EL HMS VIGILANT VUELVE A CLYDE DESPUÉS DE SOMETERSE AL PERÍODO PROLONGADO DE REVISIÓN

26.06.2012 18:02

El SSBN de la Royal Navy HMS Vigilant, regresó recientemente a su base, Clyde, en Escocia después de un reacondicionamiento general que insumió tres años y varios millones de libras, según informó la Marina Real británica.

 

El costo del reacondicionamiento del Vigilant superó los 300 millones de libras. Los trabajos fueron llevados a cabo por un equipo de unos 2.000 expertos de la Royal Navy, el Ministerio de Defensa británico y la empresa Babcock, e insumieron 2,3 millones de horas hombre.

 

El buque, uno de los cuatro submarinos de la clase Vanguard del Reino Unido, fue entregado oficialmente de regreso a la marina de guerra inglesa para su uso operacional, el jueves 21 de junio.

 

Las tareas, conocidas como Long Overhaul Period (Refuel) o Período Prolongado de Revisión (Reabastecimiento de Combustible), se llevaron a cabo en el astillero Devonport Dockyard en Plymouth.

 

Los trabajos realizados incluyeron la instalación de equipos mejorados de armas estratégicas y la integración de los sistemas de comando de armas tácticas del submarino.

 

También se instaló un nuevo núcleo del reactor - que proporciona la energía para la nave de 15.000 toneladas – lo que significa que el HMS Vigilant será capaz de funcionar hasta el final de su vida operativa sin tener que repostar de nuevo.

 

Los trabajos sobre el Vigilant se iniciaron en el otoño del 2008, con el cambio del núcleo terminado en noviembre de 2010. Desde entonces el buque ha sido objeto de una minuciosa evaluación y de pruebas de mar.

 

Ahora el HMS Vigilant completará los preparativos finales para las operaciones de demostración, durante las cuales disparará un misil Trident de prueba en el polígono de pruebas de EEUU, antes de volver al ciclo operacional de Patrulla de Disuasión.

 

Los cuatro submarinos de la clase de Vanguard se basan en Clyde. Cada uno tiene 16 tubos de misiles y están armados con misiles nucleares Trident.

 

Entre tanto y después de 11 años de proveer al Reino Unido de poder de disuasión estratégica, el HMS Vengeance será el último de los submarinos de la clase Vanguard en someterse al Long Overhaul Period (Refuel).