Blog

TRES DÍAS DE OSCURIDAD

22.10.2022 11:40
 
A pesar de los grandes costos humanos que implican para los ucranianos los ataques hacia Kherson, en el sur, los mismos tienen resultados muy limitados. No importan ni la gente sacrificada ni el dinero gastado, la administración Biden sigue promoviendo esos embates, quienes mueren no son ciudadanos estadounidenses. Las elecciones de medio término de los EEUU están a la vuelta de la esquina y no hay mucho que mostrar pese a las obscenas sumas de dinero enviadas a Kiev. Las maniobras por ocultar la total incapacidad de la actual administración norteamericana son cada vez más desesperadas.
 
Las tropas de Zelenski intentan destruir los puentes ubicados en la retaguardia rusa para cortar el flujo de suministros a las fuerzas de Putin. Entre tanto desde Crimea, también en el sur, son lanzados los drones de origen iraní Shahed 136. El alcance de los mismos es de casi 2.500 kilómetros de modo que pueden alcanzar prácticamente cualquier punto en Ucrania. Esos drones suicidas junto a los misiles Iskander forman parte de un bombardeo ruso que lejos de detenerse parece haber recrudecido en las últimas horas. La mayor parte de los objetivos golpeados están relacionados con la actividad militar y con el suministro de energía eléctrica. Ucrania está a oscuras.
 
Estos días trascendió un hecho ocurrido el 29 de septiembre y que es un claro indicador del grado de tensión entre Rusia y algunos miembros de la OTAN. Un avión de combate ruso Su-27 Flanker lanzó un misil cerca de un avión espía británico RC-135 que patrullaba en espacio aéreo internacional sobre el Mar Negro. El Ministro de Defensa del Reino Unido, Ben Wallace, reveló el hecho recién anteayer y atribuyó el disparo a un presunto accidente. Las probabilidades de que un misil se dispare sólo son prácticamente nulas y el largo silencio británico sobre el hecho es más que elocuente. Un choque directo entre los rusos y la OTAN podría ser una mera cuestión de tiempo; tal vez de poco tiempo.
 
Otros hechos llamativos están ocurriendo en Europa, más precisamente en Suecia. De las rutas (carreteras) suecas estarían desapareciendo cámaras radarizadas. El número de dispositivos fotográficos robados ascendería a unos 160. Se trata del mismo tipo de cámara que habría sido encontrado en drones rusos Orlan-10. Se non è vero, è ben trovato. La Inteligencia sueca dice no poder dar información sobre una investigación confidencial en curso. El Orlan-10 es un vehículo aéreo no tripulado de reconocimiento desarrollado para las Fuerzas Armadas Rusas. Estos aparatos cuentan con un casco compuesto que reduce su firma de radar, es decir que son furtivos. Suelen ser desplegados en grupos de dos o tres; el primero se utiliza para reconocimiento a una altura de 1.000 a 1.500 metros, el segundo para guerra electrónica y el tercero para la retransmisión de datos. 
 
Más allá de estos hechos puntuales que muestran el grado de determinación de los rusos, hay sucesos mucho más dramáticos. Moscú sigue haciendo una acumulación masiva de tropas y armas, no sólo en el oeste de Rusia sino también en Bielorrusia. Entre tanto buena parte de Europa parece no encontrar el rumbo. Tras la renuncia de la Primer Ministro británica Liz Truss - estuvo en el cargo apenas 45 días - se habla del retorno a ese puesto de Boris Johnson. En medio de la crisis energética más grave jamás sufrida por los europeos, las fiestas al estilo "traiga su propia bebida" de Johnson, podrían volver al número 10 de Downing Street. El desgarbado político británico es el símbolo de una Europa que, con la ayuda del Estado Profundo norteamericano, parece buscar su propia destrucción. Lo está logrando.
 
"El Señor dijo a Moisés: 'Extiende tu mano hacia el cielo, para que Egipto se cubra de una oscuridad tan densa que se pueda palpar'. Moisés extendió su mano hacia el cielo, y una profunda oscuridad cubrió todo el territorio de Egipto durante tres días." - Éxodo 10, 21-22
 
Artículo relacionado:
 

TODO LISTO PARA EL ATAQUE - SÓLO FALTA EL FRÍO

15.10.2022 20:17
 
Los ucranianos siguen intentando recuperar Kherson - en el sur - pero los rusos y las condiciones del terreno se los complican día a día. No faltan quienes especulan que los intentos de avance se producen por presión de la administración Biden, ya que se acercan las elecciones de medio término estadounidenses. El siguiente Congreso norteamericano sería más difícil de persuadir a la hora de enviar más armas a una Ucrania que no puede pagarlas. Eso le tocará mayormente a los contribuyentes estadounidenses. La suma total ya se estaría acercando a los 20.000 millones de dólares. Los EEUU anuncian constantes nuevos envíos de armas y a veces las mismas hasta llegan a Ucrania pero muchas no arriban al frente, por lo que hasta Washington estaría comenzando a mostrar cierta preocupación y cautela. Otro problema cada vez más serio es el vaciamiento de los arsenales occidentales. Recordemos que Alemania envió a Kiev su único sistema antiaéreo Iris-T, algo casi demencial para un país tan próximo a la zona de conflicto. El resto de los sistema aún están en proceso de fabricación. Todos los miembros de la OTAN hacen promesas de enviar sistemas antiaéreos, pero los ucranianos ya perdieron muchos a manos de los rusos y en su mayoría eran mejores de los que podrían recibir. 
 
Hay analistas que creen que los mayores ataques de misiles rusos - aunque aún hay golpes esporádicos y puntuales - aún no se produjeron. Según esos expertos, después del ataque al puente de Kerch se buscó dañar parcialmente cierta infraestructura pero también se estudió cómo se repararon los daños producidos, qué expertos hicieron las reparaciones, con qué materiales y dónde están esos materiales que pueden ser los próximos blancos. No estamos seguros de que así vaya a ser pero tiene bastante lógica. Entre tanto, la movilización rusa sigue en marcha, habiendo además un constante flujo de voluntarios provenientes de Chechenia y hay nuevas incorporaciones de mercenarios al grupo Wagner. También se sumarían a las fuerzas del Kremlin soldados bielorrusos, se habla de una cifra de entre 45.000 y 100.000 efectivos. Rusia también está modernizando algunos de los muchísimos tanques que tiene en reserva. Se podrá alegar que son un tanto antiguos pero Ucrania también tiene severísimas limitaciones en ese aspecto. No olvidemos que entre los tanques cedidos a Ucrania hay una versión del T-55, más antiguo que los que Putin está actualizando. Además los rusos están enviando al frente algunos carros de combate muy modernos y en materia militar a menudo la cantidad tiene su propia calidad. Se habla de la modernización por parte de Moscú de unos 600 T-62, que recibirán sistemas de visión nocturna y refuerzos en su blindaje, entre otros. También hemos mencionado en otro artículo que el fabricante Uralvagonzavod, anunció que entregará a las Fuerzas Terrestres de Rusia un lote de obuses 2S7 Malka recién terminados. Todo indica que Putin se está preparando para una gran ofensiva en invierno, cuando el suelo esté congelado.
 
Entre tanto la situación política en los EEUU y en Europa es bien delicada. Gobiernos como los de Alemania y Francia comienzan a sentir una fortísima oposición a la guerra de parte de sus ciudadanos. En el Reino Unido la nueva Primer Ministro, Liz Truss, pende de un hilo debido a su fracasada reforma fiscal. Joe Biden, por su parte, sufre un acelerado deterioro en su salud, que ya genera preocupación en el propio Partido Demócrata. De esa agrupación acaba de retirarse una exmiembro de la Cámara de Representantes por su desacuerdo con la actitud de la actual administración con respecto a la guerra en Europa, más precisamente por el constante fogoneo de la misma. En principio, al Viejo Continente lo espera un invierno muy frío. Esperemos que, ya que la paz no llega, al menos la guerra permanezca en el marco de lo convencional. Usted siga rezando.
 

EL EJÉRCITO RUSO RECIBE NUEVOS OBUSES MALKA

13.10.2022 08:55
 
El fabricante de los obuses, Uralvagonzavod, anunció hoy que entregará a las Fuerzas Terrestres de Rusia un lote de obuses 2S7 Pion o Malka recién terminados. Los Malka, conocidos como "las piezas de artillería más poderosas del mundo" pueden disparar proyectiles de fragmentación; proyectiles asistidos por cohete; proyectiles químicos y nucleares. El 2S7 lleva una tripulación de catorce efectivos; siete son transportados por el Pion y siete por un vehículo auxiliar. El sistema lleva cuatro proyectiles y el vehículo de apoyo lleva cuatro más. Debido al largo alcance, la tripulación puede disparar una o dos veces y abandonar la posición antes de que el primer proyectil llegue a la posición enemiga a más de 40 km de distancia. En el caso de los proyectiles asistidos por cohete, esa distancia sobrepasa los 55 kilómetros, aunque las cifras varían según la fuente que se tome. El sistema está basado en el chasis del tanque soviético pesado T-80. Es ideal para blancos fortificados.
 
Piezas 2S7, posiblemente las piezas de artillería más poderosas del mundo
 
El 2S7 tuvo su primer uso en combate por parte de la Unión Soviética en la Guerra Afgano-Soviética que se desarrolló entre los años 1979 y 1989. Las fuerzas rusas lo usaron en la Primera Guerra Chechena y en la Segunda Guerra Chechena. Por su parte el Ejército Georgiano utilizó varios 2S7 en la Guerra Ruso-Georgiana del 2008. El Ejército Ucraniano también tiene cierta cantidad de estas piezas, aunque en número muy inferior a los rusos. Los rusos las estarían usando en la actual guerra. Malka es, en rigor, el nombre de la versión modernizada del Pion.
 

RUSIA RENOVÓ SU ATAQUE SOBRE KIEV

13.10.2022 07:29
 
Hace cuatro días que Rusia ataca sin cesar diferentes objetivos en Ucrania. Es por eso que Zelenski clama desesperadamente pidiendo sistemas de defensa antiaérea modernos. Kiev volvió a ser atacada, se especula que fue golpeado un depósito de combustibles o lubricantes. Un blanco que se repite en diversas regiones son las instalaciones eléctricas; una buena parte de Ucrania se encuentra sin suministro eléctrico. Ese es el argumento que utiliza Zelenski para pedir más sistemas de defensa. Le energía eléctrica que Ucrania vende a Europa ayuda a que la última intente quemar menos combustibles. Los bombardeos rusos se intensificaron después de que la Asamblea General de las Naciones Unidas declarara ilegal la reciente anexión de territorios. Las ciudades golpeadas por el Kremlin serían más de 40. La capital ucraniana fue atacada principalmente con drones de origen iraní pero es falso que Moscú se haya quedado sin misiles; son los propios ucranianos quienes confirman que los ataques con misiles prosiguen. El stock ruso de los mismos sigue siendo muy importante. En el sur las fuerzas de Putin habrían destruido un astillero y un puerto a orillas del Río Bug Meridional, que desemboca en el Mar Negro. Ucrania está devolviendo algunos de los golpes pero la escala de los mismos es, en términos generales, mucho menor. La propia Belgorod (en territorio ruso, a unos 40 kilómetros de la frontera con Ucrania) fue atacada, aunque los daños serían menores por acción de la artillería antiaérea.
 
Varios países de Occidente se comprometieron a enviar más sistemas de defensa aérea a Ucrania, uno de ellos es el Reino Unido. Según Reuters, Francia enviaría sistemas antimisiles de corto alcance Crotale. Los EEUU estarían considerando enviar misiles Patriot. Claro que mientras Washington piensa, Putin sigue atacando. Es probable que ni bien el suelo se congele en algún momento entre noviembre y diciembre, la furia que se desató desde el aire se traduzca en una renovada ofensiva por tierra. Es por eso que los alemanes prometieron más cañones autopropulsados (de los que ya probaron ser bastante inútiles) y sistemas de artillería de lanzadores múltiples MARS II. Canadá prometió munición y sistemas de comunicaciones. También enviará ropa de invierno. Claro que es más fácil prometer que cumplir y el propio Secretario de Defensa de los EEUU, Lloyd Austin, sostuvo que la falta de stock es un problema. Austin fue uno de los que orquestó la catastrófica salida de Afganistán. La misma fue calificada por su Jefe del Estado Mayor Conjunto como una "falla estratégica" pero un "éxito logístico". Después de haber dejado en manos de los talibanes más de 80.000 millones de dólares en moderno equipamiento militar de los EEUU no es raro que ahora el stock no sea abundante. Por otra parte las represalias del autócrata ruso por el envío de armamento más poderoso podrían ser muy serias. Lo demostró después de la voladura de una parte del puente de Kerch que, dicho sea de paso, ya está parcialmente reparado y su tráfico ferroviario quedó restablecido. La guerra proxy estadounidense, en la que quedó envuelta toda la OTAN, no parece estar cerca de terminar. El invierno se acerca y podría traer hechos muy desagradables.
 
Artículo relacionado:
 

EN PLENA GUERRA LA OTAN QUEDÓ VIRTUALMENTE PARALIZADA

12.10.2022 07:21
 
Es claro que hay países de Occidente que quiere seguir prolongando la guerra en Ucrania sin importar el precio de la misma. Los Estados Unidos son el principal de ellos. Su industria bélica está de parabienes. Polonia también quiere que los ucranianos sigan luchando. Los polacos creen que eso disminuye el riesgo de que los próximos atacados sean ellos. El alemán Olaf Scholz simplemente no tiene la personalidad suficiente como para oponerse a los norteamericanos y a los miembros de su propio gobierno que quieren seguir con el conflicto. Es claro que Rusia estaba limitando el uso de la fuerza, no quería destruir Ucrania. Después del ataque contra el puente de Kerch hizo gala de su poderío bélico. Por ahora está peleando principalmente con voluntarios chechenos, el grupo Wagner y mercenarios de otros países. Cuando es suelo se congele lanzará a la lucha a su ejército regular. Entonces toda la OTAN se verá en problemas.
 
En una conferencia de prensa que tuvo lugar ayer, el Secretario General de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, fue preguntado sobre qué armas necesitaba Kiev. Más que de armas Stoltenberg habló de logística. La inminente llegada del frío preocupa a la OTAN; sabe muy bien que Ucrania constituye una pesadilla logística en un momento en que la propia Europa carece de todo, comenzando por el combustible. El gobierno británico acaba de anunciar que a más tardar en febrero, el Reino Unido tendrá cortes totales de suministro eléctrico de al menos tres horas diarias. Los propios EEUU están apelando a la reserva estratégica de petróleo porque Joe Biden no quiere ceder un ápice en su demencial agenda verde.
 
Tanque soviético T-55. Una versión del mismo fue entregada por Eslovenia a los ucranianos
 
Los ucranianos tienen un arsenal tan variopinto que sería casi imposible de mantener aún en condiciones más normales. Desde vehículos de combate de artillería Zuzana 2, pasando por los inservibles cañones autopropulsados alemanes hasta diversas piezas de artillería procedentes de los EEUU, algunas de ellas muy antiguas. Los vehículos blindados estadounidenses American International MaxxPro demostraron ser casi inútiles; quedan atascados en los campos. Según medios rusos, los vehículos blindados ligeros Mamba Mk 2 ni siquiera protegen a sus ocupantes de los disparos de fusiles automáticos de calibre 7,62. Los blindados antiaéreos alemanes fueron entregados con muy poca munición. Los eslovenos hicieron su propio aporte al dolor de cabeza generalizado entregando tanques que son virtualmente piezas de museo. Ayer Berlín finalmente cedió a las presiones y entregó a Zelenski lo que según algunos medios es su único sistema de defensa aérea Iris-T. Las demás unidades están en proceso de fabricación y serían entregadas el año próximo. No se sabe quién operará los Iris-T ya que el entrenamiento necesario es bastante prolongado. Se supone que los HIMARS son operados por contratistas extranjeros que obviamente no están muy dispuestos a dar su vida por lo caprichos de un cómico. Si a eso se le suma el constante bombardeo ruso de depósitos de armas, de combustible y de todo tipo de vías de comunicación, se comprenderá que muy pronto el ejército ucraniano podría quedar totalmente paralizado. Esa puede ser una de las razones por las que en algunas zonas los rusos prefieren retirarse a luchar; así las líneas de abastecimiento ucranianas se alargan - el frío hará el resto. Kiev admitió que no está preparado para el invierno.
 
"En estas horas trágicas, el mundo tiene necesidad de oración y penitencia, porque el Papa, los sacerdotes y la Iglesia están en peligro. ¡Si no oramos, Rusia marchará sobre toda Europa, y particularmente sobre Italia, trayendo mucha más ruina y estragos!" - Presuntas palabra de Nuestra Señora a la Beata Elena Aiello el Viernes Santo de 1960
 

UCRANIA AL BORDE DE LA DESPARICIÓN

11.10.2022 10:42
 
En represalia por el ataque al puente de Kerch, Rusia atacó con misiles, drones y aeronaves tripuladas la capital ucraniana Kiev y las localidades de Zaporizhie, Lviv (en el oeste del país), Dnipro y también objetivos en Ternopil, Khmelnyskyi, Zhytomyr, Kropyvnytskyi y Kharkiv. Algunos blancos golpeados fueron de alto valor militar, tal como lo fue un complejo industrial en las afueras de Dnipro. También fue destruido el edificio del SBU, el equivalente ucraniano de la CIA. Instalaciones ligadas al suministro eléctrico también fueron destruidas. Las mismas - al menos 11 - fueron el blanco principal de los ataques. El suministro de energía fue parcialmente interrumpido en 15 regiones de Ucrania. La prensa masiva occidental había dicho que los rusos se quedaron sin misiles y que el ejército del Kremlin estaba siendo destruido. Obviamente la información fue falsa o errónea. Putin tildó el ataque contra el puente de Crimea de acto terrorista y prometió una respuesta dura si ese tipo de hechos se repetían.
 
Entre ayer lunes y hoy hubo nuevos ataques rusos. Los objetivos incluyeron el cruce ferroviario de Pavlograd, por el cual se transportaba material provisto por la OTAN. En esa misma localidad, al menos un misil golpeó un depósito de material de la Alianza Atlántica. En la región de Dnipropetrovsk fue alcanzado un depósito de combustible. En los ataques participaron bombarderos estratégicos Tu-95 y Tu-160 con capacidad nuclear. Algunos interpretan eso como un mensaje a Kiev. Zelenski pide sistemas de misiles antiaéreos y Occidente afirma que se los proveerá. No se prepara operadores de sistemas de defensa aérea moderna en días. La única solución sería que los sistemas fueran operados por soldados regulares de otros países y eso no puede ser totalmente descartado, pero la respuesta de Putin podría ser terrible. Por otra parte Moscú estaría neutralizando a la defensa aérea de Kiev con helicópteros de guerra electrónica Mi-8MTPR-1 que vuelan en modo estacionario a gran altura sobre el territorio atacado y con otros medios de guerra electrónica. Las aeronaves mencionadas pueden neutralizar hasta 8 radares enemigos simultáneamente y se encuentran en producción, de modo que es poco probable que Moscú se quede sin la suficiente cantidad de las mismas. Ya hay unos 20 de estos helicópteros en servicio. Al menos uno de ellos fue probado en Siria. El presidente ucraniano pide incluso aviones de origen estadounidense que sus pilotos tampoco saben operar. Ni siquiera hemos mencionado los problemas logísticos asociados a todo el material pedido.
 
Entre tanto Bielorrusia se está viendo cada vez más envuelta en la guerra y habría drones rusos operando desde ese país. La posibilidad de un ataque terrestre desde Bielorrusia por parte de fuerzas de ese país no es muy alta y sus tropas son limitadas pero la sola posibilidad obliga a Kiev a tener fuerzas inmovilizadas en la frontera norte. Mientras sucede todo esto, el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirma constantemente que Rusia está fracasando en Ucrania. Afirma que Kiev continúa haciendo grandes avances. Tal vez la Alianza Atlántica debería ser dirigida por un militar, no por un economista de segunda categoría. Claro, es parte de la propaganda lógica en cualquier guerra pero que no detiene a los misiles que caen. Por otra parte Ucrania ni siquiera es parte de la OTAN. Es claro que la industria bélica norteamericana y británica tienen un gran poder de persuasión. El problema radica en que su capacidad de producción es más limitada que su capacidad publicitaria y algunas de las armas prometidas a Zelenski todavía están en proceso de fabricación. Para compensar ese desfasaje se saca material bélico de los arsenales estadounidenses. No hace falta aclarar los peligros que ello representa en momentos en que las tensiones entre China y Taiwán alcanzan niveles alarmantes; en momentos en que Kim Jong-un celebra sus delirios lanzando misiles hacia Japón; en momentos en que Irán sigue centrifugando uranio y Oriente Medio en general es un hervidero de conflictos varios y cuando el Presidente de los EEUU, Joe Biden, da muestra de una senilidad que se agrava incesantemente y que lo aleja constantemente de la realidad. Ese hombre tiene los códigos de lanzamiento de los misiles nucleares estadounidenses. Que Dios nos ampare.
 
Artículo relacionado:
 

LA GUERRA EN UCRANIA: LAS PUERTAS DEL INFIERNO SE ABREN DE PAR EN PAR

08.10.2022 10:21
 
Una fuerte explosión se produjo está madrugada en el puente de Kerch, que conecta el territorio ruso principal con la Península de Crimea. Aún no queda claro si lo que explotó es un tren o un camión cisterna. El hecho causó serios daños al puente pero el mismo es tan grande que partes del viaducto ya fueron reabiertas. Si se trató de un ataque, sus implicancias simbólicas son más importantes como los daños producidos. El líder del partido Rusia Justa y jefe parlamentario de esa formación en la Duma Estatal ya pidió una respuesta "infinitamente dura". ¿Qué podría ocurrir ahora?
 
Antes del acontecimiento mencionado arriba, el fin de semana pasado, 17 sistemas de misiles Iskander (eso implica 34 misiles) fueron desplazados desde Rusia a la zona de la la Operación Militar Especial. Los Iskander son misiles tácticos con capacidad nuclear, con un alcance de unos 500 kilómetros. Es claro que Moscú considera que está en guerra con la OTAN. Según muchísimos medios occidentales, el Kremlin no disponía de misiles desde principios del mes de abril. O se equivocaron o mintieron; probablemente lo último, siempre hemos informado que los rusos contaban con suficientes misiles como para proseguir con la guerra. Los fabrican ellos mismos. Claro, ahora parte de la Alianza Atlántica entró en pánico. Putin había advertido claramente que había líneas rojas que no debían ser cruzadas pero Biden y sus secuaces quieren seguir lucrando con la guerra.
 
Entre el domingo y el lunes de esta semana trascendió que el submarino ruso K-329 Belgorod había "desaparecido" de su base del Mar Blanco, en el círculo polar ártico, sin que las fuerzas de la Alianza Atlántica recuperaran el rastro del mismo. El submarino ruso, que estaría completamente fuera del control de las fuerzas de Inteligencia occidentales, llevaría a bordo al menos un torpedo nuclear intercontinental furtivo Poseidon, una de las armas más poderosas de Putin. La cabeza de los Poseidon - los torpedos más grandes jamás construidos - es 130 veces más poderosa que la bomba atómica lanzada en Hiroshima y puede generar tsunamis de hasta 500 metros de altura, cargados de partículas radiactivas. El Belgorod es uno de los submarinos rusos más modernos, con una desplazamiento en inmersión de hasta 30.000 toneladas. Puede llevar a bordo hasta seis de los mencionados torpedos o drones subacuáticos. La OTAN teme que su zarpada signifique la prueba de un Poseidon, lo cual generaría nuevas tensiones en el conflicto que mantienen Rusia, Ucrania y los aliados de Kiev, principalmente el Reino Unido y los Estados Unidos de Norteamérica.
 
A principios de esta semana también trascendió que en la base de Olenya, en Olenegorsk, Múrmansk, se pudieron observar no sólo los 3 bombarderos estratégicos rusos Tu-160 de los que ya habíamos informado recientemente sino también un número no determinado de bombarderos estratégicos Tu-95. Tanto los Tu-160 como los Tu-95 pueden portar armas nucleares. La mencionada base se encuentra cerca de Noruega, de Finlandia y de Suecia. 
 
El martes 4, por su parte, trascendió que un tren llevaba hacia el frente el equipo de una unidad que opera instalaciones de almacenamiento de bombas nucleares. Presionado por el constante apoyo de la OTAN a Ucrania, Putin acumula enormes cantidades de armas convencionales en la frontera con Ucrania mientras está listo a utilizar armas nucleares tácticas y de las otras. No es el único dispuesto a apelar a las mismas, Volodimir Zelenski también piden "sanciones preventivas" contra Rusia. Es claro que el cómico se vendió o no está en sus cabales. 
 
El jueves 6 trascendió que unos siete drones suicidas rusos (probablemente de origen iraní) atacaron una localidad próxima a la capital ucraniana. Se trataría de drones kamikaze Shahed-136. Lejos de estar perdiendo la guerra, los rusos están causando cuantiosas pérdidas humanas y materiales a las fuerzas de Kiev que Zelenski lanza al ataque sin el menor escrúpulo. El jueves por la noche trascendió que el parlamento ruso ratificó los referendos de Kherson, Zaporozhie, Lugansk y Donetsk y la admisión de esos territorios como parte de Rusia. Ni bien se llevó a cabo la ratificación, Moscú lanzó una nueva ofensiva precedida por ataques masivos de su aviación. Bakhmut ya fue tomada. Del otro lado de la frontera y en el Dombás, la acumulación de efectivos y equipo del Kremlin es simplemente impresionante. Los medios masivos siguen mintiendo al respecto de forma masiva. Si la OTAN sigue ayudando a los ucranianos, Putin podría comenzar a usar armas nucleares tácticas. Tiene casi todo listo para hacerlo. Lo acontecido en el puente de Kerch pudo haber sido un acto de provocación. A algunos les conviene que el conflicto siga escalando. Las puertas del infierno parecen comenzar a abrirse de par en par.
 
Artículo relacionado:
 

MIENTRAS UCRANIA SE TAMBALEA, ITALIA SE PONE DE PIE

01.10.2022 11:56
 
Tal como lo habíamos vaticinado, a medida que se acerca el invierno, la guerra en Ucrania recrudece (geoestrategia.webnode.es/news/antes-del-invierno-el-fuego/). Los medios occidentales comienzan a admitir (algunos sólo tácitamente) las graves pérdidas ucranianas durante las contraofensivas en Kherson y en el este. Los rusos comienzan a hacer un uso intensivo de los drones iraníes. Eso les posibilitó el ataque al comando "Sur" ucraniano de Odesa. Recordemos que, hace poco, Putin viajó a Irán. Posiblemente uno de los motivos de ese viaje haya sido el de hacerse de armamento persa. La destrucción del comando "Sur" ucraniano mediante el empleo de esos drones dio lugar a la total desorganización de las tropas de Kiev en la zona, con el consiguiente incremento de pérdidas humanas y materiales. Mientras tanto los rusos progresan en Bakhmut y habría una acumulación de sus fuerzas blindadas en la zona de Kharkiv y fuerzas diversas a los largo de toda la frontera con Ucrania. Entre el martes y el miércoles 3 bombarderos estratégicos rusos Tu-160 fueron vistos en Olenegorsk, en Múrmansk. Las fronteras del óblast de Múrmansk son la República de Carelia, el condado de Finnmark en Noruega y la provincia de Laponia en Finlandia. También está cerca de Suecia. La mayor parte del óblast se encuentra al norte del círculo polar ártico. Naves rusas y chinas fueron avistadas esta semana frente a las costas de Alaska. 
 
Ayer viernes 30 de septiembre trascendió que Ucrania decidió lanzar una ofensiva en el Donbass, lo que indica una intensificación de la escalada. La parte ucraniana comenzará a preparar un avance hacia Lugansk. De hecho las fuerzas de Kiev lograron tomar Limán. Zelenki lanza a la batalla sus escasas reservas. La acción tiene alguna lógica desde el punto de vista de la propaganda, militarmente es insensata. Siempre es más costoso atacar que defender. Según fuentes rusas, recientemente Kiev perdió varios sistemas de lanzadores de cohetes de precisión HIMARS. El presidente ucraniano desgasta sus fuerzas en ofensivas de logros costosos y fugaces. Los rusos, entre tanto, envían a Ucrania grandes columnas de blindados y misiles a la espera de la llegada del invierno y el congelamiento de los suelos.
 
Recientemente resultaron dañados los gasoductos Nord Stream 1 y 2. Hay coincidencia en la opinión de que fueron saboteados. Muchos medios aseguran que Rusia dañó sus propios gasoductos como mensaje de que Europa no recibiría gas siberiano. No hay la menor prueba de tales especulaciones. Para el Kremlin seguramente sería más lógico seguir presionando a los europeos mediante la capacidad de enviar o dejar de enviar gas hacia el oeste. Ucrania también está en la lista de sospechosos pero no tiene la capacidad técnica de llevar a cabo semejante acción. Algo similar sucede con los polacos. EEUU y el Reino Unido también tienen razones para golpear a Moscú. Los rusos por su parte no tienen la necesidad de volar sus propios ductos para dejar a Europa sin combustible. Por otra parte la Marina de los EEUU estuvo muy activa en el Báltico en los últimos tiempos. Moscú afirma que la OTAN tuvo ejercicios de aguas profundas en la zona en julio.
 
Entre tanto el deterioro mental de Joe Biden se hace cada vez más evidente. Esta semana preguntó públicamente por una congresista que murió en un accidente de tránsito el pasado mes de agosto. El propio Biden había ordenado izar las banderas a media asta. Por su parte al final de una gira por Japón y Corea del Sur, su vice, Kamala Harris, expresó que los Estados Unidos "comparten una relación muy importante, que es una alianza con la República de Corea del Norte". La mujer no sabía ni en qué país estaba. China y Rusia se ríen de Occidente, la debilidad de la Unión Europea y de Norteamérica es evidente. En Italia, después de haber ganado las elecciones, gobernará una conservadora, Giorgia Meloni, rápidamente tildada de "fascista". Meloni está a favor de la familia, de la cultura y de la vida, en contra de la inmigración masiva, a favor de la universalidad de la cruz y en contra de la violencia islámica. Nada de eso agrada a Bruselas que amenaza abiertamente a los italianos. No es Roma la que pone en peligro la democracia europea, es decir, lo que después de las vacunaciones compulsivas y de la implementación por la fuerza de la demencial agenda verde, queda de ella. 
 
Si lo considera apropiado, por favor, comparta el enlace a este artículo. ¡Muchas gracias!
 

A TRES MESES DEL INVIERNO BOREAL

24.09.2022 12:24
 
En el hemisferio norte comenzó el otoño y con el paso del tiempo la crisis energética europea se agudiza alcanzando niveles alarmantes. Putin no tiene apuro, está movilizando 300.000 reservistas pero los mismos recibirán tres meses de entrenamiento complementario. Por otra parte esos efectivos constituyen sólo una parte de las vastas reservas de una Rusia que ni siquiera depende demasiado de ellas ya que cuentan con un número importante de voluntarios bien entrenados. Los reservistas convocados estarán listos para el invierno, cuando el suelo esté congelado y permita las maniobras del material militar pesado. Es entonces cuando el Viejo Continente no tendrá combustible ni para calefaccionarse, mucho menos para apoyar el esfuerzo bélico de Kiev cuya ofensiva en el sur fue un fracaso total y en el este un golpe dado al vacío, que sólo logró extender sus débiles líneas logísticas. Mientras Ucrania quiere recuperar territorio en disputa, los rusos están destruyendo la capacidad defensiva del país, incluyendo su infraestructura básica: depósitos de combustible; vías férreas; rutas; puentes y hasta centrales eléctricas. Lo están logrando sin mayor dificultad en un momento en que Occidente vuelve a titubear. 
 
Ni los EEUU ni Alemania están dispuesto a enviar tanques modernos a Zelenski. Alegan cuestiones de entrenamiento y logísticas, entre las últimas se menciona el alto consumo de combustible de los carros de combates occidentales. Ponen en evidencia, de esa forma, la escasez de combustible dentro de la propia Ucrania. En realidad las dudas de Berlín pasan más por los desacuerdos internos que por problemas de índole logística. La población alemana se da cuenta de que es víctima de una guerra proxy de los estadounidenses en la que los únicos que ganan son los complejos industriales norteamericanos y británicos. Para el colmo los EEUU no parecen dispuestos a enviar a Kiev los cohetes de largo alcance para los sistemas HIMARS. Washington teme que enviar cohetes de mayor alcance - verdaderos misiles tácticos - los termine arrastrando a una confrontación directa con Putin. Por ahora no quieren llegar a ese extremo; afirman que el autócrata ruso está casi vencido pero saben que la verdad es muy diferente. Las fuerzas de Moscú acaban de llegar al centro de la ciudad de Bakhmut, clavando así una cuña en la última línea defensiva fuerte de Kiev. Un poco más hacia el oeste, en el eje Sloviansk-Kramatorsk, esa ancha franja defensiva termina, dejando libre el paso hacia el Río Dniéper y más allá del mismo, hacia la parte occidental del país. Por carretera, esa faja de tierra se recorre en apenas unos 45 minutos.
 
Si usted cree que la OTAN tiene oportunidad de ganar la guerra contra los rusos se equivoca y mucho. ¿Cómo se derrota a alguien que tiene el control sobre la mayor parte del combustible que uno consume o consumía? Los tanques y camiones no se mueven con la energía producida por paneles solares. En los delirios de omnipotencia que trajo consigo el desarrollo tecnológico, la gente olvidó factores tan triviales como los son el frío, el agua, la oscuridad. La soberbia siempre tiene un precio.
 
"El cielo tomó un color azul morboso que aterrorizaba a todos los que lo miraban. Un viento oscuro soplaba por todas partes. Un aullido apasionado y lúgubre llenó el aire, como el terrible rugido de un león feroz, y resonó por toda la tierra con ecos que helaban la sangre." - Beata Isabel Canori Mora 
 
Artículo relacionado:
 

COMIENZA EL AVANCE DEL TERCER EJÉRCITO RUSO

21.09.2022 19:06
 
Finalmente sucedió, Vladimir Putin decidió movilizar una parte de sus reservas. Según los informó el Ministro de Defensa, Sergei Shoigu, serán (al menos en este etapa) unos 300.000 ciudadanos rusos con experiencia militar relevante. Contrariamente a los que afirman muchos grandes medios occidentales, el gesto nada tiene que ver con la desesperación. La decisión fue analizada y tomada con tiempo, como fue premeditada la retirada de fuerzas del Kremlin de la zona de Kharkiv, donde los ucranianos golpearon en un vacío dejado adrede. Ya antes de la orden de movilización, largas formaciones ferroviarias con material pesado - incluyendo gran cantidad de equipo de Ingenieros - estaban dirigiéndose hacia el frente. La última línea defensiva ucraniana está comenzando a resquebrajarse a la altura de Bakhmut. Cerca de ahí, Slovyansk ya está bajo fuego de la artillería de las fuerzas de Moscú. Comienza a confirmarse el movimiento de tropas rusas del recientemente formado Tercer Ejército Ruso a Ucrania. La movilización de reservistas confirma los rumores sobre la formación de un Cuarto Ejército. También hay indicios de nuevos reclutamientos por parte del grupo Wagner y los chechenos prorrusos ya dejaron muy en claro que quieren ser parte de la partida. Posiblemente ambos grupos sean parte de la toma de Bakhmut. En nuestro artículo anterior informábamos que "[Putin] está acumulando tropas, armas y equipos. Llegan del interior del país; de Siria y de distintos países asiáticos donde Rusia tiene guarniciones militares." Es claro que no estamos frente a un gesto impulsivo sino frente a un plan de grandes proporciones. El autócrata ruso desgastó a la OTAN lo suficiente como para sentir que puede moverse con cierta libertad. Por si Occidente no entiende el mensaje, lo dejó bien claro: bajo determinadas circunstancias, para Rusia la nuclear es una opción válida.
 
Los Estados Unidos y el Reino Unido de Gran Bretaña nunca dejaron de enviar armas a Kiev. Inicialmente fueron más bien pocas y de relativa importancia. Con los HIMARS se cruzó una línea roja. Con el anuncio de la disposición de enviar cohetes de largo alcance para dichos sistemas de armas, se cruzó una mucho más gruesa. ¿Cuáles son ahora los planes de Putin? Aún no nos atrevemos a especular sobre los mismos. Algo es claro, el presidente ruso no le tiene miedo al patético gobierno de los Estados Unidos y mucho menos a los idiotas útiles de Bruselas. Los demócratas norteamericanos sólo asustan por su total incompetencia. Joe Biden ni siquiera supo llegar puntualmente al funeral de la Reina Isabel II. Fue ubicado en la fila 14. Con Donald Trump no hubiera pasado, probablemente nada de esto estaría pasando. El mundo quedó - literalmente - en manos de payasos, infiltrados e incompetentes. Que Dios se apiade de nosotros.
 
Artículos relacionados:
 
<< 1 | 2 | 3 | 4 | 5 >>