HELICÓPTEROS RUSOS PARA LA FUERZA AÉREA ARGENTINA

09.12.2011 22:26

El 25 de noviembre llegaron al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini de la localidad de Ezeiza a bordo de un avión Antonov An-124 de la aerolínea rusa Volga Denpr dos helicópteros de fabricación rusa adquiridos para la FAA.

 
El contrato entre el Ministerio de Defensa de la Argentina y la SA Rosoboronexport fue suscripto a fines de agosto de 2010. El mismo también contempla el adiestramiento de los pilotos y especialistas técnicos argentinos. Los helicópteros fueron matriculados H-94 y H-95 y presentan un esquema de pintura de alta visibilidad ya que realizarán misiones de apoyo a las bases del Continente Antártico. Desde que los CH-47 Chinook de la FAA fueron desprogramados hacia fines de los '90, Argentina no contaba con helicópteros capaces de operar en esas latitudes. También serán utilizados para el cumplimiento de tareas de búsqueda y rescate.

 

Los Mi-171E que equipan desde ahora a la Fuerza Aérea Argentina son aeronaves de transporte y rescate con capacidad para llevar hasta 26 pasajeros sobre butacas, o hasta cinco toneladas en carga externa; poseen flotadores para amerizajes en emergencia, grúa de carga y tanques suplementarios para operaciones de largo alcance. El radio de vuelo en su versión estándar es de 610 kilómetros (en la variante argentina es el doble), con una velocidad de 250 kilómetros por hora.

 

Cabe señalar que los Mil Mi-17 son la versión mejorada de los Mil Mi-8, helicópteros que en conjunto llevan vendidos más de 12.000 ejemplares a más de 60 países en el mundo. En nuestra región son utilizados por las fuerzas aéreas de Colombia, Ecuador, México, Nicaragua, Perú y Venezuela. La Fuerza Aérea de Chile, por su parte está interesada en una variante de estos aparatos.

 

Rusia le ha dado importancia a la venta de 2 helicópteros a la Fuerza Aérea Argentina, probablemente imaginando nuevas ventas de equipamiento en un futuro próximo. De hecho hay otros 3 Mi-171 encargados, aunque no hay coincidencia entre las fuentes sobre si ya hay un acuerdo definitivo al respecto. Algunos analistas argentinos afirman que las compras se podrían extender a otras áreas de armamento y equipamiento militar.  Según el embajador ruso Víktor Koronelli, la entrega realizada de los helicópteros tiene para los argentinos un significado especial. “La Fuerza Aérea Argentina hace ya varias décadas que no compraba nuevos equipos. Ahora esta pausa ha concluido. Estoy convencido de que nuestros helicópteros se recomendarán de la mejor forma”, afirmó. Estas dos aeronaves son virtualmente los únicos helicópteros pesados en estado operativo que tienen las Fuerzas Armadas argentinas.