducido el sistema Bolide. []El misil BOLIDE es una versión mejorada del RBS 70 Mk 2 con una velocidad de Mach 2 contra le Mach 1.6 de los Mk 0 y 1, un alcance de hasta 8 kilómetros y un techo de 5.000 m. El BOLIDE tiene también una nueva ojiva de carga hueca con una cubierta prefragmentada. Una espoleta de proximidad adaptable le da plena eficacia contra una variedad más amplia de objetivos. La nueva electrónica reprogramable le da la posibilidad de interceptar misiles crucero y vehículos aéreos no tripulados (UAVs).