Regionales - NUEVOS BUQUES PATRULLEROS PARA BRASIL

11.01.2012 19:10

La Marina de Brasil firmó un contrato por valor de £ 133 millones con BAE Systems para el suministro de tres buques oceánicos de patrulla y servicios auxiliares de apoyo. El contrato también contiene una licencia de fabricación para permitir que hasta 5 barcos más de la misma clase puedan ser construidos en Brasil.


Los tres buques de 90 metros, originalmente construidos para el Gobierno de Trinidad y Tobago, dotarán a la Marina de Brasil de una mayor capacidad marítima en el corto plazo, en espera de la adquisición de futuros buques dentro de su programa PROSUPER (actual plan de adquisiciones de buques de superficie de Brasil). Las dos primeras naves serán entregadas en el 2012 y la tercera a principios de 2013.

 

Brasil desembolsará cerca de 134 millones de libras esterlinas, unos 24 millones menos que el precio original. La suma incluye paquetes de municiones, entrenamiento, repuestos y documentación. Se trata prácticamente de la primera compra de navíos oceánicos extranjeros  nuevos en las últimas décadas, y existe la opción de ensamblar otros cinco navíos de similares características en territorio brasileño.

 

Las naves fueron construidas originalmente por BAE Systems. El primer buque fue construido en las instalaciones de BAE Systems, Portsmouth y los otros dos en su astillero en el Clyde.

 

Estos buques, de unas 2.000 toneladas cuentan con una cubierta para helicópteros pero no poseen hangar. Su velocidad máxima es mayor a los 25 nudos (unos 45 kilómetros/hora), proporcionada por dos motores diesel MAN, que mueven dos ejes separados. A 12 nudos, su autonomía supera las 5.500 millas náuticas. Su sensor principal a un radar Terma Scanter 4100 en banda X.

 

Las naves también poseen un bote inflable rígido o dos y son ideales para llevar a cabo funciones de seguridad marítima en las aguas territoriales de Brasil. Están diseñadas para dar cabida a una tripulación de hasta el 70 marineros y un adicional de 50 soldados o pasajeros embarcados y cuentan con un amplio espacio para el almacenamiento de contenedores si no se usa la cubierta de vuelo del helicóptero. Los buques también son útiles para la búsqueda y rescate y las operaciones de socorro

Su armamento principal está constituido por un cañón de popa de 30 mm (que posiblemente sería reemplazado por uno de 76 mm) complementado por dos de 20 mm, junto a un par ametralladoras de 12,7 mm. Los buques ya habían sido ofrecidos a Brasil durante el año pasado.

 

Por otra parte trascendió que la Dirección de Ingeniería Naval de la Marina de Brasil, tras una licitación pública, acordó con el astillero EISA situado en la región de Bancarios de Río de Janeiro, el montaje de otra unidad de patrulleros de aguas jurisdiccionales de 500 toneladas, denominados Macaé, La primera unidad se construyó entre el  2006 y el 2009 en INACE, en la ciudad de Fortaleza, a partir de un proyecto de la firma naviera francesa CMN, llamado Vigilante 400 CL 54. Se trata de los primeros patrulleros construidos en Brasil que cuentan con una terminal táctica inteligente y su propulsión diesel es gestionada digitalmente por un sistema de control y monitorización, ambos desarrollados en Brasil. La nueva serie tendrá modificaciones respecto a los primeros navíos, de manera que la próxima unidad será el prototipo y el estándar para las siguientes 20 que vendrán en los próximos cinco años.