Ejercicios - SE DESARROLLA EL EJERCICIO COMBINADO ARPA I

20.12.2011 22:10

Las fuerzas aéreas de Argentina y Paraguay iniciaron ayer 19 de diciembre un ejercicio combinado de vigilancia y control del tránsito de aeronaves en la zona fronteriza que comparten ambos países, donde habitualmente se registran vuelos ilegales que cometen ilícitos, como el contrabando y el tráfico de drogas. Se trata de la ejercitación “Arpa I”, de la que participan medios aéreos y terrestres de ambas aeronáuticas militares, se informó oficialmente.

 

Las tareas se iniciaron con una reunión inicial (Briefing) en el Centro de Vigilancia Aeroespacial de Resistencia (CHACO – ARGENTINA) de la cual participaron todos los responsables de la ejecución del Ejercicio ARPA I. Aeronaves Cessna, Seneca, Dakota y Fokker F-27 de la FFA simulan tránsitos aéreos irregulares. A lo largo de las jornadas y hasta el viernes 23 la información obtenida en los sensores de los radares de Resistencia y de la ciudad misionera de Posadas será coordinada y transferida entre los centros de control de ambos países, para que los aviones IA-58 Pucará de la FAA y EMB-312 Tucano de la Fuerza Aérea Paraguaya cumplan tareas de interceptación.

 

A lo largo del ejercicio se realizarán coordinaciones y transferencia de información de los tránsitos aéreos irregulares simulados, con el propósito de establecer procedimientos que permitan la mejor ejecución de las operaciones de vigilancia y control del espacio aéreo en la zona de frontera de ambos países.

 

La reunión final (Debriefing) tendrá lugar en el aeródromo de Capitán Miranda, donde se localizará el Centro de Información y Control, en la ciudad de Encarnación, Paraguay.

 

Este adiestramiento está relacionado con los acuerdos de cooperación mutua firmados por los Ministerios de Defensa de ambas naciones, para el control del tránsito de aeronaves presuntamente comprometidas en actividades irregulares.

 

Con anterioridad a este ejercicio combinado, a mediados de noviembre, la Fuerza Aérea Paraguaya (FAP) realizó prácticas que incluyeron tiro real contra vuelos irregulares simulados, a unos 50 kilómetros de Mariscal Estigarribia, en la zona de Teniente Picco.

Los entrenamientos se realizaron con cuatro aviones 327 Tucano de la FAP. Según el teniente coronel Juan Benítez, comandante del Grupo Aerotáctico, un avión Tucano lanzaba al aire un pedazo de tela y otros aviones armados con ametralladoras calibre 7,62 realizaban los disparos, simulando que se trataba de un avión que en forma ilegal entraba al espacio aéreo paraguayo.
 

“Cuando esos aviones entran, nosotros debemos saber cómo acercarnos, identificar y, si es necesario, hacer el disparo intimidatorio” señaló Benítez. Indicó que también suelen hacerse ejercicios con la Fuerza Aérea Brasileña (FAB).