Blog

LOS ESTADOS UNIDOS CONSIDERAN A LOS BRITÁNICOS COMO ALIADOS DE SEGUNDA CATEGORÍA

05.01.2020 10:12
 
A mediados de diciembre numerosos medios, en particular los especializados, daban cuenta de la presión que ejercían los Estados Unidos de Norteamérica sobre Japón para que el país asiático no se sumara al programa del caza de sexta generación Tempest que encabezan los británicos y se uniera al algún programa estadounidense. Hasta se habló (por parte de los ingleses) de un "calentamiento" (sic) de la competencia entre los británicos y sus aliados del otro lado del Atlántico.
 
Los británicos sufrieron otro desplante, mucho más grave. No recibieron ningún aviso por adelantado sobre la operación norteamericana que acabó con la vida del General de División iraní Qasem Soleimani, asesinado por medio de un dron estadounidense MQ-9 Reaper. El Primer Ministro Boris Johnson se enteró del suceso cuando el hecho ya había ocurrido mientras vacacionaba en el Caribe a pesar de la presencia de tropas británicas en la región, la que ahora se encuentra al rojo vivo. Su reacción habría sido un duro insulto, una palabra de cuatro letras en idioma inglés (f...).
 
Dado que durante el primer despliegue operacional del portaaviones HMS Queen Elizabeth de la Marina Real británica - a efectuarse el año próximo - el mismo llevaría ocho aviones F-35 británicos y probablemente otros tantos estadounidenses, comenzamos a preguntarnos cuál de las dos naciones decidirá sobre la región a la que se desplegará y cuál de las dos estará realmente a cargo de ese despliegue. Para los EE. UU. los británicos se convirtieron en socios de segunda categoría. Dado el creciente debilitamiento militar británico, la actitud de la administración Trump no carece de cierta lógica.
 
Enlace a la versión en inglés - Link to the English versión of the article:

EL ESTADO DE LOS SUBMARINOS DE LA ROYAL NAVY TRATADO EN PROFUNDIDAD (Segunda parte)

03.01.2020 17:18
 
Los problemas de la Clase Astute parecen no terminar con los descritos en la primera parte de nuestro informe. En nuestro artículo del día 26 de junio del pasado año 2019: "SE DEMORA AÚN MÁS LA ENTRADA EN SERVICIO DEL SSN BRITÁNICO HMS AUDACIOUS" informábamos que "a pesar de las medidas de seguridad que supuestamente habían sido implementadas a bordo de ese submarino, en septiembre del 2018 el sobrecalentamiento de un circuito eléctrico llenó la nave de humo y la tripulación debió ser evacuada mientras se preparaba para su primera etapa de pruebas de mar. En esa ocasión acudieron al lugar de la emergencia tres dotaciones de bomberos. ¿Tres dotaciones de bomberos y más de nueve meses de demora por en el inicio de unas pruebas de mar que al parecer aún no tienen fecha sólo por el sobrecalentamiento de un circuito? Tal vez sí o tal vez el incidente fue peor de lo que se admite."
 
El 9 de diciembre del año pasado actualizábamos esa información, obviamente habíamos tenido razón sobre la gravedad del incidente: "El cuarto submarino de la Clase Astute, el HMS Audacious está siendo sometido a reparaciones. Eso no sería nada extraño si no fuera por el hecho de que aún no ha sido entregado a la Royal Navy. Los trabajos de reparación podrían insumir unos 17 meses [¡casi el doble de los que se había dicho inicialmente!]. Recordemos que la fecha original de entrada en servicio para este submarino había sido fijada para el año 2015. Algunos responsables de la Defensa del Reino Unido están presionando para que el submarino sea entregado de forma casi inmediata con los riesgos que eso supondría. El problema no sería sólo del Audacious sino también del quinto submarino de la clase, todavía en construcción. Como por cuestiones de seguridad no se dieron a conocer más datos sobre el tema, la cuestión parecería ser de importancia. Cabe preguntarse entonces que pasa con las naves de la clase que ya se encuentran en servicio de la Marina Real porque su disponibilidad parece ser muy baja, algunos indicios apunta a que sería casi nula (las presiones para que el Audacious sea entregado cuanto antes confirmarían eso). ¿Los tres primeros submarinos fueron botados con algún problema adicional a los ya extensamente tratados en nuestro portal?"
 
Hay fallas que pueden considerarse normales en el prototipo de una clase, pero que son menos tolerables en las unidades posteriores. El HMS Astute tuvo algunas. Sin embargo el 10 de abril del año 2013, el segundo ejemplar de la clase Astute, el HMS Ambush, debió suspender sus pruebas de mar por un problema no especificado. Por entonces el Ministerio de Defensa británico (MoD) emitió un comunicado, diciendo que se había detectado un problema en un sistema no nuclear y se tomó la decisión de ordenar el regreso del Ambush a su base para que se llevaran a cabo las medidas correctivas. En ese momento un vocero del MoD dijo que el problema "afectó a varios sistemas de la nave" y agregó que el mismo "no estaba relacionado con la seguridad", sin dar más precisiones. El 20 de julio del 2016, el SSN HMS Ambush colisionó con un buque mercante frente a Gibraltar. Estaba participando del famoso curso "Perisher" durante el cual se forman y seleccionan los nuevos comandantes de submarinos de la Royal Navy. El comandante del submarino fue declarado culpable por una corte marcial aunque el castigo que recibió siempre nos pareció benigno para tamaño accidente. Gibraltar está siendo usada como base de submarinos porque la base británica de Devonport está repleta de submarinos nucleares fuera de servicio. Algunos de ellos llevan décadas a la espera de ser desmantelados. Los submarinos en servicio ven demoradas sus reparaciones por falta de lugar en la base.
 
Profundicemos un poco lo dicho en referencia al segundo submarino de la clase, el Ambush, y su regreso a la base en su primer día de pruebas de mar. El parlamentario británico por Escocia, Angus Robertson, afirmó en ese entonces que el Ministerio de Defensa señalaba problemas “de dentición” cuando era botado el prototipo de una nueva clase de buque de superficie o submarino. Agregó que el Ambush ya era el segundo de la clase, lo que hacía [al incidente] aún más preocupante, sobre todo [cuando el mismo se produjo] tan cerca de los centros poblados del Clyde". 
 
Según información oficial, más tarde el Ambush habría permanecido atracado junto al buque de apoyo de la Real Flota Auxiliar RFA Diligence. Si bien la información era difícil de descifrar por la jerga técnica empleada en la emisión de la información, ambas naves habrían permanecido atracadas dos días a apenas unos cientos de metros del amarradero del submarino “practicando una maniobra … vital para sostener las operaciones submarinas en todo el mundo.”
 
Cuando oportunamente publicamos esa información no nos quedamos conformes con la que obraba en nuestras manos, de modo que nos abocamos a investigar el tema. Nuestra sorpresa fue mayúscula cuando supimos que los expertos británicos en el tema submarinos tampoco sabían interpretar con precisión la jerga técnica empleada en la comunicación oficial de la noticia. Todo parece indicar que la maniobra realizada no era una maniobra usual, aunque sí se trató del acercamiento de ambas embarcaciones, que permanecieron amarradas una a la otra. Nos quedó la duda de la finalidad de la maniobra y el momento escogido para practicarla. En circunstancias normales, el HMS Ambush debería haber estado cumpliendo su período de pruebas de mar. La maniobra tuvo lugar en las aguas calmas de una ría escocesa, a apenas unos cientos de metros del amarradero del mismo. Los problemas de la Clase Astute parecen ser muchos. (Continuará)
 
Enlace a la primera parte del artículo:
Enlace a la tercera parte del artículo:
 

EL ESTADO DE LOS SUBMARINOS DE LA ROYAL NAVY TRATADO EN PROFUNDIDAD (Primera parte)

03.01.2020 11:21
 
Recientemente hemos informado que la Marina Real británica contaría con un sólo submarino de ataque (SSN) mínimamente operativo y que sus submarinos portadores de misiles balísticos con ojivas nucleares (SSBN) tendrían problemas de mantenimiento y reparación. Más allá de nuestros propios cálculos y estimaciones, fuentes británicas confirman lo publicado.
 
Las tres naves de la obsoleta, desgastada y vulnerable Clase Trafalgar que - al menos oficialmente - todavía permanecen en servicio, están llegando al final de su vida útil. Eso es lo que afirman los británicos. Nosotros nos atrevemos a decir que ya no les queda vida útil y que si alguno sigue operativo o (más probablemente) vuelve a estar operativo será para riesgo de su tripulación y del entorno en el que opere. Hace tiempo que algunos organismos oficiales británicos están señalando eso sin muchos eufemismos.
 
En cuanto a los Clase Astute - la unidad mínimamente operativa pertenecería a la misma - parece presentar varios problemas. Inicialmente los Clase Astute tenían una velocidad inferior a la que se esperaba de los mismos. Su reactor nuclear es virtualmente idéntico al de los SSBN de la RN por lo que hubo que hacer modificaciones posteriores a su entrada en servicio para lograr a resolver el problema. Eso habría sido resuelto, oportunamente hemos informado de algunos trabajos sobre estos submarinos. Otro problema de la clase es el del ambiente dentro del submarino. El mismo sería excesivamente caluroso y no sabemos si se hizo algo al respecto. Por otra parte estas naves tienen mucha mayor facilidad para sumergirse que para emerger, lo que en determinadas circunstancias podría resultar fatal.
 
Hay o habría otro inconveniente técnico que sería mucho más difícil (cuando no imposible) de solucionar, al menos en un plazo y a un costo razonables. Recordemos al lector que a principios del 2018 se había anunciado casi con bombos y platillos que el HMS Astute participaría del bombardeo a Siria que se realizó en ese momento. No lo hizo. Hubo varias hipótesis respecto a eso. Algunos militares rusos formularon la suya propia: el complejo (y resaltamos el tema de la complejidad) lanzamiento subacuático de misiles chocó con problemas técnicos y los británicos idearon la historia de una presunta persecución rusa del submarino para que los inconvenientes técnicos no salieran a la luz. Ahora fuentes estadounidenses empezaron a hablar de las mismas limitaciones técnicas. 
 
Aparentemente la dificultad o el impedimento surgirían del hecho de que los Astute lanzan los misiles Tomahawk de ataque a tierra desde sus tubos lanzatorpedos. Todo indica que lo más adecuado es su lanzamiento vertical, tal como se realiza en los submarinos estadounidenses más modernos. Más allá de que la Royal Navy cuente con un número bastante limitado de estos misiles, de comprobarse lo expuesto estaría perdiendo una capacidad muy importante. El inminente retiro de los Clase Trafalgar podría ser el fin de esa capacidad. Sea cual fuere la verdad del lanzamiento de estos misiles desde los tubos lanzatorpedos, tres submarinos Clase Astute "en servicio" no pueden garantizar la presencia global que los británicos pretenden tener. El alcance máximo (resaltemos el "máximo) de 1.600 kilómetros de los Tomahawk suena interesante pero no si el número de plataforma de lanzamiento con que se cuenta es tan reducido y menos cuando los sistemas de defensa aérea evolucionan con una rapidez vertiginosa. (Continuará)
 
Enlace a la segunda parte del artículo:
 

LA ROYAL NAVY ESTÁ MÁS CERCA DE PERDER UN PORTAAVIONES (II y última parte)

29.12.2019 17:07
 
Los problemas de propulsión de los tipo 45 implicarán un trabajo tremendo y un gran costo para las agotadas arcas de la Defensa británica. Los mismos podrán resolver el tema de las plantas de poder pero no el gravísimo problema del ruido que generan estas naves, ruido que las hace extremadamente susceptibles a la detección por parte de submarinos enemigos. Paradójicamente los Type 45 no poseen otro armamento antisubmarino que el del helicóptero que puedan llevar a bordo. Hacer despegar un helicóptero durante una situación de combate desde un buque supuestamente furtivo nuevamente tiene algo de paradójico. Es cierto que la furtividad fue pensada principalmente en función de ser un blanco más difícil para los misiles pero eso no cambia el hecho de fondo. Los Tipo 45 tienen otro gran problema: los misiles hipersónicos. Contra estos misiles los sistemas de armas de los Clase Daring podrían ser prácticamente inútiles, a menos que Londres esté dispuesto a invertir más dinero, dinero que no abunda.
 
Varias veces hemos tratado el tema de los misiles antibuque de las fragatas (y alguno de los destructores) de la Marina Real. Se está estirando al extremo la permanencia en servicio de los Harpoon y ponemos en seria duda el estado de los mismos. Los británicos los mantendrán en servicio hasta fines del 2023. Insistimos en preguntarnos cuál es la verdadera condición de los mismos: si son útiles o si la RN apeló al recurso de correr enemigos con la vaina. 
 
Queda por tratar más profundamente el tema de los submarinos. Es un tema que amerita un artículo en sí mismo y estamos trabajando en él.   
 
Artículo relacionado:
 

LA ROYAL NAVY ESTÁ MÁS CERCA DE PERDER UN PORTAAVIONES (I parte)

29.12.2019 16:46
 
A pesar de las pruebas con aeronaves F-35 que llevó a cabo el portaaviones HMS Queen Elizabeth y a pesar del inicio de las pruebas de mar de su buque gemelo, el 2019 fue un mal año para la Marina Real británica. Quien lo niegue desconoce el estado del personal y de la flota, la situación de las finanzas de la Defensa británica y el crecimiento de las marinas de guerra de algunos de los potenciales enemigos del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. El orgullo de ser una de las tres marinas de guerra del mundo con más de un portaaviones en servicio (las otras dos son, es decir eran, las de los EE. UU. e Italia, la última con dos portaaviones ligeros), le duró muy poco. El 10 de diciembre los británicos pusieron en servicio al HMS Prince of Wales, el 18 los chinos hicieron lo propio con su segundo portaaviones y tienen un tercero en construcción.  Claro que eso no es todo: los británicos cuentan - al menos en los papeles - con diecinueve buques de escolta; los chinos con 35 destructores, 50 fragatas y 41 corbetas. Las diferencias no terminan allí, la armada china cuenta con 95 submarinos; de momento el Reino Unido contaría con un sólo submarino de ataque en condiciones mínimamente operativas. No lo decimos sólo nosotros, lo confirman diversas fuentes británicas. Hay más, la reparación y el mantenimiento de los SSBN británicos pasan por serias dificultades, hay retrasos por problemas de seguridad en alguna de las plantas donde se efectúan los trabajos.
 
Hasta la gloria vana de contar con dos portaaviones importantes podría durar poco. No son pocos los expertos británicos que llaman la atención sobre la ineficiencia británica a la hora de realizar gastos (o inversiones, si se prefiere) en el sector de la Defensa, en particular en lo que concierne a la Royal Navy. Aseguran, como lo venimos haciendo hace nosotros hace tiempo, que se privilegia los intereses de la industria por sobre las verdaderas necesidades de la Marina Real. Muy sutilmente usan términos que apuntan, bueno digámoslo nosotros, a una especie de corrupción o al menos a un círculo incompatible de militares-empleados de la industria.
 
Desde el entorno más cercano a Boris Johnson se comienza a hablar del despropósito de tener dos portaaviones casi sin buques de escolta. Es posible, cuando no probable, que la RN tenga que desprenderse de uno de ellos; hasta desde el Ejército Británico surgen ese tipo de exigencias muy concretas. También la RAF alza su voz reclamando más aeronaves F-35A y menos aparatos de la variante de despegue corto y aterrizaje vertical (STOVL). Las razones son claras: el F-35B tiene baja autonomía y poca capacidad de portar armas, casi podríamos decir que va a contramano de las doctrina bélicas modernas. 
 
A las fuerzas armadas británicas se les exigió que establecieran una prioridad cada una a fin de solicitar fondos adicionales para su funcionamiento. La Royal Navy manifestó que necesita resolver el problema de propulsión de los destructores Tipo 45. Es una admisión bastante explicita de la falta de buques de escolta. Diecinueve escoltas para dos portaaviones grandes es simplemente una suma sumamente baja, a quien piense diferente le sugerimos releer la historia de la Guerra de Malvinas. Pero la realidad indica que los buques de escolta de la RN no son diecinueve. Hay fragatas Tipo 23 que están al límite de su intensiva vida útil, hay otras que están siendo canibalizadas y hay una gran escasez de tripulantes, en especial de personal técnicamente calificado. La guerra moderna no es soplar y hacer botellas, es poseer tecnología y poder usarla y mantenerla.  Los programas para sustituir a las Type 23 están retrasados y ya hay quienes dicen que es probable que el problema de los buques de escolta se agrave cuando haya que empezar a radiar del servicio a las mismas. Insistimos, en la reparación de algunas de ellas se están tomando medidas extremas. (Continuará)
 
Enlace a la segunda y última parte:
 

FUE EXTINGUIDO EL INCENDIO PRODUCIDO A BORDO DEL PORTAAVIONES RUSO ADMIRAL KUZNETSOV

13.12.2019 11:11
 
El incendio que estalló ayer a bordo del único portaaviones ruso y buque insignia de la Armada de ese país, el Admiral Kuznetsov, fue extinguido hoy por trabajadores de los servicios de emergencia. Al menos una persona (un marino) murió en el siniestro y al menos otra (un oficial) se encuentra desaparecida. Diez personas se encuentra hospitalizadas. Todo comenzó cuando se realizaban trabajos de soldadura en el portaaviones que está siendo sometido a reparaciones mayores. Metal caliente habría caído por un hueco debajo del cual se acumulaba basura entre la que se encontraba al menos un trozo de tela impregnado de combustible.
 
El Admiral Kuznetsov tiene un largo historial de accidentes. Durante este último la alarma de incendios fue desactivada por las tareas de mantenimiento que se estaban realizando, entre ellas recambio del cableado.
 
Estaba previsto que el portaaviones ruso permanecería operativo en la flota hasta el año 2025-2030 pero ahora no se sabe si volverá al servicio operativo y en caso afirmativo, cuándo lo haría. El Admiral Kuznetsov fue comisionado originalmente en la Armada Soviética con el objetivo de ser la primer unidad de una clase de portaaviones pero sólo se construyó una nave más llamada Varyag. La misma fue vendida por Ucrania a la República Popular China con la condición de que no sería  usada en combate. China, después de haber reparado y modernizado el buque, lo usa como portaaviones militarmente.
 
El diseño de la naves Clase Admiral Kuznetsov implica una misión diferente de la de los portaaviones de la Marina de los Estados Unidos. El término utilizado por sus constructores para describirlos es "crucero pesado de transporte de aviones" y su objetivo principal es el de apoyar y defender submarinos estratégicos portadores de misiles (SSBN), buques de superficie y aviones armados con misiles antibuques de la Armada de Rusia. Sus aeronaves también pueden realizar misiones de superioridad aérea, defensa de la flota y apoyo aéreo, entre otras.
 

CONTUNDENTE VICTORIA DEL PARTIDO CONSERVADOR EN LAS ELECCIONES GENERALES DEL REINO UNIDO

13.12.2019 08:52
 
El Partido Conservador cosechó un contundente triunfo en las elecciones generales del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte mientras que los Laboristas tuvieron el peor desempeño en más de ocho décadas. El Scottish National Party (Partido Nacionalista Escocés) también obtuvo un número considerable de bancas, lo que podría alentar un nuevo referéndum a favor de la independencia de Escocia. Los escoceses se impusieron incluso a los Demócratas Liberales.
 
Es claro que los británicos votaron a favor del brexit. El eslogan de campaña del conservador Boris Johnson fue "Llevemos a cabo el brexit", mientras que la falta de claridad en la postura de Corbyn respecto a la ruptura con el federalismo europeo jugó en contra de los Laboristas. Les jugó en contra todo el pasado de Corbyn, quien tiene un historial de posturas de extrema izquierda, de apoyo a miembros del Ejército Republicano Irlandés (IRA, por sus siglas en inglés) y hasta de racismo. Eso lo hizo un blanco fácil de los Conservadores y de los disidentes de su propio partido. Corbyn también supo ponerse en contra a los militares británicos.
 
Queda claro que la mayoría de los británicos está harta de la Unión Europea. De todos modos la salida no será fácil, algunos líderes europeos estarían tramando entorpecer la salida británica de la federación europea. Ya lo dijimos varias veces, etimológicamente Bruselas es "el templo en el pantano", un nido de muchos personajes siniestros que quieren hacer de Europa el arquetipo del Nuevo Orden Mundial. La lucha recién comienza.  
 
Artículo realcionado:
 

EN SU PRIMER DESPLIEGUE OPERACIONAL EL HMS QUEEN ELIZABETH PORTARÁ SOLO OCHO F-35B BRITÁNICOS

12.12.2019 11:06
 
En el día de hoy el portal digital savetheroyalnavy.org publicó detalles de la composición de los que será el grupo de batalla de portaaviones durante el primer despliegue operacional del HMS Queen Elizabeth. La formación comprenderá, además del portaaviones, un submarino (llamativamente no se menciona la Clase del mismo; es posible que simplemente sea el que se encuentre en [mejores] condiciones operativas); dos destructores Tipo 45; dos fragatas Tipo 23; un buque tanque de la Clase Tide y el buque RFA Fort Victoria, los dos últimos pertenecientes a la Real Flota Auxiliar. Los aviones que portará el HMS Queen Elizabeth serán 16: 8 británicos y 8 del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos de Norteamérica. Un funcionario estadounidense acompañará a los pilotos y aparatos de los Marines. Presuntamente ese funcionario tendrá el poder de vetar la participación de los mismos en operaciones que no respondan a los intereses nacionales estadounidenses.
 
Dieciséis aparatos F-35B son muy pocos, en especial teniendo en cuenta los problemas técnicos, logísticos, la baja autonomía y la baja capacidad de cargar armas de los mismos. Con respecto a las unidades de la flota, recientemente hemos comentado el estado calamitoso en que se encontraría el Servicio Silencioso de la Marina Real. Los destructores Tipo 45 suelen tener problemas en aguas cálidas, lo que sería grave si el despliegue se realiza a una región de clima caluroso. El RFA Fort Victoria es un buque encargado de suministrar municiones, combustible, alimentos y otros artículos a las naves de la Royal Navy. Según otro artículo de la fuente mencionada arriba, el Fort Victoria se encuentra en dique seco hace ya seis meses. Las razones serían algunos inconvenientes técnicos; la falta de fondos y la falta de personal técnicamente capacitado para atender todas las demandas de reparaciones de la Marina Real. Lo llamativo es que este buque había completado tareas de mantenimiento mayores en octubre del año pasado.
 
Como el lector podrá observar, el grupo de batalla de portaaviones que el Reino Unido de Gran bretaña e Irlanda del Norte planea desplegar en el 2021 será bastante modesto. Nada se dice sobre la región a la que será desplegado. En el conflictivo y cambiante escenario actual mundial no hay demasiadas zonas tranquilas lo cual constituye un riesgo adicional a un grupo de batalla tan modesto. Ni el Golfo Pérsico ni el Mar del Sur de China, que son a nuestro juicio los destinos más probables del grupo, ofrecen garantías para una fuerza tan modesta, a menos que se sume a alguna flota estadounidense. 
 
Artículos relacionados:
 

PERDÓN, HEMOS SIDO DEMASIADO OPTIMISTAS

11.12.2019 08:54
 
Es posible que algún lector pensara que exagerábamos cuando recientemente escribimos sobre la escasa capacidad de reacción de la Marina Real británica y de la debilidad de lo que sería un grupo de batalla de portaaviones de la Royal Navy. Las pruebas a nuestro favor comenzaron a aparecer de inmediato. Así trascendió que cuando hace apenas días el portaaviones HMS Queen Elizabeth regresó a su base en el Reino Unido después de haber efectuado pruebas con aparatos F-35 en los Estados Unidos de Norteamérica durante el despliegue Westlant 19, traía a bordo un F-35B de la RAF del cual se esperaba que regresara volando. No pudo volar por inconvenientes técnicos. Lo más llamativo es que aparentemente el HMS Queen Elizabeth no lleva a bordo el personal ni/o los medios técnicos para resolver esos inconvenientes. Todo sugiere que los británicos intentaron ocultar el hecho. 
 
¿Un grupo de batalla de portaaviones débil? Tal vez fuimos optimistas. La pregunta adecuada sería: ¿de qué grupo de batalla de portaaviones estamos hablando si no tiene aviones ni medios para repararlos?
 
 Artículos relacionados: 

EL ESTADO DE LA FLOTA DE SUBMARINOS DE ATAQUE BRITÁNICOS SERÍA CALAMITOSO

09.12.2019 17:27
 
Quienes estamos interiorizados sobre las presiones legales que sufre la prensa británica en temas de seguridad nacional considerados sensibles aprendemos a leer entre líneas y a hurgar en archivos en busca de artículos que no llegaron a ver la luz del día o que tal vez la vieron y parecen haber desparecido de inmediato. Tal es el caso de mucha de la información relacionada con la fuerza de submarinos (Servicio Silencioso) de la Marina Real británica. Hacemos la aclaración para que los lectores sepan que no siempre es posible proporcionar una fuente periodística que avale la información que brindamos, a veces hay que armar el rompecabezas e incluso hacer conjeturas.
 
El Servicio Silencioso británico parece estar atravesando problemas muy serios. El cuarto submarino de la Clase Astute, el HMS Audacious está siendo sometido a reparaciones. Eso no sería nada extraño si no fuera por el hecho de que aún no ha sido entregado a la Royal Navy. Los trabajos de reparación podrían insumir unos 17 meses. Recordemos que la fecha original de entrada en servicio para este submarino había sido fijada para el año 2015. Algunos responsables de la Defensa del Reino Unido están presionando para que el submarino sea entregado de forma casi inmediata con los riesgos que eso supondría. El problema no sería sólo del Audacious sino también del quinto submarino de la clase, todavía en construcción. Como por cuestiones de seguridad no se dieron a conocer más datos sobre el tema, la cuestión parecería ser de importancia. Cabe preguntarse entonces que pasa con las naves de la clase que ya se encuentran en servicio de la Marina Real porque su disponibilidad parece ser muy baja, algunos indicios apunta a que sería casi nula (las presiones para que el Audacious sea entregado cuanto antes confirmarían eso). ¿Los tres primeros submarinos fueron botados con algún problema adicional a los ya extensamente tratados en nuestro portal? 
 
Los tremendos retrasos de la Clase Astute exigen la permanencia en servicio de los tres viejos submarinos de la Clase Trafalgar que todavía figuran como activos en el inventario. También acá hay indicios concretos de que su disponibilidad sería baja, cuando no casi nula. No lo decimos nosotros, fue una admisión hecha hace poco por altos mandos de la RN. En noviembre del año 2011 la National Audit Office (NAO u Oficina Nacional de Auditoría) alertó al Ejecutivo británico sobre el hecho de que los retrasos en la construcción de los submarinos clase Astute dejarían a la Marina Real británica con un número insuficiente de submarinos entre los años 2020 y 2030. Obviamente el informe resultó ser optimista. No es todo, ya en el año 2013 el organismo británico Defence Nuclear Safety Regulator (Regulador de la Seguridad Nuclear de la Defensa o DNSR, por sus siglas en inglés) expresó lo siguiente sobre la clase Trafalgar: “Parece como si los almirantes en Whitehall hubieran anulado la seguridad nuclear al exigir que las restantes naves antiguas se mantengan en servicio como una medida provisional de cuerda y cinta adhesiva."  De eso pasaron seis años y los problemas parecen agravarse aún más. De hecho desde el 2017 los informes del DNSR no pueden ser publicados por razones de "seguridad nacional". A buen entendedor, pocas palabras.
 
<< 3 | 4 | 5 | 6 | 7 >>