REFLEXIONES DE UN OBISPO PERUANO SOBRE LA ACTUALIDAD DEL PAÍS ANDINO

24.04.2021 20:08
 
Según reza la página oficial del Arzobispado de Arequipa, monseñor Raúl Antonio Chau Quispe fue nombrado Obispo titular de Aveia y auxiliar de Lima en el año 2009 por el Papa Benedicto XVI "recibiendo la ordenación episcopal el 19 de abril, Fiesta de la Divina Misericordia."
 
"Fue elegido Presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia de la Conferencia Episcopal Peruana durante dos periodos (2012-2018). Responsable de la Liturgia para la visita apostólica del Papa Francisco al Perú (2018). En la 111ª Asamblea Plenaria de los Obispos del Perú fue elegido Presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación, para el trienio 2018 - 2021. El 4 de julio de 2019, el Papa Francisco lo nombra Obispo Auxiliar de Arequipa."
 
Hoy, en la misa de las vísperas del Domingo del Buen Pastor, monseñor Chau Quispe pronunció una homilía clara y sentida. Convocó a los peruanos a la unidad y dijo que no se puede votar desde el odio, que no se puede trabajar por los pobres fomentando la división entre los más necesitados y los ricos y exhortó a los adultos que vivieron la época del terrorismo a transmitir sus vivencias a aquellos jóvenes que no la experimentaron en carne propia. Marcó distancia de aquellos pastores que amoldan sus enseñanzas a las modas del momento, que se dedican a inmiscuirse en la economía y en la política en lugar de predicar la Verdad perenne de Cristo.
 
Ya hacia el final de la misa, antes de la bendición, explicó las nuevas normas de bioseguridad establecidas por el gobierno, al cual criticó por su indolencia e ineptitud en el manejo de la pandemia. Nos aconsejó a resguardarnos bajo el manto protector de nuestra Madre Celestial. Su tono conciliador pero firme inspiró mucho ánimo a quienes tuvimos la dicha de participar de la misa que ofreció con tanta devoción.
 
Artículo relacionado: