LA EMPRESA: LA VIDA NO EMPIEZA NI TERMINA EN LA OFICINA

10.02.2018 09:52
 
Salir temprano de la oficina debe ser un principio para todos aquellos que cumplimos un horario de trabajo, además que es beneficioso para nuestra salud física y mental.
 
Puedo comentar sobre esto ya que hace unos meses no podía salir a tiempo de la oficina, se me acumulaban los pendientes, surgían temas de último momento haciendo que salir a la hora se convierta sólo en un propósito endeble.
 
Ahora puedo decir que salir a la hora  es una decisión que se deberá tomar dependiendo de la importancia y de la responsabilidad del trabajo por cumplir y que si las cosas están planificadas, esto debería ser de vez en cuando. Debemos considerar que siempre habrá tareas por hacer, los correos seguirán llegando y necesitarán ser contestados, habrá compras por atender, pagos por realizar y tantas cosas más. No todos tendrán la misma urgencia y/o importancia, ante esto debemos priorizar lo que se debe hacer.
 
Si nos proponemos salir a la hora nos obligamos también a organizar mejor nuestro trabajo. Hay varias razones para hacerlo, una de ellas es el descanso. Después de ocho o nueve horas  de labor hay desgaste y necesitamos reponer fuerzas y  distraernos. Pensar en otras cosas nos relaja. El tiempo libre ayuda a nuestra calidad de vida, beneficiando también a nuestra organización.
 
La mayoría de nosotros tiene familia, amigos y otros allegados que también merecen nuestro tiempo; personas con las que queremos compartir los momentos buenos y con las que queremos estar en los que no lo son tanto. Conviene tener clara nuestra escala de valores y no permitir que el trabajo la altere.