Blog

EN EL 2012 EL EJÉRCITO ARGENTINO RECIBIRÁ LANZADORES MÚLTIPLES CP-30

16.02.2012 11:12

El Grupo de Artillería de Sistemas de Lanzadores Múltiples 601, unidad del Ejército Argentino creada hace un año, recibirá en el transcurso del 2012 cuatro lanzadores múltiples CP-30. La unidad hará una evaluación técnica y operacional de los mismos. Este grupo de artillería ya cuenta con cuatro sistemas de lanzamiento de cohetes Pampero.

 

El CP-30 fue elaborado mediante un convenio suscrito por la Dirección General de Fabricaciones Militares (DGFM), perteneciente al Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios y el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF), perteneciente al Ministerio de Defensa.

 

El Sistema Lanzacohetes Múltiple (SLM) CP-30 consiste en un sistema de arma de saturación superficie-superficie para la neutralización de objetivos como fuerzas blindadas, motorizadas, puestos de comando, pistas de aterrizaje, instalaciones logísticas y otros. También puede cumplir funciones de contrabatería.

 

El sistema lanzador, que fue desarrollado íntegramente por el CITEDEF con el apoyo del Ejército, puede disparar cohetes CP-30 de 127mm, los cohetes Pampero de 105mm (agregando sabots entre los cohetes y el tubo lanzador) y los SAPBA de 127mm). Cuenta con tres módulos, cada uno con capacidad para nueve cohetes. Los tres módulos están montados sobre un camión 6x6.

 

El sistema cuenta con una computadora de tiro, un posicionador satelital y un sistema automático de nivelación, además de su correspondiente dirección de tiro. El alcance máximo del mismo es de unos 30 kilómetros. Este sistema cuenta con capacidad de recarga en corto tiempo y con poco personal de servicio afectado (tres efectivos).

 

Este sistema puede disparar un cohete cada medio segundo desde cualquier módulo, pudiendo ser lanzada la salva de 27 cohetes en un tiempo inferior a los 15 segundos. El Sistema Lanzacohetes Múltiple tiene la movilidad y rapidez de un vehículo todo-terreno, pudiendo ocupar posición, apuntar y disparar en contados minutos y, en segundos, dejar la posición para evitar los efectos del fuego contrario.

 

Como ya hemos dicho el Grupo de Artillería de Sistemas de Lanzadores Múltiples 601 ya cuenta con cuatro sistemas de lanzamiento de cohetes Pampero. El calibre del SLAM Pampero es de 105 mm y tiene 16 bocas de fuego. Va montado sobre un camión ligero UNIMOG.

 

El SLAM Pampero fue desarrollado por el CITEFA (hoy CITEDEF) en la década del 80 y fabricado - al igual que los CP-30 - por la Dirección General de Fabricaciones Militares.

 

El Ejército Argentino también cuenta con un Vehiculo de Combate Lanzacohetes (VCLC), perteneciente a la familia de blindados TAM. Está armado con un lanzacohetes múltiple de origen israelí (de 160 o 350 mm) y utiliza proyectiles "CAL-160" o "CAL-350", versiones locales de los israelíes LAR-160 y MAR-350. La ex TAMSE Argentina, sólo fabricó un prototipo cuyo estado y destino desconocemos, aunque solía vérselo en exposiciones del EA.

 

El Grupo de Artillería de Sistema de Lanzadores Múltiples 601 fue creado el 4 de febrero del 2011. Tiene su asiento de paz en la Guarnición Militar Junín “Fuerte Federación”. Si se cumple el objetivo previsto de incorporar las cuatro unidades de CP-30 el grupo se constituirá en una unidad de artillería moderna que contribuirá a que el Ejército Argentino empiece a recobrar parte de su capacidad operativa.

¿HUBO ESPIONAJE CHINO SOBRE EL F-35?

08.02.2012 14:23

El programa del F-35 enfrenta nuevas dificultades. Mientras senadores de EE.UU. cuestionan la decisión del Departamento de Defensa de de declarar al F-35B fuera del período de prueba, el ministro de Defensa de Australia, Smith, declaró que está considerando retrasar la compra de 12 de de los 14 F-35 JSF iniciales por un mínimo de 3 años debido a las preocupaciones por más problemas con el programa.

 

Dos miembros de alto rango del Armed Service Committee del Senado americano, están cuestionando la decisión del secretario de Defensa de los EEUU, Leon Panetta, de haber levantado el estatus de “en período de prueba” que pesaba sobre los F-35B.

 

En una carta, los senadores Carl Levin y John McCain, los dos miembros senior de la comisión, expresaron que querían criterios específicos sobre los avances del F-35B y no un vago concepto de progreso. 

 

"En el tiempo transcurrido desde que se impuso el período de prueba, se han encontrado más problemas en la estructura del F-35B y en su propulsión, potencialmente tan graves como las que se identificaron originalmente hace un año”, escribieron los senadores. "Esto es relevante dado que el F-35B ha completado sólo el 20% de su plan de prueba de desarrollo hasta la fecha. Su decisión … parece al menos prematura", escribieron.

 

En tanto se supo que este año el Pentágono, en lugar de comprar 42 aviones, comprará 29, con un costo de 9.200 millones de dólares en el presupuesto de 2013.

 

Hace 10 años, el proyecto iba a costar, en su totalidad, unos 233.000 millones de dólares. El precio estimado ahora de todos los aviones que se comprarán hasta 2016, es de 382.000 millones. En un principio, el Pentágono quería adquirir 2.433 aparatos. Ahora no se menciona una cifra concreta.

 

El proyecto ideado en los ‘90. Iba a ser una maravilla de la tecnología bélica, creada en unos pocos años y rápidamente amortizada. Dos décadas y un aumento de 350.000 millones de dólares después, es todo un dolor de cabeza para el Pentágono.

 

Hay una razón concreta por la cual no se puede eliminar este proyecto de la noche a la mañana: el F-35 es fabricado en 47 Estados de EE UU, y emplea a decenas de miles de norteamericanos para ello. Por eso el programa no ha muerto, aunque avanza a paso muy lento

 

Pero hay 48 congresistas que han formado una verdadera muralla entre Lockheed Martin y el Departamento de Defensa.

 

Hasta la fecha, el gobierno ha invertido de sus arcas 56.000 millones. Y para lo único que se han empleado es para pruebas y, ocasionalmente, para realizar entrenamientos.

 

A todo esto se conoció una teoría que afirma que el ciber espionaje chino causó alzas de costos y retrasos en la producción del F-35 Joint Strike Fighter.

 

Supuestamente espías chinos habrían hackeado conferencias telefónicas y escucharon reuniones en las que se discutieron asuntos tecnológicos secretos acerca de los aviones. Se dice que China podría haber robado información sobre comunicaciones seguras y sistemas de antenas del 35-F, que conducirían a costosas reescrituras de software y rediseños de otras partes comprometidas del avión.

 

El alcance total de la supuesta operación de espionaje todavía estarían siendo evaluado, pero habría consenso en que la escalada de costos, la reducción de compras anuales y el estiramiento de la espera de producción serían un reflejo - en cierto grado - de la necesidad de rediseño de los equipos críticos.

 

El problema del JSF fue esquivado por David Shedd, director adjunto de la Agencia de Inteligencia de Defensa, pero no el impacto del presunto robo cibernético en los gastos de defensa y en la seguridad operacional.

 

Los que están involucrados más de cerca en el programa son más claros sobre el daño que las intrusiones cibernéticas estarían causando al programa F-35.

 

Dado que los sistemas de información del JSF no fueron construidos teniendo en cuenta el espionaje cibernético, esto habría llevado a un grupo de redes de subcontratistas a estar "totalmente comprometidas."

 

Las versiones sobre el espionaje chino no son descabelladas aunque hasta ahora no llegó a nuestro alcance ninguna prueba concreta al respecto.

 

No descartamos la posibilidad del espionaje. Pero hay que admitir que si los rumores resultaran ciertos, entonces algunos pecaron de ingenuos, cuando no por negligentes.

 

Volviendo al tema australiano que mencionamos al principio, el ministro de Defensa Smith, ha declarado que está considerando retrasar la compra de 12 de de los 14 F-35 JSF iniciales.

 

Smith ha declarado que Australia está contractualmente obligada a comprar dos de las 14 aeronaves "para fines de entrenamiento" en los Estados Unidos. Los aparatos que han sido entregados no son seguros para volar.

 

La siguiente cita es de un informe reciente del gobierno EE.UU. Decía esto respecto al estado actual de la F-35 como sistema de un arma potencial: “El equipo de pruebas operacionales del JSF completó una evaluación operativa del programa F-35 y determinó que no está en buen camino para alcanzar la eficacia operacional y los requisitos operacionales de conveniencia."

 

Al lado de todo esto los quince nuevos cazas F-35, que han sido puestos en tierra debido a la carga incorrecta de los paracaídas en sus asientos de eyección parecen un tema menor.

 

Es difícil achacar toda la responsabilidad sobre la lentitud del progreso y el crecimiento de costos a la Lockheed Martin. Hubo también factores externos que influyeron sobre el avance del programa. Será interesante observar cómo se desenvuelven los hechos de ahora en más. Ya no queda mucho margen para algún tipo de errores.

Actualidad – LA ROYAL NAVY ENVÍA SUBMARINO CLASE TRAFALGAR AL ATLÁNTICO SUR

04.02.2012 08:50

En las últimas horas de la noche de ayer, hora argentina, el periódico británico Daily Mail daba cuenta de una noticia que seguramente generará airosas protestas por parte del gobierno argentino y provocará conmoción en toda Sudamérica.

 

La noticia que publicó el Daily Mail y que por estas horas fue reproducida por numerosos medios británicos informa que la Marina Real británica, enviará al Atlántico Sur uno de sus submarinos de ataque, en una nueva escalada militarista por parte del gobierno de Londres.

 

El submarino enviado probablemente será el HMS Tireless o el HMS Turbulent.
 

Los sumergibles nucleares de la clase Trafalgar son submarinos de ataque (SSN) de 4.700 toneladas y están armados con hasta 30 misiles crucero Tomahawk y torpedos Spearfish, y tiene una tripulación de 148 marineros. Los Tomahawk, si binen son misiles crucero (no balísticos), pueden ser armados con una carga nuclear, aunque eso sería una gravísima violación de los tratados internacionales vigentes, que prohíben el uso de armas nucleares en el Atlántico Sur.


Fuentes del Ministerio de Defensa británico dijeron que la nave llevará a bordo un equipo de técnicos en comunicaciones de habla española, para controlar las transmisiones de radio marítimas en la región, en una nueva afrenta a toda Sudamérica.


El Primer Ministro inglés, David Cameron, aprobó el despliegue en medio de una amplia gama de planes de contingencia elaborados por los comandantes militares.

 

Como ya informamos con anterioridad, un moderno (aunque no necesariamente poderoso) destructor antiaéreo del tipo 45, el HMS Dauntless, reemplazará a la fragata británica más antigua actualmente en servicio, la HMS Montrose, en su misión de patrullaje de la zona del archipiélago malvinense.
 

El viernes, el príncipe Guillermo llegó a las Malvinas, con la excusa de completar su entrenamiento como piloto de rescate de la Royal Air Force (Real Fuerza Aérea británica).

 
El Ministerio de Defensa dijo que el anuncio era parte de un "despliegue operativo de rutina", pero Argentina acusó al príncipe de llegar como un "conquistador".

 

Cabe preguntarse cuando el gobierno presidido por Cristina Fernández de Kirchner se dará cuenta que el gobierno británico no negociará hasta que el país no tenga la capacidad real de recuperar los archipiélagos australes por la fuerza.

 

Uno de los comentarios de los lectores del Daily Mail termina diciendo: “Argentinos … considérense a sí mismos afortunados porque (los británicos) elegimos no ocupar todo su país”.

 

Si bien Gran Bretaña no tiene en estos momentos los medios necesarios para lleva a cabo semejante bravata, nos preguntamos hasta cuándo Argentina será un país indefenso con sus Fuerzas Armadas en muy pobres condiciones operativas. Obviamente el mandato constitucional de “proveer a la defensa común” está siendo sistemáticamente ignorado. En un momento en que se decidió intensificar el reclamo por Malvinas, eso deja una sensación de vulnerabilidad. Esperemos por el bien de la paz del país y de la región, que eso sea revertido cuanto antes. Hay que comenzar a hacerlo ya.

SE CONOCE MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL SEA CEPTOR

03.02.2012 21:01

A medida que se va conociendo más información sobre el futuro misil naval de defensa aérea británico, vale la pena ir interiorizándose más en lo que será este versatil sistema. Los nuevos detalles pueden relativizar una de nuestras afirmaciones previas.

 

En primer lugar aclaremos algunos aspectos de la denominación del sistema. CAMM  (Common Anti-air Modular Missile), es la denominación genérica de los misiles que formarán el FLAADS (Future Local Area Air Defence System). Del CAAM deberían surgir al menos dos variantes: la terrestre y la naval. A la versión naval se ha dado el nombre Sea Ceptor, pero también se la llama "CAMM-M", siendo la M por Marittime. FLAADS, será el futuro Sistema de Defensa Aérea de baja altitud, a utilizar tanto por la marina como por el ejército británico, que será la sumatoria de la capacidad de las variantes del CAAM.

 

Como ya dijimos en notas anteriores, el Sea Captor reemplazará al Sea Wolf MK2, al menos en algunas de las fragatas Tipo 23, y se dotará con los mismos a las futuras tipo 26. La sustitución del Sea Wolf le dará a las tipo 23 una mayor y más eficaz protección contra amenazas aéreas, y permitirá que el sistema sea validado y utilizado operativamente antes de que se empiece a construir las tipo 26. Esto permitirá  contar con información muy valiosa que eventualmente permitiría la introducción de mejoras al sistema antes de que este sea instalado en el nuevo tipo de buques.

 

El Sea Captor podrá ser emplazado en las células Sylver existentes en los tipo 45, por ejemplo, como una solución más barata para corto alcance que la que representan los Aster 15. Esto podrá ser así debido a que caben cuatro lanzadores de Sea Ceptor en cada una de las celdas del Sylver. Ahora un destructor de la clase Daring carga 32 misiles Aster 30 y 16 Aster 15 en sus 48 células. El día de mañana el mismo barco podría ser armado con 40 Aster 30 y 32 Sea Ceptor en el mismo número de células.

 

Con la separación del "cohete de arranque" (booster - pistón y aire comprimido en este caso) del misil se logrará eliminar algunos riesgos. El mecanismo de aire comprimido (o sea el sistema de pistón) constituye un gran avance en el tema de la seguridad. Si el motor del misil falla durante el encendido, el proyectil ya estará fuera del tubo y estará fuera del buque antes de una potencial explosión. El misil que fallare caería al agua y no en la cubierta.

 

El misil será eyectado frío de su célula por medio de un pistón en la misma y mediante aire comprimido a alta presión. Saltará a algo más de 30 metros de altura, y gracias a una serie de pequeños jets de orientación ubicados en la cola del cohete, éste gira en dirección al blanco antes de que el motor principal se encienda, asegurando que toda la energía del cohete se utilice para tomar velocidad e interceptar el objetivo.

 

Cuando el radar de la nave verá la amenaza entrante, el misil será disparado, recibirá las actualizaciones con la ubicación de blanco mediante un sistema de enlace de datos y cuando éste esté al alcance del radar activo del Sea Ceptor, éste se hará cargo del control.

 

MBDA ha confirmado que el Sea Ceptor naval será empacado en los tubos de lanzamiento vertical del Seawolf como un reemplazo de 1 por 1. Como ya dijimos está relación será de cuatro a uno en lanzador como el Sylver 50/70 utilizados por los destructores tipo 45 británicos.

 

En los próximos años también se podría llegar a desarrollar un CAMM-A, sucesor del AIM-132 ASRAAM, en uso en cazas británicos. Las posibilidades de desarrollo son muchas y Gran Bretaña deberá aprovecharlas al máximo si quiere empezar a hacer un uso eficiente de su presupuesto de defensa. Años de insensateces la dejaron virtualmente desarmada. El Sea Ceptor podría ser un primer paso hacia la resolución de sus problemas en la materia.

ASÍ FUNCIONARÁ EL SEA CEPTOR

02.02.2012 16:03

El último sistema de defensa de la Royal Navy permitirá a las fragatas británicas disparar misiles contra múltiples objetivos supersónicos simultáneamente por primera vez.

 

El Sea Ceptor será el primer sistema del Reino Unido en eyectar los misiles desde el lanzador con un pistón antes de encender su motor cohete. Este sistema es conocido como de lanzamiento vertical "soft" (suave) o "cold" (frío).

 

Una vez terminado, el Sea Ceptor será capaz de disparar más de dos misiles simultáneamente a velocidades de hasta Mach 3.

 

Los misiles serán lanzados usando un mecanismo de pistón y luego girados en la trayectoria correcta antes de que su sistema de propulsión se encienda.


Esto tiene muchos beneficios, uno de los cuales es la eficiencia, porque en vez de girar con el motor encendido el misil es posicionado exactamente donde se debe, antes de que el motor se encienda. Además el lanzador es muy sencillo, ya que no tiene que manejar todos los gases muy calientes que normalmente son expulsados en un lanzador convencional.


Los misiles son capaces de buscar sus objetivos y “engancharse” a ellos, utilizando un sistema de radar de búsqueda activo y un enlace de datos a los sistemas de la nave.

 

Se los dispara, se le cargan los datos para darle la información más reciente sobre dónde está el objetivo y luego lo encuentran por si mismos.

 

Este método de guía combinada del misil le daría una gran precisión.

 

Es difícil decir qué tan vulnerable sea el sistema a diferentes medidas de protección activa, en especial dada la gran variedad de blancos contra los que es útil.

 

En teoría la tecnología de lanzamiento del Sea Ceptor está diseñada de modo que pueda ser utilizada en diferentes plataformas. En la práctica algunos analistas destacan que se necesita un radar de muy buen desempeño. Hasta ahora se creía que el misil no necesitaba de un radar de dedicación exclusiva. Parece que a menos que haya a bordo de la plataforma un radar 3D de alta capacidad, deberá haber un aparato de rastreo dedicado a cada misil disparado.

 

En otras palabras, el desempeño del misil dependerá de la calidad de los sensores a bordo. MBDA está intentando minimizar el requerimiento de aparatos de detección para hacer el sistema lo más versátil posible, con miras a la exportación.

 

Hemos podido leer las palabras de un analista que con buen criterio afirmó que este sistema tiene un riesgo. A su juicio es precisamente su - al menos presunta - alta capacidad de combate. El peligro consiste en creer que por ser tan eficiente una sola nave puede ser suficiente para determinadas tareas. Y ese buque puede tener fallas, puede ser blanco de un ataque de saturación o blanco de un submarino. Si el sistema termina resultando caro puede empujar a que sólo unos pocos buques sean construidos y/o dotados del mismo.

 

También es válido preguntarse si es sensato dotar a las fragatas del tipo 23 con un sistema como el del Sea Ceptor, cuando se sabe que la vida útil remanente de las mismas es baja. Tal vez sus sistemas sean reutilizados en las tipo 26. Sea como fuere nos quedamos con la sensación de que alguien en el MoD hizo muy mal los cálculos.

Actualidad – GRAN BRETAÑA ENVIARÁ A MALVINAS UN DESTRUCTOR DEL TIPO 45

31.01.2012 10:35

Cuando hace apenas unos días la presidente Cristina Fernández de Kirchner se reincorporó a sus tareas después de haberse sometido a una operación quirúrgica, llamó a Gran Bretaña "a sentarse a dialogar y a negociar sobre la cuestión" de la soberanía en las Islas Malvinas e insistió en "la defensa de los recursos petroleros y de nuestra pesca".

 

"No esperen de nuestra parte gritos destemplados ni gestos xenofóbicos porque a eso lo dejamos para otros", enfatizó.

 

Dirigiéndose al primer ministro británico, David Cameron, que había tildado a la Argentina como "más que colonialista", aseguró que dijo eso "porque no … tiene razón ni argumentos".

 

"Nosotros no formamos parte de fuerzas invasoras a ningún país", enfatizó y agregó que "hay más ingleses viviendo en Capital Federal y Gran Buenos Aires … que en las Islas Malvinas".

 

En otro gesto de buena voluntad Cristina Fernández designó a Alicia Castro como embajadora ante el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.
"En esta ocasión el gobierno argentino desea reiterar, nuevamente, su vocación de diálogo con el gobierno británico en cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas sobre la cuestión de las Islas Malvinas", indicó un comunicado de la Cancillería.

 

Casi como una burla a Argentina y a los numerosos países que la apoyan en sus reclamos, el parlamentario británico Andrew Rosindell afirmó que "no habrá ninguna negociación con la Argentina para darle ni un centímetro de territorio británico que quiera ocupar".

 

"En primer lugar, Argentina no tiene capacidad de lanzar otra guerra como lo hicieron en 1982. Y esta vez, nosotros estamos preparados, contamos con las fuerzas militares en las Malvinas, contamos con todos los preparativos en caso de que haya cualquier señal de que la Argentina intente eso", manifestó Rosindell.

 

El funcionario advirtió que si los argentinos ingresan "a territorio de las Malvinas o a cualquiera de los territorios británicos serán repelidos por las fuerzas británicas de su majestad la Reina". Luego agregó que: "No le permitiremos ni una pulgada de avance a la Argentina".

 

Cabe destacar la contradicción de llamar a Malvinas “territorio británico” y a la vez hablar del derecho de autodeterminación de los isleños.

 

Es obvio que Gran Bretaña está sometida a una gran presión internacional, pero aún así - o tal vez precisamente por eso - amenaza y agita su bandera de guerra. Para que su actitud no sea condenada mundialmente, quiere hacerle creer a su opinión pública y a la opinión pública mundial, que es Argentina quien quiere usar la vía militar. El gobierno argentino mostró en todo momento mucha serenidad (inusual entre sus miembros) y apela constantemente a la vía diplomática e invita a Inglaterra a negociar.

 

No obstante eso Gerald Howarth, uno de los máximos funcionarios de Defensa británicos, afirmó que Argentina no tienen la capacidad militar para recuperar las islas mediante las armas.

 

Entre tanto el general Sir Michael Jackson, ex jefe del Ejército británico advirtió a sus compatriotas que las Falkland (por Malvinas) no podrían ser retomadas si los argentinos recuperaran las islas. Afirmó que como Gran Bretaña no tiene ni portaaviones ni aviones para operar desde él, la recaptura de las islas sería imposible.

 

Mientras el gobierno de Buenos Aires sigue sumando expresiones de apoyo proveniente de todo el mundo, incluyendo a China y Rusia, el Reino Unido sigue haciendo una prepotente demostración “de fuerza”.

 

Hoy advirtió que uno de sus nuevos destructores del tipo 45, el HMS Dauntless, será enviado a Malvinas en marzo. Los británicos presentan al buque como uno de los más poderosos del mundo. El hecho es que el desenvolvimiento de estos destructores en diversas pruebas dejó mucho que desear. Aún así su envío no deja de ser un acto hostil hacia un país que busca constantemente una salida pacífica al conflicto.

 

En Argentina la causa Malvinas no es sólo la causa de su gobierno. Hasta los críticos más duros de Cristina Fernández, (que no son pocos) la apoyan en el reclamo. Lamentablemente todo parece indicar que para Gran Bretaña no es fácil deshacerse de los delirios colonialistas.

SE CONOCIERON CARACTERÍSTICAS DEL FUTURO MISIL ANTIAÉREO DE LA ROYAL NAVY

30.01.2012 11:18

La Royal Navy ha revelado algunos detalles de un nuevo sistema de defensa aérea capaz de destruir misiles enemigos que viajan a velocidades supersónicas.

 

Denominado Sea Ceptor, será capaz de desarrollar una velocidad mayor a Mach 3. Se informó que el misil antiaéreo de próxima generación de la Marina real - del que hablamos en la nota anterior - estará dotado de tecnología de punta para que el sistema pueda hacer frente a múltiples objetivos simultáneamente. Esto le daría la capacidad de proteger un área de alrededor de 500 millas cuadradas ya sea de tierra y/o mar.

 

Esta noticia surge en momentos en que el ex jefe del ejército británico, Sir Mike Jackson, cuestionó la capacidad del Reino Unido para librar una futura guerra del estilo de la librada en Malvinas, sin contar con siquiera un portaaviones.


El contrato de desarrollo de £ 483 millones se otorgó a la industria del Reino Unido. Las capacidades del Sea Ceptor para interceptar misiles en el mar, se desarrollará bajo un contrato de prueba con el grupo MBDA (Reino Unido) y se espera que el mismo dure unos cinco años. Este contrato contribuirá a mantener  alrededor de 500 puestos de trabajo en MBDA y su cadena de suministros, en lugares clave de todo el Reino Unido.

 

Hoy el ministro de Equipos para la Defensa, Apoyo y Tecnología, Peter Luff, visitará al personal de MBDA en Filton, para discutir el contrato. Luff dijo: "El desarrollo de este sistema de misiles es un gran impulso a la industria de misiles del Reino Unido, la cual es un líder mundial en la materia.”

 

"La introducción de este sistema de misiles de vanguardia no sólo asegura que la Marina Real será capaz de continuar protegiendo nuestros intereses, dondequiera que estén, sino que también es muy importante para el mantenimiento y desarrollo de la habilidad del Reino Unido para la construcción de armas complejas."

 

En primer lord del almirantazgo, Sir Mark Stanhope, dijo: "Este nuevo sistema de armas equipará nuestras fragatas para que puedan lidiar con la amenaza que representan los misiles sofisticados que se espera que estén en servicio en las próximas décadas.”

 

El jefe de Material de Defensa, Gray Bernard dijo: "Si bien estamos comprometidos a proveer a nuestras Fuerzas Armadas con el equipamiento que necesitan hoy, también es vital que miremos el futuro y las amenazas que potencialmente tengamos que enfrentar.”

 

Sea Ceptor ha sido diseñado para su uso inicial en la fragata tipo 23 como sustituto del sistema de defensa aérea Sea Wolf, cuando éste salga de servicio en el 2016.


Está previsto que sea utilizado en las fragatas tipo 26 Global Combat Ship. Su diseño flexible significa que en el futuro podría ser adaptado para su uso por parte del Ejército y la RAF.

 

Dado que Sea Ceptor estará basado en el CAAM (Common Anti-air Modular Missile) que MBDA ya venía desarrollando, podemos asumir que el nuevo misil tendrá características semejantes al mismo.

En su versión naval el misil, CAMM (M), proporciona a las fuerzas navales una capacidad de defensa aérea de 360º a una distancia de unos 25 kilómetros. Para su vuelo hacia el objetivo no requiere de la dedicación exclusiva de rastreo e iluminación de ningún radar. El CAMM puede ser disparado por la indicación de blancos estándar. Es apto para combate en mar abierto y ambientes litorales. Se supone que sistema de armas cuenta con enlace de datos de ida y vuelta, o sea del buque al misil y viceversa. El CAMM (M) tiene una alta densidad de embalaje en los sistemas de lanzamiento, ya que utiliza características como aletas plegables.

 

La introducción de "lanzamiento suave" brinda una gran flexibilidad en lo referente a los lugares de instalación del sistema en un buque.

 

En uno de los peores momentos de su historia, la Royal Navy se aferra a su industria local, con la esperanza de mantener y recuperar al menos algunas de sus muchas capacidades perdidas. Aun cuando logre algunos de sus objetivos le llevará décadas recuperar su poderío, si es que alguna vez logra hacerlo.

LOS BRITÁNICOS DESARROLLARÁN UN MISIL QUE REEMPLAZARÁ A LOS SEA WOLF

28.01.2012 10:20

El gobierno británico le dio el visto bueno al desarrollo de un misil de corto alcance para proteger a los buques de guerra de la Marina Real contra aviones y misiles marítimos rasantes. El desarrollo tiene ahora luz verde.

 
Fuentes inglesas afirmaron que la empresa fabricante - que será MBDA - y el Ministerio de Defensa, firmaron el contrato poco antes del final del año pasado, pero mantuvieron el hecho en secreto.


Ni el contratista ni el Ministerio de Defensa quisieron hacer comentarios al respecto.

 
El futuro de sistema embarcado de defensa aérea de punto proporcionará un arma de nueva generación para sustituir a los misiles Sea Wolf, los cuales llevan muchos años de servicio en la Royal Navy. El Sea Wolf sería retirado en el año 2016.


Los detalles del plan para el desarrollo del arma que se basa de en el Common Anti-air Modular Missile (misil antiaéreo modular común o CAMM, por sus siglas en inglés) de MBDA son escasos, pero según una fuente, el acuerdo podría alcanzar en la región un valor de 500 millones de libras ($ 784.000.000).


Se espera que el misil sea incorporado en las fragatas Tipo 23, pero posteriormente se utilizarán en las tipo 26, no mencionándose las tipo 27.

 

Si bien se desconoce cuáles serán las especificaciones técnicas del arma, queremos al menos mencionar las que – un tanto especulativamente - se consignaban (y consignan) para el CAAMM. Por tener un cuerpo de diámetro más pequeño que el Sea Wolf sería posible instalar cuatro misiles en el lugar de un lanzador vertical de los Sea Wolf. El CAAMM usaría un sistema de guía terminal por infrarrojo con actualización de parámetros por enlace de datos (datalink), aunque esto último fue puesto en duda por algunas fuentes. La versión aire-aire podría ser una familia de misiles con sensores activos y pasivos.

 

La madurez del diseño del misil CAMM ha sido mostrada en varias pruebas en meses recientes. El novedoso concepto de lanzamiento vertical suave fue probado contundentemente.

El CAMM se beneficia con una significativa reutilización de tecnología de otros productos de MBDA, lo que explicaría el avanzado estado de madurez a tan temprana etapa de desarrollo.


Las futuras versiones del arma que ahora se desarrollará, estarán destinadas a reemplazar al misil tierra-aire Rapier del ejército británico y su tecnología servirá para contribuir al desarrollo del Advanced Short-Range Air-to-Air Missile (Misil Aire-Aire Avanzado de Corto Alacance) de la Royal Air Force. Recordemos que el CAMM está basado al menos parcialmente en el misil ASRAAM.

 

Este misil es uno de los que el Ministerio de Defensa británico tiene previsto desarrollar en sociedad con MBDA, Thales UK and QinetiQ, con el fin de mantener su relativa autonomía en el sector del armamamento. La busqueda de autosuficiencia en este sector parece ser una obsesión para los británicos cuyo aislacionismo parece ser no sólo económico y político.

 

Al margen de eso, es interesante ver la reacción de algunos analistas de defensa británicos ante la noticia del comienzo desarrollo del nuevo misil. Mientras algunos expresan su deseo de que los portaaviones clase Queen Elizabeth sean armados con ellos sin perjuicio de los otros sistemas de autodefensa con los que está previsto dotarlos, otros se preguntan si los tipo 45 también los recibirán.

 

Parece que después de todo la confianza en el denominado “navío más moderno y poderoso del mundo” no es tanta.

La Royal Navy Parte I – Flota de superficie (parte final)

16.12.2011 10:16

LOS DESTRUCTORES TIPO 45 - Parte B

 

El sistema de armas prinicpal de este destructor antiaéreo es el Sea Viper. El mismo consta de un radar SAMPSON y un radar de rastreo, un sistema de misiles MBDA Aster 15 y 30 y un lanzador de misiles vertical de 48 celdas SYLVER, dando capacidad antiaérea de corto y largo alcance. Generalmente se afirma el Sea Viper es capaz de interceptar varios objetivos a la vez. Se suele leer que el radar SAMPSON es capaz de seguir un objeto del tamaño de una pelota de tenis viajando a tres veces la velocidad del sonido. Esto último posiblemente hasta sea cierto. Pero el grado de inmadurez del sistema, en especial del SAMSON es tal que probablemente deban pasar años antes que la capacidad teórica se convierta en capacidad real. Hoy por hoy los clase Daring o tipo 45 son incapaces de hacer frente a un ataque de saturación de misiles anti-buque. De hecho el Sampson debió ser complementado con otro radar y tiene numerosas fallas de diseño que serán muy difíciles de resorver. Será sin dudas un radar útil para otro tipo de buques pero por mucho tiempo será el talón de Aquiles de los tipo 45 que necesitan sensores mucho más capaces que aquellos de los que disponen. Ante un enemigo poderoso, dotado de medios modernos y usados simultáneamente el sistema en general y el radar en particular colapsarían. De hecho el radar de vigilancia aérea 3D S1850M no figuraba en el plan original para estos buques.

 

Respecto al Sampson podemos afirmar que por combinar el barrido electrónico con barrido mecánico – por lo cual debe ser refrigerado – el riesgo de fallas se acrecienta.

 

Para mayor claridad, el propósito principal de la mayoría de los sistemas navales de defensa aérea es la lucha contra misiles antibuque (ASM). Los aviones son objetivos mucho más fáciles desde una perspectiva técnica. Estamos en una época en que ya se está haciendo fuerte el uso de misiles supersónicos y los hipersónicos ya no son parte de la ciencia ficción. Un ataque de saturación con misiles modernos pondría en peligro a los buques a los cuales los clase Daring deberían ofrecer protección contra estas amenazas y los propios type 45 se verían en aprietos en el momento de defenderse a si mismos. Como se mencionó en la primera parte del informe sobre los clase Daring, éstos fueron dotados de CIWS, es decir de armas de defensa antiaéreA terminal. Es una clara expresión de las dudas de alguien sobre la efectividad del Sea Viper.

 

En cuanto a la propulsón de estos buques, la combinación de una mayor eficiencia y una gran cantidad de almacenamiento de combustible logra proporcionar una autonomía de 7.000 millas náuticas (13.000 km) a 18 nudos (33 km/h)[.] La alta densidad de potencia, junto con la eficiencia hidrodinámica debido a la forma más alargada del casco, permiten sostener una alta velocidad.

 

El diseño del Tipo 45 trae nuevos niveles de reducción de la firma de radar para la Royal Navy, con los equipos de cubierta y las balsas salvavidas ocultos detrás de los paneles produciendo una superestructura muy "limpia" similar a la clase francesa de fragatas La Fayette.

 

En resumen, los destructores en cuestión todavía están lejos de ser el arma altamente poderosa que pretenden ser. Si a eso le agregamos el hecho de que el número de naves construidas e incorporadas será de apenas seis unidades, podemos afirmar que la Royal Navy podría tener serios problemas en el futuro. ¿Cómo se protege a uno o dos portaaviones clase Queen Elizabeth y a su grupo de combate con un puñado de buques de dudosa eficacia? Dado el número de dificultades que los británicos deben enfrentar para terminar y dotar de aeronaves a estos portaaviones, la cuestión parece perder peso.

La Royal Navy Parte I – Flota de superficie (continuación)

10.12.2011 14:23

LOS DESTRUCTORES TIPO 45 - Parte A

 

Para reemplazar a los viejos tipo 42 en su rol de defensa aérea de área la Royal Navy planeaba incorporar 12 destructores antiaéreos del tipo 45  (clase Daring). Estos buques deberían ser capaces de lidiar con nuevas amenazas como por ejemplo el ataque de saturación de misiles anti-navío supersónicos o el ataque con aviones no tripulados (UAVs) de difícil detección.

 

El proyecto original preveía la construcción de 12 de estas naves que deberían devolverle a la Royal Navy su capacidad antiaérea, ya que las fragatas del tipo 23 sólo son capaces de defensa antiaérea de punto, lo que es muy parecido a decir que ante una amenaza proveniente del aire sólo pueden defenderse a si mismas. En julio del 2000 Gran Bretaña aprobó el gasto necesario para la compra de sólo 6 destructores clase Daring y en junio del 2008 el gobierno renunció a la opción de la compra de dos buques adicionales.

 

Los costos de construcción de estos buques crecieron y las demoras en la construcción llegaron a ser de dos años. Finalmente, en el 2009, el prototipo de la clase fue entregado, aunque sin haber completados las pruebas de sus sistemas principales. De hecho algunos ni siquiera eran funcionales al momento de la entrega. Su arma de defensa principal fue disparada recién en mayo del 2011. Se estima que la capacidad operativa plena del primer buque será alcanzada recién en el 2014.

 

El diseño final de los tipo 45 resultó en un buque de 152,4 m de longitud y 21,2 de ancho con un desplazamiento a plena carga de 7.800 toneladas. La relación tamaño del buque/desplazamiento sugiere que el espesor del casco es algo menor al deseable, implicando cierta vulnerabilidad. La tripulación es de 190 hombres y puede transportar 60 efectivos de los Royal Marines.

 

El armamento incluye un cañón de 4,5 pulgadas Mark 8 Mod 1 y un par de cañones de 30 mm. Si bien no estaba previsto, a fines de este año se habrían instalado equipos tipo CIWS (defensa antiaérea terminal), a saber Phalanx Block 1B. ¿Eso implica una admisión de debilidad de los otros sistemas antiaéreos que tiene la clase? Suena razonable sospechar que sí. Algunas fuentes también mencionan la presencia de dos miniguns y seis ametralladoras de uso general, lo cual es altamente probable.

 

Para la detección de submarinos estos buques cuentan con un Sonar MFS-7000 Ultra Electronics/EDO. Llevan torpedos antisubmarinos Stingray lanzables desde helicópteros ya que los tipo 45 no cuentan ni contarán con tubos para el lanzamiento de los mismos. Cuentan con un sistema de defensa antitorpedo de superficie. Los helicópteros embarcados son o serán uno o dos Lynx HMA Mark 8 pero podrían ser reemplazados por los EH101 Merlin o por los AW159 Lynx Wildcat.

 

Hay discrepancias entre las fuentes sobre si los destructores serán dotados con misiles superficie-superficie en el corto plazo. En caso de que no, dependerán de sus helicópteros para cumplir con el rol de portarlos y dispararlos.

continuará

<< 112 | 113 | 114 | 115 | 116 >>