PUTIN TIENE DEMASIADOS FACTORES A SU FAVOR

23.12.2021 08:40
LO INVITAMOS A COLABORAR CON NOSOTROS / WE INVITE YOU TO SUPPORT US
 
Un presidente demócrata, Bill Clinton, autorizó que se vendieran supercomputadoras a los chinos, lo que permitió a los asiáticos desarrollar la tecnología necesaria para sus misiles balísticos intercontinentales. También hizo la vista gorda al espionaje industrial por parte del Gigante Asiático. Otro demócrata, Barack Obama, vendió uranio a los rusos con la aprobación de Hillary Clinton. Biden mantiene a sus militares ocupados en la lucha contra el cambio climático, en la imposición entre las tropas estadounidenses de la Teoría racial crítica y la agenda LGBTQ+. Los militares norteamericanos fueron involucrados en la lucha contra el covid-19 y hasta en el desarrollo de una "supervacuna" contra el virus chino, cuya ganancia de funciones fue cofinanciada por uno de los funcionarios de Biden, Athony Fauci. El hijo de Biden, Hunter, está comprometido en el tráfico de influencias en favor de los chinos. Recientemente la vicepresidente, la zarina de la frontera sur - ahora controlada por los narcotraficantes mexicanos - se dedicó a redecorar su oficina.
 
El Presidente de Ucrania, Vladimir Zelensky, no es una figura mucho más prometedora. Antes de ingresar a la política, fue comediante, actor, guionista, productor de cine y director. No es lo mismo dirigir una película que dirigir un país. Zelensky fue elegido presidente de Ucrania el 21 de abril de 2019 con casi el 73% de los votos. Fue investido el 20 de mayo de 2019. Para septiembre de 2020, sus índices de aprobación habían caído a menos del 32 por ciento. Los Pandora Papers de octubre de 2021 revelaron que Zelensky; su asistente principal Serhiy Shefir y el jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania, Ivan Bakanov, operaban una red de empresas offshore en las Islas Vírgenes Británicas, Chipre y Belice. Estas empresas incluían algunas que tenían propiedades caras en Londres. Desde el entorno del presidente se aseguró que puso sus negocios en el extranjero para protegerlo de "acciones agresivas de las autoridades de la época". Zelensky apoya el uso de cannabis medicinal, el aborto y la legalización de la prostitución.
 
 
Bombardero estratégico Tu-95MS. Ucrania heredó casi 30 de estos aparatos de la Unión Soviética. Algunos fueron entregados a Rusia para cubrir deudas por el suministro de gas y el resto fue desmantelado bajo el Acuerdo de Reducción de Amenazas Nunn-Lugar liderado por los Estados Unidos. - Foto: Andrei Shmatko creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0/deed.en (la imagen original ha sido redimensionada)
 
Parece que Vladimir Putin no tiene demasiado a qué temer. Mientras que los estadounidenses finalmente parecen dispuestos a dialogar "en algún momento de enero del 2022", la acumulación de tropas, armas y equipos en la frontera con Ucrania continúa. Al parecer no sólo en la frontera rusa con Ucrania sino también en la frontera bielorrusa. Hace días Moscú envió bombarderos estratégicos a patrullar la línea divisoria entre ucranianos y bielorrusos. Nuestra teoría de un posible movimiento de pinzas hacia el oeste de Ucrania se va consolidando. Putin no tiene apuro. La invasión no tiene por qué ser repentina. Ir tomando pequeñas porciones de Ucrania parece ser una buena idea, al menos para empezar. Ninguna de las pequeñas tomas dispararía una reacción mayor por parte de la OTAN, muy poco dispuesta a involucrarse en un conflicto. Para cuando la Alianza se decida a tomar alguna medida, será tarde, los rusos estarán en ventaja y en condiciones de llevar a cabo una escalada en las acciones. De hecho eso es algo que ya está sucediendo. Los rusos ya tomaron Crimea y apoyan a los separatistas del oriente de Ucrania. Biden hasta les permitió terminar el gasoducto Nord Stream 2, la cuña que necesitaba Putin para agrietar la Unión Europea.
 
Terminada la Guerra Fría, estadounidenses y británicos promovieron el desarme ucraniano. A cambio se comprometieron garantizar la integridad territorial de Ucrania. Kiev cumplió...
 
Artículo relacionado: