Blog

La Royal Navy Parte I – Flota de superficie (parte final)

16.12.2011 10:16

LOS DESTRUCTORES TIPO 45 - Parte B

 

El sistema de armas prinicpal de este destructor antiaéreo es el Sea Viper. El mismo consta de un radar SAMPSON y un radar de rastreo, un sistema de misiles MBDA Aster 15 y 30 y un lanzador de misiles vertical de 48 celdas SYLVER, dando capacidad antiaérea de corto y largo alcance. Generalmente se afirma el Sea Viper es capaz de interceptar varios objetivos a la vez. Se suele leer que el radar SAMPSON es capaz de seguir un objeto del tamaño de una pelota de tenis viajando a tres veces la velocidad del sonido. Esto último posiblemente hasta sea cierto. Pero el grado de inmadurez del sistema, en especial del SAMSON es tal que probablemente deban pasar años antes que la capacidad teórica se convierta en capacidad real. Hoy por hoy los clase Daring o tipo 45 son incapaces de hacer frente a un ataque de saturación de misiles anti-buque. De hecho el Sampson debió ser complementado con otro radar y tiene numerosas fallas de diseño que serán muy difíciles de resorver. Será sin dudas un radar útil para otro tipo de buques pero por mucho tiempo será el talón de Aquiles de los tipo 45 que necesitan sensores mucho más capaces que aquellos de los que disponen. Ante un enemigo poderoso, dotado de medios modernos y usados simultáneamente el sistema en general y el radar en particular colapsarían. De hecho el radar de vigilancia aérea 3D S1850M no figuraba en el plan original para estos buques.

 

Respecto al Sampson podemos afirmar que por combinar el barrido electrónico con barrido mecánico – por lo cual debe ser refrigerado – el riesgo de fallas se acrecienta.

 

Para mayor claridad, el propósito principal de la mayoría de los sistemas navales de defensa aérea es la lucha contra misiles antibuque (ASM). Los aviones son objetivos mucho más fáciles desde una perspectiva técnica. Estamos en una época en que ya se está haciendo fuerte el uso de misiles supersónicos y los hipersónicos ya no son parte de la ciencia ficción. Un ataque de saturación con misiles modernos pondría en peligro a los buques a los cuales los clase Daring deberían ofrecer protección contra estas amenazas y los propios type 45 se verían en aprietos en el momento de defenderse a si mismos. Como se mencionó en la primera parte del informe sobre los clase Daring, éstos fueron dotados de CIWS, es decir de armas de defensa antiaéreA terminal. Es una clara expresión de las dudas de alguien sobre la efectividad del Sea Viper.

 

En cuanto a la propulsón de estos buques, la combinación de una mayor eficiencia y una gran cantidad de almacenamiento de combustible logra proporcionar una autonomía de 7.000 millas náuticas (13.000 km) a 18 nudos (33 km/h)[.] La alta densidad de potencia, junto con la eficiencia hidrodinámica debido a la forma más alargada del casco, permiten sostener una alta velocidad.

 

El diseño del Tipo 45 trae nuevos niveles de reducción de la firma de radar para la Royal Navy, con los equipos de cubierta y las balsas salvavidas ocultos detrás de los paneles produciendo una superestructura muy "limpia" similar a la clase francesa de fragatas La Fayette.

 

En resumen, los destructores en cuestión todavía están lejos de ser el arma altamente poderosa que pretenden ser. Si a eso le agregamos el hecho de que el número de naves construidas e incorporadas será de apenas seis unidades, podemos afirmar que la Royal Navy podría tener serios problemas en el futuro. ¿Cómo se protege a uno o dos portaaviones clase Queen Elizabeth y a su grupo de combate con un puñado de buques de dudosa eficacia? Dado el número de dificultades que los británicos deben enfrentar para terminar y dotar de aeronaves a estos portaaviones, la cuestión parece perder peso.

La Royal Navy Parte I – Flota de superficie (continuación)

10.12.2011 14:23

LOS DESTRUCTORES TIPO 45 - Parte A

 

Para reemplazar a los viejos tipo 42 en su rol de defensa aérea de área la Royal Navy planeaba incorporar 12 destructores antiaéreos del tipo 45  (clase Daring). Estos buques deberían ser capaces de lidiar con nuevas amenazas como por ejemplo el ataque de saturación de misiles anti-navío supersónicos o el ataque con aviones no tripulados (UAVs) de difícil detección.

 

El proyecto original preveía la construcción de 12 de estas naves que deberían devolverle a la Royal Navy su capacidad antiaérea, ya que las fragatas del tipo 23 sólo son capaces de defensa antiaérea de punto, lo que es muy parecido a decir que ante una amenaza proveniente del aire sólo pueden defenderse a si mismas. En julio del 2000 Gran Bretaña aprobó el gasto necesario para la compra de sólo 6 destructores clase Daring y en junio del 2008 el gobierno renunció a la opción de la compra de dos buques adicionales.

 

Los costos de construcción de estos buques crecieron y las demoras en la construcción llegaron a ser de dos años. Finalmente, en el 2009, el prototipo de la clase fue entregado, aunque sin haber completados las pruebas de sus sistemas principales. De hecho algunos ni siquiera eran funcionales al momento de la entrega. Su arma de defensa principal fue disparada recién en mayo del 2011. Se estima que la capacidad operativa plena del primer buque será alcanzada recién en el 2014.

 

El diseño final de los tipo 45 resultó en un buque de 152,4 m de longitud y 21,2 de ancho con un desplazamiento a plena carga de 7.800 toneladas. La relación tamaño del buque/desplazamiento sugiere que el espesor del casco es algo menor al deseable, implicando cierta vulnerabilidad. La tripulación es de 190 hombres y puede transportar 60 efectivos de los Royal Marines.

 

El armamento incluye un cañón de 4,5 pulgadas Mark 8 Mod 1 y un par de cañones de 30 mm. Si bien no estaba previsto, a fines de este año se habrían instalado equipos tipo CIWS (defensa antiaérea terminal), a saber Phalanx Block 1B. ¿Eso implica una admisión de debilidad de los otros sistemas antiaéreos que tiene la clase? Suena razonable sospechar que sí. Algunas fuentes también mencionan la presencia de dos miniguns y seis ametralladoras de uso general, lo cual es altamente probable.

 

Para la detección de submarinos estos buques cuentan con un Sonar MFS-7000 Ultra Electronics/EDO. Llevan torpedos antisubmarinos Stingray lanzables desde helicópteros ya que los tipo 45 no cuentan ni contarán con tubos para el lanzamiento de los mismos. Cuentan con un sistema de defensa antitorpedo de superficie. Los helicópteros embarcados son o serán uno o dos Lynx HMA Mark 8 pero podrían ser reemplazados por los EH101 Merlin o por los AW159 Lynx Wildcat.

 

Hay discrepancias entre las fuentes sobre si los destructores serán dotados con misiles superficie-superficie en el corto plazo. En caso de que no, dependerán de sus helicópteros para cumplir con el rol de portarlos y dispararlos.

continuará

EL EJÉRCITO ARGENTINO PRESENTÓ EL PROYECTO DE MODERNIZACIÓN DEL TAM

09.12.2011 16:26

El 30 de noviembre, en dependencias del Comando de Arsenales ubicado en la localidad de Boulogne, Provincia de Buenos Aires, se llevó a cabo una exposición para presentar formalmente el proyecto de modernización del Tanque Argentino Mediano.

 

La modernización se encuentra a cargo de la empresa israelí Elbit Systems. Se cambiará el sistema de movimiento de la torre cuyo accionamiento actual es hidráulico, transformándolo en eléctrico, lo que lo hará menos visible frente a cámaras térmicas, confiriéndole un grado elevado de furtividad.

 

También se le instalará el sistema digital de dirección del campo de combate denominado BMS (Battle Management System).
El mismo muestra una imagen del campo de batalla en pantalla color. Recolecta información de unidades terrestres o aviones no tripulados (UAVs por sus siglas en inglés) desplegados sobre el campo de batalla e inmediatamente distribuye la información en forma encriptada a todos los tanques en la zona de combate. También se le instalarán cámaras térmicas para el  conductor, para el jefe de tanque y para el apuntador. Para evitar deformaciones del cañón por calentamiento será provisto de una moderna envoltura térmica.

 

Todos los sistemas serán digitalizados, le cambiarán la radio por una más potente, se instalará un sistema de detección de diversos tipos de emisiones láser e infrarrojas dando a la tripulación capacidad de reacción antes de que se produzca un eventual disparo. Además de recibir otras mejoras los tanques serán completamente recorridos para resolver problemas técnicos individuales.

Se prevé que el prototipo este listo para las pruebas en el primer cuatrimestre del 2012.

 

El Tanque Argentino Mediano (TAM) es un tanque mediano, diseñado en 1973 por una empresa alemana para el Ejército Argentino y fue fabricado por la empresa Tanque Argentino Mediano Sociedad del Estado (TAMSE). Entre las ventajas del TAM frente a otros tanques más pesados se encuentran su movilidad, su capacidad de usar puentes y caminos que los tanques pesados no pueden y su bajo gasto operativo.

 

Esta no es la primera vez que es modernizado pero esta modernización sería en principio bastante completa y de extrema necesidad para un EA muy golpeado por tres décadas de desinversión. El TAM no es el único tipo de tanque con el que cuenta Argentina pero sus más de 230 unidades constituyen el núcleo del Arma de Caballería del país.

La Royal Navy Parte I – Flota de superficie (continuación)

07.12.2011 15:19

LAS FRAGATAS TIPO 23

 

Las fragatas del tipo 23 fueron concebidas inicialmente como naves eminentemente antisubmarinas, a tal punto que no se pretedía dotarlas de armas defensivas. Su rol primordial debía ser el de hacer frente a los submarinos soviéticos que operaban en el Atlántico Norte.

 

Con la experiencia que representó para los británicos la Guerra de Malvinas estas fragatas crecieron en tamaño y fueron dotadas de misiles de defensa aérea de punto Vertical Launch Sea Wolf, misiles superficie-superficie Harpoon y un cañón. Cada fragata cuenta con un helicóptero. Este puede ser un Lynx MK8 con capacidad de ataque a buques y submarinos o un Merlin MK1 con buena capacidad de lucha antisubmarina. Así estas fragatas se convirtieron en buques mucho más versátiles.

 

El número de estas fragatas construidas para la Royal Navy fue de 16 pero en el 2004 el ministerio de Defensa británico decidió prescindir de tres naves que fueron vendidas a Chile.

 

Debido a trabajos de modernización el armamento presente en la actualidad en las tipo 23 varía de un buque a otro. Podríamos definir como armamento de base a los misiles de defensa aérea de punto VLS Sea Wolf y a los misiles superficie-superficie Harpoon en dos lanzadores de cuatro celdas. A partir del 2005 entró en servicio una versión mejorada de los Sea Wolf. Originalmente las fragatas estaban equipadas con un cañón BAE Systems RO Defence 114mm mk8 mod 0. Estos fueron reemplazados por el mk8 mod 1. También cuentan con dos cañones BAE Systems / Oerlikon 30 mm. Su alcance para blancos aéreos es de 3,5 km. Estos fueron reemplazados (se desconoce en cuantas unidades) por cañones automáticos MSI Defence Systems DS30 mk2 de 30mm.

 

Estas fragatas cuentan con cuatro tubos para lanzamiento de torpedos de 324 mm y llevan torpedos Stingray. En 2003 se firmó un contrato para la modernización de los Stingray. Los primeros 100 fueron entregados en junio del 2006.

 

Hasta ahora sólo dos de estos buques habrían sido sometidos a una modernización más o menos completa que incluirá la instalación del nuevo radar ARTISAN. Se prevé la incorporación de un sonar 2087 (al menos en algunas unidades), nuevos sistemas de comando y control y el reemplazo de los Sea Wolf por el sistema CAAM(M), una variante del Common Anti-Air Modular Missile con un alcance de 25 km.

 

El proceso de modernización insume de 12 a 18 meses.  

La Royal Navy Parte I - Flota de superficie

05.12.2011 23:40

INTRODUCCIÓN

 

Hoy por hoy la Royal Navy (Marina Real) británica está muy lejos de ser la flota poderosa de otros tiempos, como lo fue por ejemplo, durante la IIGM o durante la Guerra de Malvinas, en 1982. Afectada por fuertes recortes presupuestarios y desgastada en diversos conflictos es apenas la sombra de lo que fue en sus mejores momentos.

 

Su espina dorsal son las fragatas del tipo 23 – en proceso de modernización – y sus destructores del tipo 42, los cuales están llegando al final de su vida útil y están siendo reemplazados por los tipo 45. Estos últimos distan mucho de ser navíos maduros y hasta donde se sabe, por ahora sus capacidades son bastante limitadas. Su radar principal necesita de muchas mejoras, en especial de software y su casco parece ser demasiado endeble, según se desprende de la relación tamaño del buque/desplazamiento del mismo. De las fragatas tipo 23 sólo un par habrían completado todo el proceso de modernización lo que significa que varias de estas unidades deberán ser sometidas a distintos trabajos de mantenimiento y reacondicionamiento lo que limitará aún más la disponibilidad de buques de superficie de verdadera capacidad operativa. De todos modos trataremos en detalle ambos tipos de buques en otra parte de este informe.  

 

Los dos navíos de la clase Albion se alternan en el rol de buques insignia, de momento lo es el HMS Bulwark – buque gemelo del HMS Albion – y lo será por los próximos 4 años (19/10). El ex portaaviones – devenido en portahelicópteros – HMS Illustrious reemplazará en ese rol al HMS Ocean cuando éste sea sometido a trabajos de reacondicionamiento, lo cual sucedería a la brevedad. Una serie de buques de la Flota Real Auxiliar (Royal Fleet Auxiliary) completan la dotación de buques de asalto anfibio. 

 

Dos buques oceanográficos, un  buque de patrulla antártica, patrulleros, dragaminas y buques de entrenamiento completan la flota de superficie que cuenta con el apoyo de la Royal Fleet Auxiliary, cuyos buques son propiedad del ministerio de Defensa británicos y son tripulados por civiles. Como ya lo mencionamos la RFA tiene algunos buques que pueden ser considerados de asalto anfibio, siendo el resto buques de apoyo logístico. 

 

La Royal Navy no cuenta por el momento con portaaviones. Están en etapa de construcción dos de la clase Queen Elizabeth, pero el primero recién estará terminado hacia el 2020. Luego debe ser sometido a un prolongado período de pruebas, cuya duración se estima en unos tres años. Se calcula que estará plenamente operativo recién hacia el 2030, que es cuando contaría con una dotación completa de los F-35C. Si bien estará en condiciones de llevar a cabo algunas operaciones, la dotación incompleta de los aviones mencionados constituirá una seria limitante. No se sabe aún cuál será el destino del segundo portaaviones de la clase, aunque todo hace suponer que no funcionará como tal. Entre otras razones se cita la carencia de personal para tripularlo. La Royal Navy está sufriendo recortes de personal y posiblemente los mismos continúen. La falta de un portaaviones es una de las mayores debilidades de la RN de hoy ya que limita enormemente su proyección de fuerzas en el plano estratégico.

 

De todos modos la incorporación de al menos uno de ellos conllevará nuevos gastos ya que la cantidad y calidad de buques logísticos disponibles es insuficiente para proveer de combustible, misiles, municiones, agua potable, etc. a lo que se denomina un grupo de batalla de portaaviones. Libia fue un claro ejemplo de los problemas logísticos de Gran Bretaña en diversos sectores y niveles involucrados. Claro que los bitánicos aprendieron algunas lecciones, lo que no significa que en un escenario más complejo no volverían a fallar. Hay errores humanos – relativamente fáciles de corregir – y hay falencias materiales. Estas últimas requieren de dinero, algo muy escaso para las fuerzas armadas británicas de hoy. 

 

El constante crecimiento de los costos de los proyectos en marcha y una marcada ineficiencia en el uso de fondos pintan un panorama desalentador para el futuro de esta marina de guerra. Eso sumado a la crisis que está atravesando toda Europa, de la cuál el Reino Unido no está totalmente al margen, hace que muchos piensen que la RN ya no volverá a ser una potencia militar de primer orden, al menos no en el mediano plazo. Y eso que ni siquiera hemos mencionado el peor de los escenarios como el que podría generar, por mencionar un ejemplo, el eventual logro de la independencia de Escocia… No es la intención de este informe abrir conjeturas. Sí podemos afirmar que con la presente tendencia la Marina Real dependerá cada vez más del principal socio estratégico, los Estados Unidos de Norteamérica, lo cual tiene su precio. ¿Será por eso que Gran Bretaña busca tanto acercarse a Francia en materia de defensa? Eso al menos le brinda una alternativa, aunque la misma es de un valor bastante dudoso.

<< 115 | 116 | 117 | 118 | 119