RUSIA RESPONDIÓ A LA OTAN CON LA PRUEBA DE UN NUEVO MISIL BALÍSTICO

25.05.2012 14:48

 

Rusia probó con éxito un nuevo misil balístico intercontinental (ICBM), tan secreto que no tiene nombre, según informó el Ministerio de Defensa de ese país. La prueba tuvo lugar después que la OTAN afirmara que el escudo antimisiles europeo alcanzó la "capacidad provisional de funcionamiento".

 

Moscú acusó a la OTAN de tratar de debilitar su fuerza de disuasión nuclear, pero la alianza dice que el escudo está dirigido a estados potencialmente hostiles tales como Irán.

 

Muchos europeos dicen que, teniendo Israel sus propias armas nucleares, el contrapeso para esa amenaza ya existe.

 

Sea como fuere, un lanzador móvil ruso ubicado en el campo de pruebas de Plesetsk, disparó el nuevo misil a las 06:15 GMT del miércoles. La ojiva habría caído, tal como estaba previsto, en el campo de pruebas de Kura en Kamchatka.

 

Una fuente militar rusa afirmó que el nuevo misil balístico intercontinental utiliza un "nuevo tipo de combustible que ayuda a reducir el tiempo requerido para operar los propulsores en la fase activa de la trayectoria del cohete". Eso lo haría más difícil de detectar y más fácil de maniobrar. El arma también cuenta con cabezas individuales que pueden cambiar el rumbo para evitar ser derribadas.

 

"Esta es una de las respuestas... que están siendo adoptadas por el liderazgo político y militar de Rusia en respuesta al despliegue por parte de EEUU de un sistema antimisiles global", dijo el ex director de las fuerzas estratégicas Viktor Yesin.

 

Mientras la OTAN afirma que el escudo está destinado a proteger a sus miembros de un misil disparado por un estado hostil - en lo que la mayoría considera una alusión a Irán - Rusia sostiene que el escudo altera el equilibrio militar.

 

Entre tanto esta semana Gran Bretaña anunció que se concedieron contratos por valor de 347 millones de libras a empresas del Reino Unido para empezar a trabajar en el diseño de los sucesores de los submarinos nucleares Vanguard.

 

Por otra parte estos días trascendió que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de Norteamérica tiene previsto mantener y modernizar sus misiles balísticos intercontinentales Minuteman III y extender la vida del ALCM (misil crucero lanzado desde el aire), entre otras medidas en materia de armamento nuclear.