“ES UN EXOCET A LA CONSTRUCCIÓN NAVAL DEL REINO UNIDO”

24.02.2012 18:18

Al menos uno de los nuevos buques tanque del Reino Unido pedidos para la Flota Real Auxiliar pudo haber sido construido en el Reino Unido si el contrato se hubiera adjudicado a una empresa de construcción naval italiana.

Giuseppe Bono, CEO de la firma italiana de construcciones navales Fincantieri, escribió al secretario de Defensa, Philip Hammond, anunciando que la empresa había iniciado conversaciones con BAE Systems para construir el segundo de los cuatro buques de reabastecimiento en el Reino Unido.

Las discusiones fueron a "nivel ejecutivo" y obtuvieron el apoyo de BAE "sujeto a la aprobación del Ministerio de Defensa", de acuerdo con la carta, de fecha 21 de febrero.

El gigante de la ingeniería con sede en Trieste, también garantizaba que al menos el 35 por ciento de todo el trabajo en los cuatro buques se llevaría a cabo en Gran Bretaña, protegiendo el empleo y las habilidades e inyectando dinero en la industria en declive.

 

Bono también se ofreció a hablar de "más trabajo compartido para que coincida con la disponibilidad de capacidad", lo que sugiere que la empresa italiana estaba dispuesta a entregar más trabajo a empresas del Reino Unido.


Sin embargo, el Ministerio de Defensa eligió a Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering para el acuerdo por 452 millones de libras, que fue anunciado el miércoles.


Esto fue a pesar de la firma surcoreana colocará sólo el 20 por ciento del trabajo en este país.


El ministro de Equipos para la Defensa, Peter Luff, trató de justificar la decisión afirmando: "No construimos los buques tanque en el Reino Unido”.

 
Pero la carta a Hammond de Giuseppe Bono, director ejecutivo de Fincantieri, sugiere que esto es incorrecto.

 

Explicó que ejecutivos de la firma de defensa británica BAE Systems habían acordado construir el segundo de los cuatro buques tanque en uno de sus astilleros. BAE confirmó ayer que tenía la capacidad de construirlo. Si Fincantieri hubiera ganado la licitación, esto hubiera representado que millones de libras fueran a fortalecer a la declinante industria de la construcción naval del Reino Unido.
 

La firma italiana, que recientemente ha construido dos buques para la Armada de la India, dijo que había "establecido relaciones” con una serie de empresas británicas  y añadió: "Queremos seguir buscando activamente nuevas oportunidades de cooperación en el Reino Unido."
 

Bono dijo: "Considero que es de suma importancia construir los buques tanque en Europa, en aras de la preservación de las habilidades complejas de la construcción naval en la UE."

 

Asimismo, instó el señor Hammond a considerar la "gran relación militar estratégica" entre el Reino Unido e Italia durante los recientes conflictos en Libia y Afganistán.


La carta plantea nuevas preguntas sobre el acuerdo con Daewoo para construir los buques tanque 650 pies, los cuales serán utilizados por la Flota Real Auxiliar para repostar buques de la Marina Real y helicópteros de la RAF en operaciones.


Fuentes cercanas al señor Luff dijeron que la oferta de Fincantieri fue 50 por ciento más cara que la de Daewoo.

 

Pero el costo planteado por Luff no tuvo en cuenta los puestos de trabajo que serían salvaguardados en el Reino Unido ni las enormes sumas de dinero que serían pagadas en impuestos de la UE.

 

La diputada laborista, Alison Seabeck, dijo: "Esta es otra bofetada en la cara a la industria británica. El Gobierno debe responder algunas preguntas después de haber otorgado un contrato a una empresa coreana que se ha propuesto llevar a cabo menos trabajo en Gran Bretaña que su rival europeo.”

 

Jim Moohan, Presidente de la Confederación de la Construcción Naval y los Sindicatos de Ingeniería, y Organizador Principal de GMB declaró: "La decisión de Philip Hammond, secretario de Defensa, de entregar el trabajo del ministerio de Defensa a Corea mediante el nombramiento de Daewoo como el oferente preferido, la cual en la década de 1960 y del ‘70 diezmó la construcción naval del Reino Unido, tiempo durante el cual perdimos unos 50.000 empleos, es absolutamente sorprendente e indignante y debe ser revertida.”
 
“Que el gobierno considere conveniente hacer esto después del tiempo y esfuerzo invertido en los últimos 10 años para estabilizar la construcción naval del Reino Unido… es absolutamente sorprendente e indignante.”

 

“El Programa de Destructores Tipo 45 y de Portaaviones, garantiza seguridad en el empleo y el sostenimiento del Programa de Empleo en el largo plazo. El proyecto MARTE (los cuatro buques tanque)… fue considerado durante años como una opción para tapar cualquier brecha provocada por cualquier desaceleración en el presente…”


“Esto ahora… ha puesto en peligro la seguridad a largo plazo de la construcción naval del Reino Unido. … Es un Exocet a la construcción naval del Reino Unido.”