LA MARINA DE BRASIL DESAROLLA EL TROPICALEX 2012

25.07.2012 16:22

 

Desde el 23 de julio se está llevando a cabo el ejercicio TROPICALEX 2012 de la Marina de Brasil. El ejercicio se prolongará hasta el sábado 4 de agosto y se está desarrollando en el área marítima comprendida entre la ciudad de Río de Janeiro, en el estado homónimo, y la ciudad de Salvador de Bahía, en el estado de Bahía.

 

Además de medios navales y aeronavales participan 2 aviones AF-1 Skyhawk y un P-3AM de la Fuerza Aérea del país amazónico.


Se llevarán a cabo ejercicios antisubmarinos, de apoyo logístico móvil, acciones de superficie, maniobras aéreas y acciones de guerra electrónica. También se efectuarán patrullas en la región de la base petrolífera de Campos.

 
Las naves participantes son: de las fragatas clase Niterói, la Niterói y la Independência y del tipo 22, las Greenhalgh y Bosísio. También son de la partida el buque tanque Almirante Gastão Moreira, las corbetas Barroso y Caboclo, el submarino Tamoio, los patrulleros Guarujá y Gravataí, el remolcador Almirante Guillobel, los barreminas Albardão e Anhatomirim y lanchas de la Capitanía de Puertos de Río de Janeiro.

 

Además participan tres helicópteros Super Lynx (AH-11A), dos Esquilo (UH12) y un Super Puma (UH-14) de la Marina.

 

Además de la ejercitación en sí, el TROPICALEX tiene la finalidad de garantizar la presencia de las fuerzas navales en aguas de jurisdicción brasileña. Brasil tiene un litoral de cerca de ocho mil kilómetros y una zona económica exclusiva de aproximadamente 3,6 millones de kilómetros cuadrados.

 

La llamada Amazonia Azul podrá llegar en breve a los 4,5 millones de km2, cuando la propuesta de extensión de la plataforma continental hecha por Brasil sea reconocida íntegramente por la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC), una agencia de la Convención de las Naciones Unidas para el Derecho del Mar.

Brasil tiene intereses muy importantes en su mar territorial ya que aproximadamente el 95% de su comercio exterior pasa por la Amazonia Azul. Además en ella hay grandes reservas de petróleo y gas y una vasta biodiversidad marina. Brasil está preparándose para defenderlas. Al menos en cuanto a su tamaño, la Marina de Brasil es la mayor marina de guerra de América Latina.