Blog

BREXIT: BORIS JOHNSON Y LA GRAN BRETAÑA GLOBAL

14.06.2019 21:38
 
Ayer jueves Boris Johnson se consolidó aún más como favorito a suceder a Theresa May en el liderazgo del Partido Conservador y en el cargo de Primer Ministro del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Los 313 diputados conservadores votaron en la primera de una serie de rondas destinada a reducir a sólo dos los numerosos candidatos de la interna de su partido. Con 114 votos, Johnson fue por lejos el más votado de los diez aspirantes a suceder a May.
 
Theresa May y Boris Johnson fueron los primeros en enunciar públicamente el concepto de una Gran Bretaña Global. Aunque no necesariamente tenga una connotación negativa, el solo hecho de asociar el nombre de Gran Bretaña con la idea de globalsimo nos remite de inmediato a la época del Imperio británico. El término Imperio británico habría sido empleado por primera vez por John Dee, quien fuera astrólogo, alquimista y matemático de la reina Isabel I de Inglaterra. Algunas de las características distintivas de ese imperio fueron la conquista y la colonización. El hecho de que Reino Unido aún ocupe las Islas Malvinas y otros archipiélagos del Atlántico Sur muestra a las claras que esa colonización aún persiste. De hecho en 1806 y 1807 hubo dos intentos por colonizar la zona del Río de la Plata, tentativas bien conocidas como las Invasiones Inglesas.
 
Si bien oficialmente la Gran Bretaña Global pretende tener una dimensión política, económica y comercial, el hecho es que tiene una arista mucho más peligrosa que es la militar. Así la actual Ministro de Defensa británica afirmó hace muy poco que el portaaviones HMS Queen Elizabeth y su nave gemela, el HMS Prince of Wales, "serán la bandera de un Gran Bretaña Global". Las palabras de Mordaunt causan escozor. Pero no es la única que habló de una expansión militar. Ante lo hizo su predecesor en el cargo, Gavin Williamson, quien hizo patente la intención británica de construir bases en el Caribe y en el Lejano Oriente y de enviar el portaaviones Queen Elizabeth al Mar del Sur de China. Parece que esa será la primera misión del nuevo gran buque británico. Fue Williamson quien presentó el caza de sexta generación Tempest, quien impulsó la idea de incorporar al las fuerzas armadas británicas enjambres de drones grandes capaces de confundir a los radares del enemigo, drones de combate capaces de operar desde portaaviones y una larga lista de ambiciosos etcéteras. Williamson es uno de los que respaldan más firmemente la candidatura de Boris Johnon.
 
El respaldo de Williamson a Johnson podría no estar relacionado a la Gran Bretaña Global pero... pero Johnson dista de ser un moderado, al igual que distan de ser moderados Penny Mordaunt y Gavin Williamson. Es momento de dejar las actitudes tibias e ingenuas de lado y de comenzar a prepararse para un muy probable endurecimiento de la política exterior británica, por mucho que algunos de sus personajes actúen de policía bueno.
 
Artículos relacionados:
 

EN EL REINO UNIDO RECOBRA IMPULSO EL PROYECTO DEL CAZA DE 6TA GENERACIÓN TEMPEST - ¿ES VIABLE?

13.06.2019 22:05
 
Estos días está recobrando fuerzas la idea de dar impulso al caza de sexta generación Tempest, proyecto anunciado el año pasado por el ex Ministro de Defensa británico Gavin Williamson. El Tempest, tal como se lo concibe en el 2019, deberá ser furtivo, tendrá que ser capaz de operar con o sin piloto, deberá poder controlar enjambres de drones, tener la posibilidad de conectarse con otros aviones y operar en colaboración con los mismos. En teoría poseerá un armamento que hoy por hoy aún suena a ciencia ficción, al menos para los términos británicos: misiles hipersónicos, armas de energía dirigida y hasta la muy discutida inteligencia artificial, particularmente riesgosa en el campo militar. El futuro caza británico deberá tener una característica adicional que vemos poco realista: deberá poder operar desde los dos portaaviones clase Queen Elizabeth.
 
Ayer el medio digital defensenews.com publicó una lista de problemas, hasta ahora "ocultos" del cazabombardero F-35. Para ser sinceros la lista no nos parece demasiado novedosa, en buena parte de los casos hay en ella detalles desconocidos sobre problemas más o menos conocidos para quienes seguimos de cerca el desarrollo del programa Joint Strike Fighter. Muchos años y muchos dólares después de comenzado su desarrollo, en las variantes F-35B y F-35C los pilotos se ven obligados a observar limitaciones de la velocidad para evitar daños en el fuselaje del avión y en el recubrimiento que contribuye a hacerlo furtivo. En la cabina se generan picos de presión que causan un dolor de oídos y de los senos paranasales que los aviadores califican como "insoportable". También hay problemas con la pantalla montada en el casco y la cámara de visión nocturna que contribuyen a la dificultad de aterrizar el F-35C en un portaaviones. Los problemas con la pantalla del casco son conocidos desde hace tiempo.
 
Si tanto tiempo y dinero después de comenzado el proyecto internacional del F-35 el mismo presenta problemas tan graves y elementales, ¿qué puede esperarse del Tempest, que los británicos pretenden tener en servicio en el año 2035? Los desafíos técnicos son tan grandes que la fecha de puesta en servicio es - a nuestro entender - inalcanzable. También hay cuestiones políticas que obstaculizarán el proyecto. Francia y Alemania tiene su propio proyecto para un caza de sexta generación, el Future Combat Air System (FCAS) al que podrían unirse otros países europeos como España. Los expertos afirman que es prácticamente imposible concretar los planes para un caza de sexta generación no estadounidense si el proyecto franco-alemán no se fusiona con el británico. Aquí surgen el problema del brexit y el del Ejército europeo.
 
En Gran Bretaña siguen predominando los partidarios del brexit - la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Por otra parte en Europa comienza a concretarse una fuerza armada común, el Ejército europeo. El Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte siempre se opuso a esa fuerza que parece atentar contra la propia OTAN y que desagrada sumamente al Presidente de los EE.UU., Donald Trump. El RU, o al menos su derecha política, está cada vez más cerca de su antigua colonia y cada vez más lejos de la federación europea. En ese contexto cualquier fusión de los proyectos Tempest y FCAS se dificulta.
 
Finalmente está la cuestión económico-financiera. El Tempest está siendo desarrollado por un consorcio conocido como "Team Tempest," o Equipo Tempest, formado por el Ministerio de Defensa británico (MoD), BAE Systems, Rolls-Royce, Leonardo S.p.A. y MBDA. Los proyectos de la Defensa británica son muchos y muy ambiciosos, no es exagerado decir que excesivamente ambiciosos. El rojo financiero del presupuesto de las Fuerzas Armadas británicas es sideral y creciente. La gran pregunta es si el MoD logrará obtener cuantiosos fondos adicionales tal como quiere la actual titular de la cartera Penny Mordaunt o si esos fondos serán negados o retaceados.  En pleno proceso de sucesión de la todavía Primer Ministro Theresa May cualquier afirmación al respecto sería especulación, conjetura. De todos modos la realidad muestra que la economía británica se desaceleró por la incertidumbre generada en torno a la tantas veces postergada salida de la UE.
 
Como puede ver el lector, las dificultades tecnológicas, políticas, económicas y financieras se suman para echar un grueso manto de dudas sobre el proyecto Tempest. Si bien habrá que esperar la evolución de los acontecimientos nos atrevemos a decir que al menos los plazos para la entrada en servicio de la aeronave son casi imposibles de cumplir en las actuales circunstancias. El Reino Unido parece planificar atendiendo más a las ambiciones de su industria bélica que a las necesidades reales de su Defensa. 
     

BREXIT: EL FAVORITO A SUCEDER A MAY QUIERE IRSE DE LA UE EL 31 DE OCTUBRE CON O SIN ACUERDO

12.06.2019 23:03
 
Boris Johnson, el candidato favorito en la sucesión de Theresa May en el liderazgo del Partido Conservador y en el cargo de Primer Ministro quiere que el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte abandone la Unión Europea el 31 de octubre ya sea que se logre un acuerdo con la misma o no, aunque prefiere una salida consensuada. La federación europea, por su parte, desestima la posibilidad de renegociar el acuerdo logrado con la premier británica, el cual fue rechazado por la Cámara de los Comunes del Parlamento británico en tres oportunidades. Ya lo hemos escrito, no hay una salida fácil y hay bastante intransigencia por ambas partes. Boris Johnson, ex alcalde de Londres y ex Ministro de Asuntos exteriores del Reino Unido incluso sería partidario retener los 50.000 millones de dólares que el reino tendría que desembolsar por el presupuesto europeo 2014-2020 hasta que le sean concedidos mejores términos para la salida. Es lo mismo que de algún modo sugirió hacer el Presidente de los EE. UU., Donald Trump.
 
Johnson aseguró que irse el 31 de octubre a como dé lugar es una necesidad. La brecha que está generando en la sociedad británica la indecisión en torno al brexit es importante; también es marcada la desaceleración de su economía. El terreno es propicio para las decisiones más o menos extremas. La derecha británica aún no encuentra el equilibrio. 
 
No faltan los que en todo este embrollo ven una o más operaciones de la Inteligencia británica (MI6) y americana (CIA) para, entre otros fines, "apaciguar" (por decirlo de algún modo) a los líderes europeos. Por ahora las pruebas presentadas son nulas y la sola afirmación implica - a nuestro entender - una subestimación de algunos políticos británicos. Por ahora los embates más fuertes son contra los líderes conservadores. El propio Johnson fue denunciado ante la justicia por un tema relacionado con el brexit y la misma acaba de desestimar la causa en su contra. Ahora se sabe que su acusador, un empresario, escritor, conferenciante o activista (como prefiera calificárselo) británico de 29 años, gastó 47.000 libras de las donaciones que recibió para denunciar al conservador, para satisfacer sus propias "necesidades". Por otra parte hace unos veinte días el ex primer ministro laborista Gordon Brown solicitó una investigación urgente que esclareciera si el Partido del Brexit (BP), liderado por el ex corredor de bolsa de la City londinense Nigel Farage, había recibido "dinero sucio", pequeñas sumas de dinero sin declarar. 
 
El 31 de octubre aún está lejos, al igual que parece estar lejos la solución a la salida del Reino Unido de la UE. 
 

F-35 DESAPARECIDO: JAPÓN RESPONSABILIZA A LA PRESUNTA DESORIENTACIÓN ESPACIAL DEL PILOTO

11.06.2019 20:06
 
El 9 de abril del corriente año un F-35A de la Fuerza Aérea de Autodefensa de Japón, rama aérea de las Fuerzas de Autodefensa de Japón, desapareció del radar sobre el Océano Pacífico durante una misión de entrenamiento. Ahora se sabe que se estrelló y fueron encontrados algunos restos del mismo. Los nipones dicen que probablemente el accidente haya sido causado por desorientación espacial del piloto, aunque también se habla de vértigo. Los japoneses afirman que la probabilidad de que haya habido una falla técnica es baja. Para hacerlo se estarían basando en datos de radares terrestres y la información obtenida de los enlaces de datos a bordo de los otros F-35 que participaron del ejercicio de combate en el que se perdió el F-35A en cuestión.
 
Recordamos que la aeronave que se estrelló en el océano tenía dos aterrizajes de emergencia en su historial. Así lo informó en su momento el propio Ministro de Defensa japonés Takeshi Iwaya. Uno de los aterrizajes forzosos se debió al malfuncionamiento del instrumental del aparato que se produjo durante un vuelo con malas condiciones meteorológicas en el mes de agosto del año pasado. Se habría tratado de una falla del indicador de posición.
 
Artículos relacionados:

HALLAMOS VULNERABILIDAD EN EXTENSIÓN PARA CONOCIDO NAVEGADOR (IV PARTE)

10.06.2019 20:20

Realmente recomendamos desinstalar la extensión vulnerable y estar muy alertas cuando navegan por Internet:

 

Artículos relacionados:

geoestrategia.webnode.es/news/hallamos-vulnerabilidad-en-extension-para-conocido-navegador/

geoestrategia.webnode.es/news/hallamos-vulnerabilidad-en-extension-para-conocido-navegador-ii-parte/

geoestrategia.webnode.es/news/hallamos-vulnerabilidad-en-extension-para-conocido-navegador-iii-parte/

 

BREXIT: LA JUSTICIA BRITÁNICA DESESTIMÓ LA CAUSA POR PRESUNTAS MENTIRAS CONTRA EL EUROESCÉPTICO BORIS JOHNSON

08.06.2019 02:22
 
Boris Johnson es uno de los principales candidatos a suceder a May en el rol de jefe del Partido Conservador y de Primer Ministro y fue uno de los principales activistas de la campaña a favor de la salida de la Unión Europea. Johnson fue acusado de haber afirmado falsamente que la membresía de Gran Bretaña en la Unión Europea costaba 350 millones de libras por semana. La demanda contra el líder conservador euroescéptico había sido interpuesta por un empresario británico de 29 años, Marcus Ball. Según algunas fuentes Ball había estado preparando el caso desde hace casi tres años y había recaudado algunos ciento de miles de euros gracias a una campaña de "mecenazgo" para denunciar a Johnon.
 
Hoy viernes la justicia británica desestimó la causa. Lo hizo el mismo día en que Theresa May está haciendo efectiva su renuncia al liderazgo del Partido Conservador. Johnson lidera las encuestas como su sucesor más probable. La decisión de la justicia podría lograr calmar un poco el enrarecido clima londinense. Johnson no es el único partidario del brexit que se vio envuelto en una denuncia. Hace algo más de quince días el ex primer ministro laborista Gordon Brown solicitó una investigación urgente que esclareciera si el Partido del Brexit (BP), liderado por el ex corredor de bolsa de la City londinense Nigel Farage, había recibido "dinero sucio", pequeñas sumas de dinero sin declarar. El partido de Farage se impuso en la contienda por las bancas británicas en el Parlamento Europeo. 
 
Con la victoria del BP, la desestimación de la causa contra Johnon y el apoyo del Presidente estadounidense Donald Trump el brexit duro se hace cada vez más probable. A menos que la Unión Europea esté dispuesta a hacer alguna concesión la salida abrupta parece ser casi inevitable. Lo ideal sería encontrar una salida no traumática. En buena medida eso depende de la buena voluntad de las partes pero por ahora prima la intransigencia.
 
Artículo relacionado:
 

PROBLEMAS DEL PROGRAMA DE LOS SSBN CLASE DREADNOUGHT

07.06.2019 21:16
 
En un artículo de principios de diciembre del año pasado (el enlace al mismo figura al pie de esta nota) afirmábamos: "La National Audit Office (NAO - Oficina Nacional de Auditoría) británica, estima que el déficit del presupuesto de defensa británico para los próximo diez años se encuentra en algún lugar entre los 4.000 y los 20.000 millones de libras. Se sabe que la primer cifra es poco realista (probablemente el piso sea más del doble, cerca de los 9.000 millones de dólares). También se advirtió que el techo de 20.000 millones de libras (25.600 millones de dólares) en determinadas circunstancias podría ser perforado".
 
"Los programas de los submarinos portadores de misiles balísticos (SSBN) Clase Dreadnought y de submarinos de ataque de propulsión nuclear (SSN) Clase Astute son responsables de aproximadamente el 40% del déficit de la Defensa británica. Aún así el Ministerio de Defensa del Reino Unido está determinado a seguir adelante con ambos programas sin dilaciones que puedan ser generadas por la falta de fondos. Ya se formó un fondo de contingencia para la Clase Dreadnought y ya se lo está gastando (y no sólo en la Clase Dreadnought)".
 
Ya no es sólo la NAO la que muestra preocupación por la situación financiera del presupuesto de Defensa británico. En un informe reciente el Nuclear Information Service (Servicio de Información Nuclear o NIS, por sus siglas en inglés) llama la atención sobre el rubro más delicado del mismo: el programa de desarrollo y construcción de los sucesores de los submarinos SSBN Clase Vanguard, es decir los submarinos portadores de misiles de ojivas nucleares Clase Dreadnought. La construcción de los mismos ya está en marcha y ya está generando gastos mayores a los presupuestados y no pocos problemas técnicos y de desarrollo.  
 
El Nuclear Information Service, como lo dice su sitio web, "es un servicio de información independiente, sin fines de lucro, que trabaja para promover la sensibilización pública y fomentar el debate sobre el desarme nuclear y la seguridad y las cuestiones ambientales relacionadas". Podría decirse que como tal no es totalmente objetivo en lo que concierne al programa Dreadnought pero los especialistas británicos adhieren a algunas de sus apreciaciones, en especial en los que se refiere a la estimación de costos de construir y operar estos submarinos. El NIS afirma que los mismos estarán bien por arriba de los previsto por los responsables de llevar a cabo este proyecto. Según este servicio, el costo de los Dreadnought para el período 2019-2070 será de 172.000 millones de libras, bien por encima de los 31.000 millones estimados por el Ministerio de Defensa británico (MoD). El MoD previó un fondo adicional de contingencia de 10.000 millones de libras. El NIS afirma que hasta la cifra de 172.000 millones probablemente sea una estimación baja.
 
El problema de los costos no es ni por lejos el único. El desafío tecnógico de desarrollar y construir los nuevos SSBN supera ampliamente las posibilidades actuales de los británicos que carecen de ingenieros, técnicos y otro personal calificado suficiente. Otro tema destacado son los plazos de desarrollo y construcción que probablemente generen una brecha entre la salida de servicio del HMS Vanguard y la entrada en servicio del primero de los Clase Dreadnought. El HMS ya lleva más de 26 años en servicio y su construcción comenzó siete años antes de ese hecho. 
 
Los Clase Vanguard comenzaron a presenta problemas técnicos a nivel de sus reactores lo que - además de los riesgos que eso trae aparejados - echa un manto de dudas sobre la extensión su vida útil en el futuro. A eso se le suman los problemas que tiene la Royal Navy a la hora de reclutar y mantener en servicio a sus submarinistas. Como si eso fuera poco el problema del consumo de drogas entre los submarinistas de la Marina Real británica se está haciendo cada vez más patente. Recordemos que recientemente uno de los SSBN de la Royal Navy completó su travesía desde Estados Unidos al Reino Unido con tres tripulantes que habían dado positivo para el consumo de cocaína estando en Norteamérica. Se sospecha que el número de tripulantes que había consumido drogas fue mayor y que pasaron las pruebas forzando la diuresis con la ingestión de grandes cantidades de agua aunque esto último no está probado ni fue admitido por los responsables de la Marina Real.
 
Más allá de estas consideraciones de personal que no son una mera anécdota pero que deberían ser los más fáciles de resolver, queremos remarcar las dificultades técnicas y de costos. Todo indica que los responsables de la Defensa británica no están dispuestos a dar marcha atrás con la construcción de los nuevos SSBN. Tampoco están dispuestos a hacer recortes en otras áreas de la Defensa. En el marco de una economía que se desaceleró por la incertidumbre en torno a un brexit que aún no se definió y que podría terminar en una salida dura y abrupta de la Unión Europea nos permitimos expresar nuestras serias dudas sobre la viabilidad del programa de los Dreadnought. Insistimos, sea como fuere la decisión parece tomada y sólo queda sentarse a ver qué o quién pagará los costos de tal obstinación.
 
Fuentes: nuclearinfo.org; savetheroyalnavy.org; wikipedia.org; royalnavy.mod.uk y archivo de GEOESTRATEGIA 
 
Artículo relacionado:
 

PRIMER ATERRIZAJE DE UN HELICÓPTERO APACHE EN EL PORTAAVIONES HMS QUEEN ELIZABETH

06.06.2019 22:13
 
Un helicóptero Apache aterrizó por primera vez a bordo del portaaviones HMS Queen Elizabeth de la Marina Real británica. Lo hizo en el marco de tres días de pruebas y ejercicios de integración. El aparato, perteneciente al British Army (Ejército Británico), participó de prácticas de cuestiones básicas: el ser guardado de forma segura, el desarrollo de tareas de mantenimiento en el buque, el abastecimiento de combustible y el manejo y la carga de seguros de armas y municiones.
 
El portaaviones ya había recibido a bordo aparatos Merlin y Wildcat de la Royal Navy y los grandes Chinook de la RAF por lo que las operaciones con aeronaves de ala rotativa no le son totalmente extrañas a la tripulación de la gran nave. Obviamente se contó con la participación de personal de mantenimiento del British Army.
 
La por ahora escasa disponibilidad de aviones F-35B (los únicos con los el QE que puede operar desde que los Harrier fueron vendidos al Cuerpo de Marines de los EE. UU.) ha llevado a los responsables de la Defensa británica a tomar la decisión de reforzar al portaaviones con la potencia de fuego de los Apache, a pesar de la gran diferencia de sus roles. 
 
El Cuerpo Aéreo del Ejército Británico (AAC por sus siglas en inglés) cuenta con unos 66 helicópteros de ataque Apache AH1 pero en el 2022 comenzará a operar lo que será un total de 50 aparatos AH-64E, con el mismo estándar que se entrega al Ejército de los EE. UU. El helicóptero de ataque AH-64E también es conocido como Apache Guardian. Hasta el año 2012 el AH-64E fue designado como AH-64D Bloque III. Cuenta con una serie de mejoras que incluyen motores más potentes y transmisión mejorada.
 
Fuentes: royalnavy.mod.uk; navyrecognition.com; navalnews.com; forces.net; militarywatchmagazine.com; www.military-today.com y archivo de GEOESTRATEGIA
 

SE ENDURECE LA POSTURA DE LOS GLOBALISTAS BRITÁNICOS PONIENDO EN RIESGO LA INTEGRIDAD TERRITORIAL ARGENTINA

05.06.2019 21:56
 
En el marco de la visita del Presidente Donald Trump al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Theresa May anunció que el portaaviones HMS Queen Elizabeth y los aviones F-35B del Reino Unido se unirán a la fuerza de despliegue rápido de la OTAN ni bien la nave esté en condiciones operativas, lo cual deberá suceder en el año 2021. Los ministros de defensa de la OTAN se comprometieron a tener 30 batallones, 30 escuadrones aéreos y 30 buques de guerra listos para operar con un aviso previo de un máximo de 30 días a partir del año 2020.
 
La noticia tiene varias lecturas posibles. En primer lugar May busca reafirmar su alineamiento con Trump en momentos en que crece la posibilidad de un brexit duro y en que Europa está formando su Ejército Europeo, hecho que posiblemente debilite a la Organización del Tratado del Atlántico Norte.
 
También hay que tener en cuenta las palabras de la Ministro de Defensa británica que afirmó que el HMS Queen Elizabeth y su nave hermana, HMS Prince of Wales, "serán la bandera de un Gran Bretaña Global". Mientras que la saliente May es partidaria de un concepto político, económico y comercial del globalismo británico, la Ministro Penny Mordaunt es una de las promotoras de la línea dura de la Gran Bretaña Global. Forma parte de un grupo radical que promueve el pleno rearme inglés y una suerte de restauración del Imperio Británico que debe extenderse desde el Ártico hasta la Antártida (pasando por las Islas Malvinas, para lo cual parece contar con la aquiescencia del Ejecutivo argentino) y desde el Caribe hasta la región de Asia-Pacífico.
 
No faltan, incluso dentro del Reino Unido, quienes hacen notar que los F-35B con que cuentan los británicos son pocos y tienen problemas técnicos y logísticos. A la gente como Mourdant eso no le importa, ella ya comenzó a presionar al Tesoro para revertir la situación y un helicóptero de ataque Apache acaba de aterrizar en el Queen Elizabeth por primera vez. Entre tanto Argentina pierde capacidades militares y la situación empeora día a día. O se hace un esfuerzo por comenzar a revertir ese cuadro de inmediato o nuestro futuro como nación soberana correrá un grave riesgo de medirse en años, muy pocos años.
 
Artículo relacionado:
 

ROYAL NAVY: TRIPULANTES QUE CONSUMIERON DROGAS NAVEGARON EN UN SUBMARINO CON MISILES DE OJIVAS NUCLEARES

04.06.2019 23:24
 
El Ministerio de Defensa británico confirmó que tres tripulantes del submarino HMS submarino Vengeance, que transporta 16 misiles nucleares, fueron relevados de sus puestos por haber dado positivo para cocaína en una prueba de consumo de drogas mientras el submarino visitaba una instalación naval de Florida, Estados Unidos de Norteamérica. Lo más preocupante es que los tripulantes habrían sido separados de sus puestos recién cuando el submarino arribó a la Base Naval Clyde en Faslane, Escocia. Para el colmo, los tres marineros formaban parte de un grupo más numeroso de miembros de la tripulación que tomaron la droga durante una reciente estadía de descanso en tierra.
 
Lamentablemente éste no es el único incidente reciente de este tipo en la Marina Real británica. A mediados de abril el submarino de ataque HMS Talent, que debía partir hacia el Mar del Norte y a la zona del Círculo Polar Ártico para vigilar los movimientos de los submarinos rusos en la región, vio demorada su partida en la base de Devonport debido que siete de sus tripulantes fueron entregados a la policía militar luego de que médicos de la Royal Navy constataran que tenían cocaína en sangre. En su momento ese incidente también fue confirmado por el Ministerio de Defensa británico, manifestando que el hecho reducía la efectividad operacional. La noticia fue ampliamente divulgada por los medios ingleses y del extranjero.
 
Estos dos no son hechos aislados. En el año 2017 nueve tripulantes del SSBN HMS Vigilant fueron dados de baja por presuntos problemas de drogas y dos de sus oficiales fueron relevados de sus cargos por otras razones. Según fuentes británicos los problemas de drogas son aún peores en los buques de superficie. Se sabe que en el 2018 cinco marineros del buque oceanográfico HMS Scott también dieron positivo a cocaína. El Ejército Británico no se queda atrás; algunas de sus unidades presentan problemas muy graves en ese sentido. Que un SSBN navegue con tripulantes que consumen drogas es franca y gravemente alarmante. 
 
<< 1 | 2 | 3 | 4 | 5 >>