Blog

LA ESTRATEGIA EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL - VIGESIMOSEGUNDA PARTE: LA BATALLA DE MOSCÚ (continuación II)

19.11.2019 15:58
 
El 2 de octubre, finalmente, comenzó lo operación Tifón, la batalla por Moscú. Algunos consideran esta operación y no la lucha por Stalingrado como el punto de quiebre de la Segunda Guerra Mundial. Antes de iniciar el avance hacia Moscú, Hitler ordenó a los blindados volver al centro. La relación atacantes-defensores era de aproximadamente 1 a 1. Lo alemanes eran más hábiles, más experimentados y más móviles pero los soviéticos estaban aprendiendo mucho sobre como defenderse. Casi todas las mujeres, ancianos y adolescentes de Moscú fueron movilizados para construir fortificaciones y cavar tres círculos concéntricos de zanjas antitanques alrededor de la ciudad. Algunos aseguran que se movieron cerca de tres millones de toneladas de tierra en el proceso. El 6 de octubre comenzaron las precipitaciones níveas y pluviales. Los caminos se transformaron en barro y desaceleraron tremendamente el avance. El mal tiempo duró un mes.
 
Los soviéticos estaban siendo empujados hacia su logística, los alemanes se alejaban de la suya. El inmenso desafío logístico que representaba unos tres millones de soldados presentes en territorio soviético se veía agravado por la  distancia al objetivo y por la Rasputitsa, término que significa literalmente la época sin caminos (a causa de las mencionadas precipitaciones). Ese era un fenómeno que ocurría todos los años y los germanos no lo ignoraban. Recordemos que las acciones alemanas debían concluir antes de la llegada del otoño. El deterioro de caminos no complicaba solo la logística sino todas las maniobras de las fuerzas mecanizadas. 
 
El tren logístico alemán dependía mucho de caballos poco aptos para ese terreno. Eran animales de gran porte y acostumbrados a recibir una dieta bien balanceada que terminaban muriendo por el sobreesfuerzo y la inanición. Luego fueron reemplazados por caballos rusos más pequeños y acostumbrados a alimentarse de los pastos disponibles pero de una capacidad de tiro bastante inferior. También la infantería avanzaba mayormente a pie. Contrariamente a lo que se suele creer buena parte de la infantería alemana no era mecanizada, insistimos, avanzaba a pie por los lodazales que se formaban a causa de la lluvia y de la nieve y que parecían no tener fin. El barro favoreció a los defensores. Las maniobras se volvieron lentas. Los efectivos se enfermaban por la humedad. También se redujo la afluencia de la munición para la artillería, la cual era muy importante para la Wehrmacht. Finalmente las precipitaciones cesaron y empezó el frío. A los alemanes les faltaba ropa de abrigo ya que los medios de transporte apenas podían abastecer a las fuerzas con municiones y combustible. El barro se congeló y nuevamente las maniobras de los vehículos sin orugas se volvieron sumamente difíciles. La pesadilla logística se acentuaba. (Continuará)
 
Artículo relacionado:
 

LA ESTRATEGIA EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL - VIGESIMOSEGUNDA PARTE: LA BATALLA DE MOSCÚ (continuación)

18.11.2019 17:08
 
Los teutones atacaron con tres Grupos de Ejércitos: el Norte; el Centro y el Sur. El Centro era el más fuerte. Contaba con  la cobertura aérea de la Segunda Flota de la Luftwaffe. Inicialmente el mayor esfuerzo se concentró en el centro, incluido el de la fuerza aérea. Recordemos que iniciada la invasión, la Luftwaffe llevó a cabo un ataque masivo contra 66 aeródromos rusos, destruyendo en tierra nada menos que 1.200 aparatos del enemigo. 
 
De fines de junio a fines de agosto hubo una seguidilla de victorias alemanas. El ejército estaba interesado en tomar Moscú, Hitler no tanto. Para Hitler Moscú era solo una ciudad. No comprendió su importancia como centro poblacional (en 1941 Moscú tenía 4 millones de habitantes), como centro político, como símbolo y como núcleo de numerosas vías de comunicación. Lo mejor de la infraestructura soviética se concentraba en un radio de unos 150 kilómetros alrededor de la capital rusa.
 
Insistimos, para Hitler - un estratega no sin cierto sentido práctico pero aficionado al fin - Moscú era solo una ciudad. Por eso en septiembre, luego de la caída de Smolensko (acaecida aproximadamente el 1 de agosto, aunque los combates en torno a la ciudad prosiguieron), decidió detener el avance en el centro. Como Leningrado seguía sin ser rodeada y era una ciudad industrial con una población importante, con vías férreas que la atravesaban conectando el interior ruso con ciertos puertos y como allí, tal como en torno a Kiev (también con industria), los soviéticos todavía eran relativamente fuertes, despojaría al centro de buena parte de sus blindados y los mandaría al norte y al sur. 
 
Con las unidades blindadas adicionales, los Grupos de Ejércitos Norte y Sur alcanzaron algunos objetivos pero los mismos no fueron definitorios para la guerra. Los soviéticos tuvieron tiempo de preparar la defensa de Moscú. Tal como pensaban muchos altos mandos del ejército alemán, Moscú sí era - poblacional, política e infraestructuralmente importante. Los germanos volvieron a centrarse en Moscú después de un mes, con el inicio del otoño. (Continuará)
 
Artículo relacionado:
 

LA ESTRATEGIA EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL - VIGESIMOSEGUNDA PARTE: LA BATALLA DE MOSCÚ

18.11.2019 11:59
 
Para ser comprendida, la batalla de Moscú debe ser analizada en el contexto de la invasión de la Unión Soviética, es decir la Operación Barbarroja. El objetivo alemán para la URSS era rodear y destruir al Ejército Rojo lo más cerca posible a las fronteras.  Las acciones de destrucción debían durar unas 10 semanas. Si bien inicialmente las maniobras de cerco y destrucción fueron exitosas, no funcionaron tan bien como en la etapas previas de la guerra (Frente Occidental y Polonia) porque muchos soviéticos seguían peleando encarnizadamente aún rodeados, con el consiguiente desgaste para los alemanes. Aún así, los prisioneros eran tomados de a decenas de miles o centenares de miles. Con mucha anterioridad a la guerra los soviéticos asumieron que las guerras modernas serían guerras de desgaste por lo que debían ser capaces de reponer la totalidad de sus fuerzas en 8 a 10 semanas. Cuando los alemanes cruzaron la frontera, las fuerzas eran relativamente parejas en número de efectivos pero los comunistas tenían 14,5 millones de reservistas con algún grado de entrenamiento militar. Eso les permitiría la rápida reposición de fuerzas.
 
La densidad de caminos y vías férreas era inferior en Ucrania y Rusia que en Europa Occidental, de hecho muy inferior. Los alemanes perdieron un poco la noción de esa diferencia. Con caminos malos, escasos y las grandes distancias los vehículos se deterioran mucho, acrecentando las dificultades logísticas. 
 
Los alemanes asumieron que los soviéticos no pelearían por Stalin. De hecho seguramente no lo hicieron por él pero sí por su patria, por sus tierras y hogares. La inteligencia soviética sabía del ataque pero sorprendentemente Stalin prefirió meter la cabeza en el hoyo para no verlo, no estaba listo para pelear y simplemente ignoró las advertencias, dando órdenes de no provocar a los alemanes. Esa fue una de las razones por las que la reacción soviética fue extremadamente lenta.
 
Cabe destacar también que la industrialización soviética recién había comenzado y los productos militares dejaban bastante que desear. Por lo dicho tampoco tenían - inicialmente - muchos técnicos capaces de reparar vehículos y tenían cierto rechazo a producir repuestos, preferían todo nuevo. Además los soviéticos previeron que en caso de guerra tomarían medios de transporte de los civiles. Como se ignoró las alertas, para cuando empezó la guerra ya era tarde.
 
Artículo relacionado:
 

ROMPEHIELOS ARA "ALMIRANTE IRÍZAR"

13.11.2019 15:51
 
Un rompehielos es un barco especial diseñado para moverse y navegar a través de aguas cubiertas por el hielo. Para que una nave sea considerada rompehielos requiere tres componentes: un casco especial reforzado; una forma del casco que le facilite dispersar el hielo y la potencia suficiente para abrirse paso.
 
El rompehielos ARA Almirante Irízar (Q-5) (RHAI), perteneciente a la Armada Argentina, fue construido en 1977 en los Astilleros Wärtsilä en Helsinki, Finlandia. El 15 de diciembre de 1978, fue entregado a la República Argentina y recibió el Pabellón Nacional. En marzo de 1979 Tandanor le obsequió su pabellón de guerra. Desde entonces participó año tras año en el abastecimiento de las bases antárticas Argentinas y de otros países y es el buque insignia de la Fuerza Naval Antártica, siendo el  rompehielos más grande de todo el hemisferio sur. Su desplazamiento es 14.899 toneladas a plena carga, sus dimensiones de 121,3 x 25,2 x 9,5 metros y su tripulación de 135 hombres más 45 pasajeros y dotación aérea embarcada.
 
Estuvo fuera de servicio durante más de diez años (entre abril de 2007 y octubre de 2017) por reparaciones que debió afrontar tras un incendio desatado en la nave durante su regreso de la Campaña Antártica del 2007.
 
Durante la guerra de las Malvinas integró la Fuerza de Tareas 40 junto a los destructores ARA "Santísima Trinidad" y ARA "Hércules"; las corbetas ARA "Drummond" y ARA "Granville"; el submarino ARA "Santa Fe" y los buques ARA "Cabo San Antonio" y ARA "Isla de los Estados". El 2 de abril de 1982, día de la recuperación de las islas Malvinas por parte de la Nación Argentina, el ARA Almirante Irízar participó de la Operación Rosario realizando el 3er movimiento táctico mediante el envío de buzos tácticos en una operación helitrasportada sobre Moody Brook, a las 4:30, cerca de Puerto Argentino. Luego antes del amanecer el buque comenzó a transportar tropas helitransportadas al aeropuerto y a Mullet Creek. El 3 de junio de 1982 se dispuso transformar al RHAI en buque hospital, realizándose las tareas en menos de 48 horas en la Base Naval Puerto Belgrano, dotándoselo de 160 camas de internación, una sala de terapia intensiva, quirófanos y otros medios sanitarios. Posteriormente fue enviado a las Malvinas nuevamente. Ahí operó como buque hospital hasta el final del conflicto. Tras la caída de Puerto Argentino, el 18 de junio de 1982 el buque trasladó a 420 heridos en los combates a la ciudad de Comodoro Rivadavia; el 22 de junio a ex prisioneros a Ushuaia y el 27 de junio a otros 500 ex prisioneros a Puerto Madryn.
 
En el año 2002 fue enviado a una dificultosa misión de rescate del buque de transporte polar alemán Magdalena Oldendorff, que se encontraba sirviendo a la base rusa de Novolazarevskaya y que quedó atrapado en el invierno antártico - a una temperatura cercana a los -50ºC - sin poder salir del mar congelado. El RHAI, avanzando sobre 330 km de hielo y aprovisionó al buque con medicinas; combustibles y alimentos. En 2012, el Correo Argentino emitió una estampilla conmemorativa a diez años de la Operación Cruz del Sur.
 
Normalmente, entre mediados de la primavera y el otoño, el RHAI participa de las Campañas Antárticas, utilizando la Base Naval Ushuaia (BNUS) como punto de reaprovisionamiento propio, se dirige a las bases que las Fuerzas Armadas Argentinas poseen en el continente blanco, las reaprovisiona, recoge los residuos que producen y traslada al personal de recambio en las mismas. Generalmente se establecen distintas etapas en las que el buque regresa a la BNUS a completar su reaprovisionamiento y cruza nuevamente el Pasaje de Drake.
 
Actualmente se encuentra en al Puerto de Buenos Aires luego de haber llevado a cabo pruebas de máquina en preparación para la Campaña Antártica de Verano 2019/2020, tal como lo muestra la foto, gentileza del Ingeniero Juan Mario Lavric.
 
 
Fuentes: Ministerio de Defensa de la República Argentina; wikipedia.org; ara.mil.ar; gacetamarinera.com.ar y archivo de GEOESTRATEGIA
 
 

LA ESTRATEGIA EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL - VIGESIMOPRIMERA PARTE: JARKOV Y EL GRAN ERROR DEL MARISCAL ZHÚKOV

13.11.2019 11:35
A medida que los soviéticos avanzaban los alemanes procuraban retroceder ordenadamente aplicando la táctica de tierra arrasada, destruyendo todo a su paso. Contra los deseos y órdenes de Hitler, Von Manstein abandonó la importante ciudad de Járkov, la segunda más importante de Ucrania y la cuarta de la Unión Soviética. El Mariscal de campo germano expresó lacónicamente que el Ejército alemán no estaba dispuesto a sacrificar ninguna unidad por defender Járkov. Eso le permitió salvar muchas fuerzas de élite y contragolpear hacia el sur, tal como lo hemos explicado en el capítulo anterior. Las tropas de élite rusas que iban al frente quedaron separadas de las tropas bisoñas y de la logística y buena parte de ellas perecieron o cayeron prisioneras. Hoy no es fácil entender por qué el Mariscal Zhúkov dejó que sus líneas avanzaran tanto, al punto de quedarse - al menos en algunos casos - sin combustible. 
 
Así como Hitler presionaba a Von Manstein para que no retrocediera, así Stalin incitaba a Zhukov a castigar a los alemanes por la aplastante victoria (al menos inicial) que éstos obtuvieron durante la Operación Barbarroja, la invasión de la Unión Soviética. Por su parte Zhúkov quería restaura la imagen del humillado Ejército Rojo. Además el mariscal soviético era implacable con sus subalternos más inmediatos y hasta fue responsable de la ejecución de jefes de división que no acataban las órdenes de ataque. Sabía que estaba avanzando muy rápido y muy lejos pero a la vez se preguntaba si detenerse no significaría perder la oportunidad de aniquilar todo el frente sur alemán y con ello la ocasión de comprometer todas las operaciones germanas en la Unión Soviética. Apostó y perdió. Cuando Von Manstein volvió a contragolpear - esta vez hacia el norte - recapturó Jarkov. Esa acción formó una saliente soviética que penetraba en las líneas teutonas conocida como la saliente de Kursk. Von Manstein quiso avanzar sobre Kursk de inmediato pero Hitler le ordenó esperar los nuevos tanques, entre ellos los Panther y los Ferdinand. Fue un error que dio tiempo a Zhúkov de prepararse para repeler el ataque. Sería recién en el verano de 1943 que tendría lugar allí otra de las batallas más conocidas de la Segunda Guerra Mundial. Antes, con la llegada de la primavera y con el derretimiento de los hielos, el suelo de la estepa se cubrió de barro obligando a ambos bandos a hacer una pausa. 
 
 
 
Artículo relacionado:
 

LA ESTRATEGIA EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL - VIGÉSIMA PARTE: LA DEFENSA MÓVIL DE VON MANSTEIN

11.11.2019 13:49
 
A medida que los alemanes retrocedían ante la embestida de los soviéticos y éstos recuperaban terreno, en el frente germano fue abierta una nueva brecha, de hecho todo el frente su corría riesgo de sucumbir con consecuencias impredecibles. Parte de las unidades de ese frente se hacían fuertes frente a la ciudad de Járkov, la segunda más grande de Ucrania. Otras, más al sur, trataban de hacerse fuertes detrás del río Miús. Entre ambos sectores se formó una brecha de 100 kilómetros por la cual avanzaron unidades del Ejército Rojo tratando de acorralar a las tropas del Miús contra el Mar Negro y - más hacia el norte - de llegar hasta el Río Dniéper. Fue en el extremo noroccidental de las tropas del Miús donde se libraron las luchas más intensas pero los alemanes lograron resistir las embestidas. Mientras la infantería sostenía el frente los blindados avanzaron por detrás de la misma, se dirigieron hacia el norte y cortaron la logística y las comunicaciones del frente soviético con su retaguardia. Al norte de la brecha Von Manstein cedió la ciudad de Jarkov lo que le permitió enviar blindados a cortar la logística de las tropas que avanzaban hacia el Dniéper. Ahora fueron los atacantes los que quedaron cercados. Parte de ellos se retiró hacia el este por entre las líneas alemanas, muchos no lo consiguieron.
 
Cabe destacar que la retirada y los contragolpes alemanes no habían sido planificados con anterioridad, que Manstein improvisaba, aunque lograba prever algunos movimientos rusos y obrar en consecuencia. Los teutones, como durante casi toda la guerra, tenían un mando flexible, basado en directivas, no en órdenes específicas. Las mencionadas directivas daban un importante margen para diferentes maniobras e iniciativas a casi todos los niveles. Los soviéticos tenían un sistema de comando y control rígido, con planes detalladamente preestablecidos. La flexibilidad en los niveles bajos de mando era casi nula. Eso les jugó en contra. La libertad que se tomó Manstein para ceder terreno (en contra de los deseos y órdenes de Hitler) indujo a los rusos a extender en exceso sus líneas logísticas en pleno invierno y permitió al Mariscal de campo germano acortar las propias. Eso, sumado al desgaste de los combates del Ejército Rojo, permitió a los alemanes frenar su ofensiva y propinarles una serie de duros contragolpes. Otro factor que jugó en contra de los soviéticos fue la falta de cooperación entre armas. Cada una de ellas se había desarrollado por separado, sin integración con las otras. Los alemanes por su parte tenían tanques, infantería mecanizada y blindada, ingenieros blindados y artillería blindada. Supieron aprovechar esa gran movilidad (y relativamente baja vulnerabilidad) para asestar duros contragolpes. En el próximo capítulo describiremos los acontecimientos en torno a Járkov.    
 
 
 
Artículo relacionado:
 

LA ESTRATEGIA EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL - DECIMONOVENA PARTE: RETIRADA ALEMANA DEL CÁUCASO

09.11.2019 14:32
 
Cuando la batalla de Stalingrado ya estaba casi perdida, a fines de diciembre de 1942, los alemanes veían como los rusos abrían una brecha de 150 kilómetros de ancho en su frente sur debido al desmoronamiento del Octavo Ejército Italiano. Así los soviéticos quedaban en posibilidad de dirigirse al sur, hacia el río Donets en su confluencia con el Don y hacia la localidad de Rostov, en la desembocadura del Don en el Mar de Azov. De ese modo parte de las tropas del Eje que se encontraban en el sur de Ucrania y todas las tropas que avanzaban en el Cáucaso corrían el riesgo verse separadas del resto de las fuerzas germanas. 
 
El Mariscal de campo Von Manstein comprendió que era posible cerrar la brecha si los tanques eran concentrados en la zona de la perforación soviética en lugar de estar desparramados por todo el frente. Para cerrar esa brecha también necesitaba las tropas del Cáucaso lo cual implicaba una cesión del terreno ganado. Retirada era una palabra que Hitler no quería escuchar. Alegaba que Alemania necesitaba el petróleo de Bakú. Eso podía ser cierto pero implicaba un altísimo riesgo de perder todas las fuerzas de la región caucásica. Además Manstein quería tratar de sacar al Sexto Ejército alemán de Stalingrado y si eso no era posible al menos restablecer la continuidad del frente. El Primer Ejército Panzer, por ejemplo, estaba a 600 kilómetros al sudeste de Rostov. Para salvarlo el Cuarto Ejército Panzer debía mantener abierto un paso cerca de Rostov para permitir el retroceso de las tropas del Cáucaso. 
 
No sería fácil: durante las conversaciones de Hitler con Manstein, la tropas soviéticas ya había cruzado el Donets y amenazaban con encerrar no sólo al Primero Panzer sino también al Cuarto Panzer. El pronto rescate del Primer Ejército Panzer era vital para poder retrasar el avance ruso hacia el Mar de Azov antes de que ambos Ejércitos Panzer quedaran cortados del frente que se estaba derrumbando y antes de que las líneas de comunicaciones en Dnepropetrovsk fueran alcanzadas por el enemigo.
 
No viene al caso analizar si Hitler cedió o si Manstein interpretó a su mejor conveniencia las órdenes y los silencios del líder alemán pero hacia fines de enero el Primero Panzer cruzó por la zona de Rostov, se puso a salvo y golpeó hacia el norte protegiendo el tambaleante flanco izquierdo de Von Manstein. Comenzaba así una de las retiradas más memorables y mejor conducidas de la Segunda Guerra Mundial.
 
Artículo relacionado:
 

EL REINO UNIDO RECIBIÓ SU PRIMER POSEIDON P-8

08.11.2019 10:26
 
El primer aparato de patrulla marítima Poseidon P-8 fue entregado a la RAF en Seattle, EE. UU.. De allí voló a Jacksonville, en el Estado de Florida, donde miembros de la de la Real Fuerza Aérea continuarán su entrenamiento con la aeronave antes de volar al Reino Unido en febrero del año próximo. El Poseidon estará equipado para la guerra antisubmarina, así como para misiones de vigilancia y búsqueda y rescate. Estas aeronaves también tienen la capacidad de atacar buques de superficie aunque desconocemos si serán configurados para ese tipo de operaciones.
 
Con la adquisición de nueve de estas aeronaves el Reino Unido pretende recuperar una capacidad perdida cuando fueron dados de baja los Nimrod. Sin embargo hay cierto consenso de que nueve aparatos son totalmente insuficientes y de que la cifra debería ascender a 16. El déficit presupuestario de la defensa británica nos hace pensar que eso será extremadamente difícil de lograr. Recordemos que a falta de aviones antisubmarinos, en varias oportunidades los británicos tuvieron que recurrir a activos de sus socios de la OTAN. 
 
El Boeing P-8 Poseidon es un avión desarrollado por Boeing Integrated Defense Systems a partir del Boeing 737-800. Está proyectado para llevar a cabo misiones de guerra antisubmarina, interceptación de embarcaciones y ofrecer inteligencia electrónica (ELINT). Esto involucra carga de torpedos, cargas de profundidad, misiles antibuque AGM-84 Harpoon, y otras armas. También está capacitado para lanzar y monitorear sonoboyas. Está diseñado para operar en conjunto con el vehículo aéreo no tripulado Northrop Grumman MQ-4C Triton.
 
Fuentes: ukdefencejournal.org.uk; navaltoday.com; wikipedia.org; infodefensa.com y archivo de GEOESTRATEGIA
 
Artículos relacionados:
 

ELECCIONES ANTICIPADAS EN GRAN BRETAÑA: QUIÉN ES QUIÉN

07.11.2019 09:39
 
El Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte celebrará elecciones generales anticipadas el 12 de diciembre del corriente año. El Primer Ministro Boris Johnson espera capitalizar el desgaste que significa para los británicos el tener que escuchar hablar del brexit día tras día desde hace demasiado tiempo. Los Comunes británicos no aprobaron ninguno de los proyectos presentados sobre el tema excepto, el acuerdo logrado por Johnson con la Unión Europea aunque inmediatamente después lo pusieron en suspenso por una cuestión de supuesta desconfianza hacia el premier. En ese sentido los Conservadores que permanecieron leales al partido (hubo varias deserciones) y al brexit, llevan las de ganar. Johnson centrará su campaña en el lema "Get the brexit done" - Realicemos el brexit. 
 
Los Laboristas encabezados por Jeremy Corby tendrán que enfrentar un panorama más difícil. La falta de claridad en la postura de Corbyn respecto a la ruptura con el federalismo europeo les jugará en contra. Les jugará en contra todo el pasado de Corbyn, quien tiene un historial de posturas de extrema izquierda, de apoyo a miembros del Ejército Republicano Irlandés (IRA, por sus siglas en inglés) y hasta de racismo. Eso lo hace un blanco fácil de los Conservadores y de los disidentes de su propio partido. Corbyn también supo ponerse en contra a los militares británicos. Cuando este político fue electo como líder Laborista y comenzó a expresar algunas ideas como la de retirarse de la OTAN, un general de alto rango del Ejército Británico advirtió que un gobierno de Corbyn podría enfrentar un motín si - ante la eventualidad de que llegara a ser Primer Ministro - anunciaba "cualquier plan para castrar y reducir el tamaño de las fuerzas armadas" británicas.
 
Eso no es todo respecto a Corby. El controvertido líder laborista propone pedir una nueva extensión del plazo de salida a la UE, negociar un nuevo acuerdo y someterlo a otro referéndum varios meses después de ese hipotético acuerdo. Seguramente eso suena bastante rebuscado para el hastiado elector británico.
 
Los Liberal Demócratas son un partido con un núcleo de seguidores muy definido y por ahora sin mayor llegada a un sector más general. El Partido del brexit (Brexit party), por su parte, aboga por una salida dura de la UE. Si bien su líder, el antiguo corredor de bolsa londinense Nigel Farage, propuso a los Conservadores trabajar juntos por un resultado positivo, estos rechazaron la oferta. Habrá que ver si los euroescépticos británicos se deciden por una linea dura o por el acuerdo logrado por Johnson. El 12 de diciembre está más cerca de lo que parece pero es mucho lo que puede pasar en el interín. 
 
Artículos relacionados:
 

BREXIT: LOS COMUNES BRITÁNICOS APRUEBAN EL ADELANTAMIENTO DE LAS ELECCIONES GENERALES

30.10.2019 13:51
 
En nuestro anterior artículo sobre el brexit afirmábamos que el adelantamiento de las elecciones generales en el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte se estaba volviendo cada vez más probable. También dábamos cuenta de que los comicios habrían sido (recalcamos el modo potencial) una de las exigencias del presidente francés Emmanuel Macron para conceder una extensión en el plazo de salida, fijado ahora para el 31 de enero. La Cámara de los Comunes del Parlamento británico acaba de aprobar ese adelantamiento de las elecciones en el reino para el 12 de diciembre. Llamativamente el voto laborista fue vital para esa aprobación. Los laboristas estarían especulando con un presunto deterioro de la imagen del premier Boris Johnson; el Primer Ministro especula con lo opuesto: el deterioro de la imagen de los parlamentarios de la oposición. La Cámara de los Lores deberá ratificar el proyecto. Si hay elecciones, las mismas se encargaran de darle la razón a una u otra parte.
 
Si finalmente el adelantamiento de las elecciones se confirma, el resultado de las mismas podría resultar decisivo para el brexit. Si los Conservadores se hacen de una buena cantidad de votos, se acrecentará la posibilidad de que el acuerdo UE-Johnson termine siendo aprobado, caso contrario lo que se acrecentará será la posibilidad de que se lleve a cabo un nuevo referéndum por el brexit. ¿Será que Johnson cuenta con el hartazgo de la gente? Es probable pero también es verdad que el Parlamento británico no estuvo a la altura de las circunstancias que exigía la ruptura con el federalismo europeo. O parte del Parlamento nunca quiso esa ruptura.
 
Artículo relacionado:
 
<< 1 | 2 | 3 | 4 | 5 >>