EL MINISTERIO DE DEFENSA BRITÁNICO PRESENTÓ EL NUEVO DISEÑO DE LAS FUTURAS FRAGATAS TIPO 26

20.08.2012 20:42

 

El Ministerio de Defensa (MoD) británico dio a conocer hoy el más reciente diseño de la próxima generación de fragatas de la Royal Navy, es decir las Tipo 26.

 

Las imágenes dadas a conocer muestran la especificación básica de las Tipo 26, conocidas como Global Combat Ship (GCS, por su siglas en inglés - Buque de Combate Global).

 

Está previsto que estos buques de guerra para misiones múltiples entren en servicio después del 2020. Desde el 2010, el Ministerio de Defensa ha estado trabajando con BAE Systems para determinar las capacidades básicas de las naves y el diseño de referencia. Ahora que ha sido aprobado, el programa puede pasar a la siguiente parte de la fase de evaluación, la cual examinará las especificaciones detalladas de los buques.

 

Las Tipo 26 tendrán una longitud de unos 148m de longitud y un desplazamiento inusualmente grande para una fragata. El desplazamiento estándar (peso del buque sin la carga) será de unas 5.400 toneladas, aunque queda alguna duda sobre este último dato.

 

Las fragatas tendrán silos verticales de misiles capaces de albergar una gran variedad de armas, un cañón de calibre mediano; un hangar para acomodar  - en principio - un helicóptero Merlin o Wildcat y un Espacio de Misión Flexible para vehículos no tripulados, aéreos, de superficie y submarinos o botes adicionales. También contarán con los sensores más avanzados disponibles para la flota.

 

Si bien la cifra de unidades a ser adquiridas por la Marina Real todavía no está confirmada, el MoD tendría la intención de comprar unas trece naves. Así las Tipo 26 sustituirían a las Tipo 23 en un esquema de una por una.

 

Aquí es donde surgen las mayores dudas. Todo parece indicar que tanto el MoD como la Royal Navy se inclinaron por un buque de alta calidad. Sin embargo, como el número de fragatas a construir no será confirmado hasta después de la decisión de inversión principal, muchos analistas de primer nivel prevén que con estas fragatas podría pasar lo mismo que con los destructores Tipo 45. Recordamos que la intención inicial era construir 12 destructores, que luego ese número se redujo a ocho y que finalmente terminaron construyéndose seis.

 

En este momento la Marina Real está operando al límite de sus capacidades en lo que respecta a buques de escolta. Hoy existe una duda generalizada de que con el diseño presentado puedan construirse trece unidades de las nuevas fragatas. Eso generaría diversos problemas. La Royal Navy tiene múltiples compromisos a nivel mundial que hoy por hoy cumple con dificultad. Una mayor reducción de unidades agravaría la situación.

 

Un número reducido de buques de escolta también presentaría un problema mayúsculo en un escenario similar al de la Guerra de Malvinas. Aun con un número relativamente pequeño de naves hundidas o inutilizadas, no habría un margen real para reponer las mismas. 

 

Finalmente el alto costo de una fragata como la presentada, presentaría dificultades en el momento de tratar de exportarla. Eso acrecentaría aún más el costo por unidad, con lo que se generaría un círculo vicioso. Si bien es previsible que las futuras Tipo 26 sean unidades capaces, adaptables y flexibles, un buque sólo puede estar en un lugar a la vez. Eso es una obviedad que algunos no quieren escuchar aun cuando muchos la están gritando a viva voz.