Blog

LA ROYAL NAVY ESTÁ MÁS CERCA DE PERDER UN PORTAAVIONES (II y última parte)

29.12.2019 17:07
 
Los problemas de propulsión de los tipo 45 implicarán un trabajo tremendo y un gran costo para las agotadas arcas de la Defensa británica. Los mismos podrán resolver el tema de las plantas de poder pero no el gravísimo problema del ruido que generan estas naves, ruido que las hace extremadamente susceptibles a la detección por parte de submarinos enemigos. Paradójicamente los Type 45 no poseen otro armamento antisubmarino que el del helicóptero que puedan llevar a bordo. Hacer despegar un helicóptero durante una situación de combate desde un buque supuestamente furtivo nuevamente tiene algo de paradójico. Es cierto que la furtividad fue pensada principalmente en función de ser un blanco más difícil para los misiles pero eso no cambia el hecho de fondo. Los Tipo 45 tienen otro gran problema: los misiles hipersónicos. Contra estos misiles los sistemas de armas de los Clase Daring podrían ser prácticamente inútiles, a menos que Londres esté dispuesto a invertir más dinero, dinero que no abunda.
 
Varias veces hemos tratado el tema de los misiles antibuque de las fragatas (y alguno de los destructores) de la Marina Real. Se está estirando al extremo la permanencia en servicio de los Harpoon y ponemos en seria duda el estado de los mismos. Los británicos los mantendrán en servicio hasta fines del 2023. Insistimos en preguntarnos cuál es la verdadera condición de los mismos: si son útiles o si la RN apeló al recurso de correr enemigos con la vaina. 
 
Queda por tratar más profundamente el tema de los submarinos. Es un tema que amerita un artículo en sí mismo y estamos trabajando en él.   
 
Artículo relacionado:
 

LA ROYAL NAVY ESTÁ MÁS CERCA DE PERDER UN PORTAAVIONES (I parte)

29.12.2019 16:46
 
A pesar de las pruebas con aeronaves F-35 que llevó a cabo el portaaviones HMS Queen Elizabeth y a pesar del inicio de las pruebas de mar de su buque gemelo, el 2019 fue un mal año para la Marina Real británica. Quien lo niegue desconoce el estado del personal y de la flota, la situación de las finanzas de la Defensa británica y el crecimiento de las marinas de guerra de algunos de los potenciales enemigos del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. El orgullo de ser una de las tres marinas de guerra del mundo con más de un portaaviones en servicio (las otras dos son, es decir eran, las de los EE. UU. e Italia, la última con dos portaaviones ligeros), le duró muy poco. El 10 de diciembre los británicos pusieron en servicio al HMS Prince of Wales, el 18 los chinos hicieron lo propio con su segundo portaaviones y tienen un tercero en construcción.  Claro que eso no es todo: los británicos cuentan - al menos en los papeles - con diecinueve buques de escolta; los chinos con 35 destructores, 50 fragatas y 41 corbetas. Las diferencias no terminan allí, la armada china cuenta con 95 submarinos; de momento el Reino Unido contaría con un sólo submarino de ataque en condiciones mínimamente operativas. No lo decimos sólo nosotros, lo confirman diversas fuentes británicas. Hay más, la reparación y el mantenimiento de los SSBN británicos pasan por serias dificultades, hay retrasos por problemas de seguridad en alguna de las plantas donde se efectúan los trabajos.
 
Hasta la gloria vana de contar con dos portaaviones importantes podría durar poco. No son pocos los expertos británicos que llaman la atención sobre la ineficiencia británica a la hora de realizar gastos (o inversiones, si se prefiere) en el sector de la Defensa, en particular en lo que concierne a la Royal Navy. Aseguran, como lo venimos haciendo hace nosotros hace tiempo, que se privilegia los intereses de la industria por sobre las verdaderas necesidades de la Marina Real. Muy sutilmente usan términos que apuntan, bueno digámoslo nosotros, a una especie de corrupción o al menos a un círculo incompatible de militares-empleados de la industria.
 
Desde el entorno más cercano a Boris Johnson se comienza a hablar del despropósito de tener dos portaaviones casi sin buques de escolta. Es posible, cuando no probable, que la RN tenga que desprenderse de uno de ellos; hasta desde el Ejército Británico surgen ese tipo de exigencias muy concretas. También la RAF alza su voz reclamando más aeronaves F-35A y menos aparatos de la variante de despegue corto y aterrizaje vertical (STOVL). Las razones son claras: el F-35B tiene baja autonomía y poca capacidad de portar armas, casi podríamos decir que va a contramano de las doctrina bélicas modernas. 
 
A las fuerzas armadas británicas se les exigió que establecieran una prioridad cada una a fin de solicitar fondos adicionales para su funcionamiento. La Royal Navy manifestó que necesita resolver el problema de propulsión de los destructores Tipo 45. Es una admisión bastante explicita de la falta de buques de escolta. Diecinueve escoltas para dos portaaviones grandes es simplemente una suma sumamente baja, a quien piense diferente le sugerimos releer la historia de la Guerra de Malvinas. Pero la realidad indica que los buques de escolta de la RN no son diecinueve. Hay fragatas Tipo 23 que están al límite de su intensiva vida útil, hay otras que están siendo canibalizadas y hay una gran escasez de tripulantes, en especial de personal técnicamente calificado. La guerra moderna no es soplar y hacer botellas, es poseer tecnología y poder usarla y mantenerla.  Los programas para sustituir a las Type 23 están retrasados y ya hay quienes dicen que es probable que el problema de los buques de escolta se agrave cuando haya que empezar a radiar del servicio a las mismas. Insistimos, en la reparación de algunas de ellas se están tomando medidas extremas. (Continuará)
 
Enlace a la segunda y última parte:
 

FUE EXTINGUIDO EL INCENDIO PRODUCIDO A BORDO DEL PORTAAVIONES RUSO ADMIRAL KUZNETSOV

13.12.2019 11:11
 
El incendio que estalló ayer a bordo del único portaaviones ruso y buque insignia de la Armada de ese país, el Admiral Kuznetsov, fue extinguido hoy por trabajadores de los servicios de emergencia. Al menos una persona (un marino) murió en el siniestro y al menos otra (un oficial) se encuentra desaparecida. Diez personas se encuentra hospitalizadas. Todo comenzó cuando se realizaban trabajos de soldadura en el portaaviones que está siendo sometido a reparaciones mayores. Metal caliente habría caído por un hueco debajo del cual se acumulaba basura entre la que se encontraba al menos un trozo de tela impregnado de combustible.
 
El Admiral Kuznetsov tiene un largo historial de accidentes. Durante este último la alarma de incendios fue desactivada por las tareas de mantenimiento que se estaban realizando, entre ellas recambio del cableado.
 
Estaba previsto que el portaaviones ruso permanecería operativo en la flota hasta el año 2025-2030 pero ahora no se sabe si volverá al servicio operativo y en caso afirmativo, cuándo lo haría. El Admiral Kuznetsov fue comisionado originalmente en la Armada Soviética con el objetivo de ser la primer unidad de una clase de portaaviones pero sólo se construyó una nave más llamada Varyag. La misma fue vendida por Ucrania a la República Popular China con la condición de que no sería  usada en combate. China, después de haber reparado y modernizado el buque, lo usa como portaaviones militarmente.
 
El diseño de la naves Clase Admiral Kuznetsov implica una misión diferente de la de los portaaviones de la Marina de los Estados Unidos. El término utilizado por sus constructores para describirlos es "crucero pesado de transporte de aviones" y su objetivo principal es el de apoyar y defender submarinos estratégicos portadores de misiles (SSBN), buques de superficie y aviones armados con misiles antibuques de la Armada de Rusia. Sus aeronaves también pueden realizar misiones de superioridad aérea, defensa de la flota y apoyo aéreo, entre otras.
 

CONTUNDENTE VICTORIA DEL PARTIDO CONSERVADOR EN LAS ELECCIONES GENERALES DEL REINO UNIDO

13.12.2019 08:52
 
El Partido Conservador cosechó un contundente triunfo en las elecciones generales del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte mientras que los Laboristas tuvieron el peor desempeño en más de ocho décadas. El Scottish National Party (Partido Nacionalista Escocés) también obtuvo un número considerable de bancas, lo que podría alentar un nuevo referéndum a favor de la independencia de Escocia. Los escoceses se impusieron incluso a los Demócratas Liberales.
 
Es claro que los británicos votaron a favor del brexit. El eslogan de campaña del conservador Boris Johnson fue "Llevemos a cabo el brexit", mientras que la falta de claridad en la postura de Corbyn respecto a la ruptura con el federalismo europeo jugó en contra de los Laboristas. Les jugó en contra todo el pasado de Corbyn, quien tiene un historial de posturas de extrema izquierda, de apoyo a miembros del Ejército Republicano Irlandés (IRA, por sus siglas en inglés) y hasta de racismo. Eso lo hizo un blanco fácil de los Conservadores y de los disidentes de su propio partido. Corbyn también supo ponerse en contra a los militares británicos.
 
Queda claro que la mayoría de los británicos está harta de la Unión Europea. De todos modos la salida no será fácil, algunos líderes europeos estarían tramando entorpecer la salida británica de la federación europea. Ya lo dijimos varias veces, etimológicamente Bruselas es "el templo en el pantano", un nido de muchos personajes siniestros que quieren hacer de Europa el arquetipo del Nuevo Orden Mundial. La lucha recién comienza.  
 
Artículo realcionado:
 

EN SU PRIMER DESPLIEGUE OPERACIONAL EL HMS QUEEN ELIZABETH PORTARÁ SOLO OCHO F-35B BRITÁNICOS

12.12.2019 11:06
 
En el día de hoy el portal digital savetheroyalnavy.org publicó detalles de la composición de los que será el grupo de batalla de portaaviones durante el primer despliegue operacional del HMS Queen Elizabeth. La formación comprenderá, además del portaaviones, un submarino (llamativamente no se menciona la Clase del mismo; es posible que simplemente sea el que se encuentre en [mejores] condiciones operativas); dos destructores Tipo 45; dos fragatas Tipo 23; un buque tanque de la Clase Tide y el buque RFA Fort Victoria, los dos últimos pertenecientes a la Real Flota Auxiliar. Los aviones que portará el HMS Queen Elizabeth serán 16: 8 británicos y 8 del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos de Norteamérica. Un funcionario estadounidense acompañará a los pilotos y aparatos de los Marines. Presuntamente ese funcionario tendrá el poder de vetar la participación de los mismos en operaciones que no respondan a los intereses nacionales estadounidenses.
 
Dieciséis aparatos F-35B son muy pocos, en especial teniendo en cuenta los problemas técnicos, logísticos, la baja autonomía y la baja capacidad de cargar armas de los mismos. Con respecto a las unidades de la flota, recientemente hemos comentado el estado calamitoso en que se encontraría el Servicio Silencioso de la Marina Real. Los destructores Tipo 45 suelen tener problemas en aguas cálidas, lo que sería grave si el despliegue se realiza a una región de clima caluroso. El RFA Fort Victoria es un buque encargado de suministrar municiones, combustible, alimentos y otros artículos a las naves de la Royal Navy. Según otro artículo de la fuente mencionada arriba, el Fort Victoria se encuentra en dique seco hace ya seis meses. Las razones serían algunos inconvenientes técnicos; la falta de fondos y la falta de personal técnicamente capacitado para atender todas las demandas de reparaciones de la Marina Real. Lo llamativo es que este buque había completado tareas de mantenimiento mayores en octubre del año pasado.
 
Como el lector podrá observar, el grupo de batalla de portaaviones que el Reino Unido de Gran bretaña e Irlanda del Norte planea desplegar en el 2021 será bastante modesto. Nada se dice sobre la región a la que será desplegado. En el conflictivo y cambiante escenario actual mundial no hay demasiadas zonas tranquilas lo cual constituye un riesgo adicional a un grupo de batalla tan modesto. Ni el Golfo Pérsico ni el Mar del Sur de China, que son a nuestro juicio los destinos más probables del grupo, ofrecen garantías para una fuerza tan modesta, a menos que se sume a alguna flota estadounidense. 
 
Artículos relacionados:
 

PERDÓN, HEMOS SIDO DEMASIADO OPTIMISTAS

11.12.2019 08:54
 
Es posible que algún lector pensara que exagerábamos cuando recientemente escribimos sobre la escasa capacidad de reacción de la Marina Real británica y de la debilidad de lo que sería un grupo de batalla de portaaviones de la Royal Navy. Las pruebas a nuestro favor comenzaron a aparecer de inmediato. Así trascendió que cuando hace apenas días el portaaviones HMS Queen Elizabeth regresó a su base en el Reino Unido después de haber efectuado pruebas con aparatos F-35 en los Estados Unidos de Norteamérica durante el despliegue Westlant 19, traía a bordo un F-35B de la RAF del cual se esperaba que regresara volando. No pudo volar por inconvenientes técnicos. Lo más llamativo es que aparentemente el HMS Queen Elizabeth no lleva a bordo el personal ni/o los medios técnicos para resolver esos inconvenientes. Todo sugiere que los británicos intentaron ocultar el hecho. 
 
¿Un grupo de batalla de portaaviones débil? Tal vez fuimos optimistas. La pregunta adecuada sería: ¿de qué grupo de batalla de portaaviones estamos hablando si no tiene aviones ni medios para repararlos?
 
 Artículos relacionados: 

EL ESTADO DE LA FLOTA DE SUBMARINOS DE ATAQUE BRITÁNICOS SERÍA CALAMITOSO

09.12.2019 17:27
 
Quienes estamos interiorizados sobre las presiones legales que sufre la prensa británica en temas de seguridad nacional considerados sensibles aprendemos a leer entre líneas y a hurgar en archivos en busca de artículos que no llegaron a ver la luz del día o que tal vez la vieron y parecen haber desparecido de inmediato. Tal es el caso de mucha de la información relacionada con la fuerza de submarinos (Servicio Silencioso) de la Marina Real británica. Hacemos la aclaración para que los lectores sepan que no siempre es posible proporcionar una fuente periodística que avale la información que brindamos, a veces hay que armar el rompecabezas e incluso hacer conjeturas.
 
El Servicio Silencioso británico parece estar atravesando problemas muy serios. El cuarto submarino de la Clase Astute, el HMS Audacious está siendo sometido a reparaciones. Eso no sería nada extraño si no fuera por el hecho de que aún no ha sido entregado a la Royal Navy. Los trabajos de reparación podrían insumir unos 17 meses. Recordemos que la fecha original de entrada en servicio para este submarino había sido fijada para el año 2015. Algunos responsables de la Defensa del Reino Unido están presionando para que el submarino sea entregado de forma casi inmediata con los riesgos que eso supondría. El problema no sería sólo del Audacious sino también del quinto submarino de la clase, todavía en construcción. Como por cuestiones de seguridad no se dieron a conocer más datos sobre el tema, la cuestión parecería ser de importancia. Cabe preguntarse entonces que pasa con las naves de la clase que ya se encuentran en servicio de la Marina Real porque su disponibilidad parece ser muy baja, algunos indicios apunta a que sería casi nula (las presiones para que el Audacious sea entregado cuanto antes confirmarían eso). ¿Los tres primeros submarinos fueron botados con algún problema adicional a los ya extensamente tratados en nuestro portal? 
 
Los tremendos retrasos de la Clase Astute exigen la permanencia en servicio de los tres viejos submarinos de la Clase Trafalgar que todavía figuran como activos en el inventario. También acá hay indicios concretos de que su disponibilidad sería baja, cuando no casi nula. No lo decimos nosotros, fue una admisión hecha hace poco por altos mandos de la RN. En noviembre del año 2011 la National Audit Office (NAO u Oficina Nacional de Auditoría) alertó al Ejecutivo británico sobre el hecho de que los retrasos en la construcción de los submarinos clase Astute dejarían a la Marina Real británica con un número insuficiente de submarinos entre los años 2020 y 2030. Obviamente el informe resultó ser optimista. No es todo, ya en el año 2013 el organismo británico Defence Nuclear Safety Regulator (Regulador de la Seguridad Nuclear de la Defensa o DNSR, por sus siglas en inglés) expresó lo siguiente sobre la clase Trafalgar: “Parece como si los almirantes en Whitehall hubieran anulado la seguridad nuclear al exigir que las restantes naves antiguas se mantengan en servicio como una medida provisional de cuerda y cinta adhesiva."  De eso pasaron seis años y los problemas parecen agravarse aún más. De hecho desde el 2017 los informes del DNSR no pueden ser publicados por razones de "seguridad nacional". A buen entendedor, pocas palabras.
 

ARGENTINA FRENTE A UN GRUPO DE BATALLA DE PORTAAVIONES DE LA MARINA REAL BRITÁNICA (segunda y última parte)

05.12.2019 11:12
 
Un grupo de batalla de portaaviones debe tener al menos un submarino de ataque que lo acompañe. Los viejos SSN clase Trafalgar que siguen en servicio están en condiciones deplorables y los Clase Astute tienen un problema de diseño que les impide avanzar a la misma velocidad que el resto de la flota.
 
Vayamos ahora a los portaaviones propiamente dichos. El segundo de la clase recién está comenzando las pruebas de mar y el primero, el Queen Elizabeth, tuvo inconvenientes técnicos varios, alguno de ellos de cierta gravedad, al punto de que tuvo que interrumpir una de sus pruebas. Podríamos afirmar que en principio se trata de "problemas de dentición", el tiempo dirá si eso es cierto o no. La capacidad de autodefensa de estos gigantes de pie de barro es muy reducida. Además el número de aparatos F-35B de los que dispone el Reino Unido es bastante reducido, el número de estos aviones en condiciones operativas probablemente sea muy bajo y todos tienen una baja autonomía y una baja capacidad de portar armas. También los aquejan diversos inconvenientes técnicos.
 
Hace poco afirmábamos que los británicos comenzaban a mirar con preocupación el resurgimiento de FAdeA, la Fábrica Argentina de Aviones. A algún lector puede parecerle una afirmación exagerada aunque la hemos fundado. El Comando de Aviación Naval de la Armada Argentina adquirió aeronaves Super Étendard Modernisé (todavía no están operativas), repuestos y una simulador para las mismas. La Fuerza Aérea Argentina está recuperando (en el Área Material Río Cuarto) sus A-4AR y OA-4AR y se está ejercitando con ellos, incluso en misiones nocturnas y con lanzamientos de misiles aire-aire. Si Argentina retomara el proyecto de las bombas planeadoras Dardo e hiciera una versión de misil crucero a partir de las mismas los británicos estarían en serios problemas para sostener el archipiélago malvinense. Si además la Armada Argentina contara con dos o tres submarinos, esos problemas se acrecentarían enormemente.
 
Argentina necesita un aparato militar creíble si pretende lograr que los británicos se sienten a la mesa de negociaciones, aún cuando Argentina no tiene por qué negociar otra cosa que no sea los tiempos en que los británicos deben abandonar las Islas Malvinas. No es cuestión ni de genialidad ni de una inversión extremadamente grande e imposible de realizar. Es una cuestión de voluntad política. Cabe preguntarse por qué no la hay.  
 
Artículos relacionados:
 
 Y muchos otros
 

ARGENTINA FRENTE A UN GRUPO DE BATALLA DE PORTAAVIONES DE LA MARINA REAL BRITÁNICA (primera parte)

05.12.2019 10:47
 
El portaaviones HMS Queen Elizabeth de la Royal Navy acaba de regresar de un despliegue de pruebas y entrenamiento. En principio su primer despliegue operacional será en el 2021. Queremos analizar cómo estaría constituido hoy por hoy su grupo de batalla.
 
La Marina Real británica cuenta de momento con dos destructores Tipo 45 y seis fragatas Tipo 23 en condiciones operativas. Esa es el número aproximado de buques que está en condiciones de ser desplegados de forma inmediata, aunque muchos de ellos están dispersos por el globo. Más allá de una cuestión de cantidad hay una cuestión de calidad. En nuestro portal hemos dado cuenta de todos los problemas de propulsión que aquejan a los destructores Tipo 45. Más allá de eso, los también conocidos como Clase Daring, son naves que aún no han probado su capacidad de derribar un blanco supersónico, al menos no tenemos registro de ello. Ni hablar de la galopante amenaza de los blancos hipersónicos que se están constituyendo rápidamente en una amenaza real. Como si eso fuera poco hace ya casi tres años que el ex Director de capacidad operacional del Ministerio de Defensa del Reino Unido, el Contraalmirante Chris Parry, afirmó que bajo el agua estos buques suenan como "una caja de llaves para tuercas" y sostuvo que los Tipo 45 son "tan ruidosos como el infierno". Al parecer terminada la Guerra Fría, a nadie le pareció importante que estos destructores "furtivos" tuvieran una baja firma sonora. Se gastaron miles de millones en desarrollar y construir destructores con baja firma térmica y baja firma radar pero se ignoró totalmente el tema del ruido. Eso es algo que a duras penas se puede mitigar un poco pero que no tiene una solución real. La principal escolta antiaérea de los portaaviones Clase Queen Elizabeth es un blanco fácil en sí misma lo cual nos lleva a preguntarnos por qué Argentina aún no empezó a resolver su problema de la falta de submarinos.
 
Las fragatas Tipo 23 fueron sometidas a muchos trabajos de mantenimiento y modernización y por ahora no presentan mayores problemas, al menos no las que están operativas. El grado de canibalización es alto en la mayoría de los sistemas de armas de la Marina Real británica. Eso dificultaría enormemente reforzar el número de naves de escolta. Y aunque hubiera buques adicionales, no hay tripulantes adicionales. La cantidad de naves que podrían integrar un grupo de batalla es bien reducido. A eso hay que sumarle una incógnita muy importantes: la de si alguna de esas naves posee misiles antibuque; en caso afirmativo cuántos son y en qué condiciones están. El tema de misiles antibuque de la RN también fue extensamente tratado en nuestro portal y nos atrevemos a decir que lo más probable es que los británicos estén bastante inermes en esa materia. (Continuará)
 

LA ESTRATEGIA EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL - VIGESIMOTERCERA PARTE: EL SITIO DE LENINGRADO (II parte - fin del capítulo)

05.12.2019 08:56
 
Antes de que Leningrado quedara totalmente rodeada se evacuó a una gran cantidad de civiles, en especial mujeres y niños pero con anterioridad 300.000 personas llegaron desde Nóvgorod y otras ciudades a refugiarse en la antigua San Petersburgo. La mayoría de esos "fugitivos" no recibiría tarjetas de racionamiento. Stalin y Hitler consideraban traidor a toda aquella persona que no estaba dispuesta a morir por ellos. No faltan quienes consideran que no haber evacuado Leningrado de toda la población no imprescindible fue un error gravísimo, sólo superado por la incapacidad de Stalin de ver el inminente inicio de la operación Barbarroja. Entre quienes piensan así se encuentra la periodista e historiadora británica Anna Reid, quien afirma lo mencionado en su libro Leningrad: The Epic Siege of World War II: 1941-1944.
 
A fines de septiembre del '41 las reservas de petróleo y carbón estaban agotadas. La población comenzó a morir de frío y hambre. Luego se congelaron las cañerías de agua. En noviembre el adulto promedio recibía menos de un tercio del alimento mínimo que necesitaba para su supervivencia. Buena parte del pan que recibían estaba hecho (al menos parcialmente) de aserrín de madera. En la ciudad no quedaban caballos, perros, gatos ni ratas, de hecho ni siquiera cuervos. Aún así el obeso Jefe del Partido Comunista de Leningrado continuó obeso hasta el final... Como el suelo se congeló los cadáveres no podían ser enterrados. Incluso si los habitantes de la ciudad hubieran tenido la oportunidad de rendirse, Stalin los hubiera fusilado por traidores si en algún momento volvieran a Rusia... Para diciembre a situación era aterradora lo que no impedía a los alemanes seguir bombardeando la ciudad con aviones y artillería. Recordemos que al inicio de Barbarroja la Luftwaffe había destruido unos 1.200 aviones rusos en tierra y unos 300 en el aire aunque algunos estiman el número total de aparatos destruidos en 2.000; eso significaba que podía operar con cierta tranquilidad. Los hospitales fueron el blanco dilecto de los primeros bombardeos aéreos. El 12 de septiembre fue exitosamente bombardeado el depósito de alimentos más grande de la ciudad. 
 
Hitler quería que para diciembre la ciudad estuviera destruida pero eso no sucedió por el accionar de las tropas de defensa. Aparecieron casos de canibalismo, tanto de cadáveres como de personas a las que se asesinaba para comerlas. También se las mataba para sacarles la tarjetas de racionamiento, aunque en muchos casos sucedían las dos cosas. Aún así, en relación con la cantidad de habitantes, el número de esos casos era bajo, los sitiados conservaron una cuota importante de humanidad. Hubo varios intentos de romper el sitio. El 12 de enero de 1943 se logró romper el cerco por primera vez. El sitio sería definitivamente roto el 27 de enero de 1944. Terminado el mismo se empezó a construir un monumento. Stalin hizo arrestar a los responsables y los envió a Siberia. El líder comunista tenía miedo que empezara a atribuirse el crédito a otra gente y él dejara de ser visto como la figura que lideró a la URSS durante la guerra. No hay mucho para agregar sobre el tema. La estrategia alemana fue un acto criminal y la soviética un dechado de ineptitud. No podíamos evitar el tema pero es poco lo que se puede sacar de constructivo del mismo; sólo sirvió para dejar claro que no haber avanzado con ímpetu hacia Moscú fue un error grave. En el norte la Wermacht sucumbió a los deseos y órdenes de Hitler y la única estrategia del líder nazi para Leningrado fue la limpieza étnica por medio del hambre y del frío. 
 
Artículo relacionado:
 
<< 1 | 2 | 3 | 4 | 5 >>