Blog

ROBERT FICO, DONALD TRUMP... ¿QUIÉN SIGUE?

15.07.2024 10:26
 
Tras el intento de asesinato de Donald Trump, el Servicio Secreto y otras agencias federales estadounidenses quedaron en la mira. La reacción de los custodios federales que protegían a Trump fue pésima. No faltan quienes sugieren complicidad. Un video que hemos detectado en YouTube, publicado por The Times of India muestra a los agentes del servicio secreto agachándose antes de los disparos y presuntamente evacuando una fila de personas ubicadas detrás del palco de Trump - también antes de los disparos. Es difícil entender cómo, quien quiso terminar con la vida del candidato opositor, pudo ubicarse en un techo a menos de 150 metros de donde se encontraba el expresidente de los Estados Unidos y candidato por el Partido Republicano. Desde ahí tuvo tiempo de disparar, a pesar de que hay testigos que afirman haber avisado al Servicio Secreto de la presencia del tirador antes de producirse los disparos. El Servicio Secreto depende del Departamento de Seguridad Nacional, presidido por Alejandro Mayorkas, el hombre encargado de implementar la seguridad de la frontera sur de los Estados Unidos. El Departamento de Seguridad Nacional tuvo en el año 2023 un presupuesto de más de 97.000 millones de dólares. 
 
Unas desafortunadas declaraciones de Joe Biden fueron muy publicadas tras el atentado contra Donald Trump. En una llamada telefónica privada con donantes, el presidente habría dicho hace días que "es hora de poner a Trump en el centro de un blanco", así lo afirma el medio "Politico". Estas declaraciones no necesariamente están relacionadas con el tirador, pero fueron como mínimo desafortunadas y hechas en un momento previo a la agresión que puso en riesgo la vida del candidato republicano. Hay otro hecho muy preocupante, y es que francotiradores del Servicio Secreto, aparentemente, y todo indica que realmente así fue, tenían al tirador en la mira antes de que disparara y sin embargo éste logró disparar varios tiros. Sea como fuere, el Servicio Secreto permitió a un hombre que se subiera con un arma a un techo a menos de 150 metros del candidato presidencial Donald Trump. Por una cuestión de jurisdicciones, quien investigará ahora los hechos y al propio Servicio Secreto será el FBI. Es el mismo FBI al que pertenecían los funcionarios que ayudaron a la demócrata Hillary Clinton a divulgar la mentira de que Trump fue favorecido por Putin y sí, es la misma Hillary Clinton que contribuyó a vender uranio estadounidense a los rusos. 
 
Donald Trump
 
Al menos por ahora es imposible encontrar un vínculo directo entre la administración Biden y el tirador que disparó contra Trump, tal vez no lo haya. Queremos, sin embargo, rescatar un párrafo que escribimos cuando se produjo el atentado contra el primer ministro eslovaco, Robert Fico. Terminábamos nuestro artículo diciendo: "el panorama mundial podría complicarse aún bastante antes de comenzar a resolverse. El atentado contra Robert Fico podría no ser el último hecho sorprendente que le toca enfrentar al mundo en el corto plazo. Los factores de inestabilidad son varios". Seguimos sosteniendo lo mismo y seguimos creyendo que el atentado contra Robert Fico y contra Donald Trump podrían no ser los últimos hechos sorprendentes que le tocan enfrentar al mundo en el corto plazo. 
 
Articulo relacionado: 
 

EEUU Y UCRANIA ESTARÍAN PREPARANDO UN GRAN ATAQUE CONTRA RUSIA

11.07.2024 20:17
 
En una conferencia en el marco de la celebración de los 75 años de la OTAN, el presidente de los EEUU de Norteamérica, Joe Biden, sufrió otro duro traspié al presentar a Volodimir Zelensky: "Quiero ceder (el micrófono) al presidente de Ucrania, que tiene tanto coraje como determinación. Damas y caballeros, el presidente Putin", dijo Biden. Después de superar el amargo momento, el ucraniano rio. Para Biden ya fue tarde. Después de la embestida demócrata por los errores que cometió durante el debate con Donald Trump, es difícil pensar que el líder estadounidense logre recuperarse de este nuevo episodio que pone en evidencia su prematuro deterioro cognitivo. Si hasta ahora había algunos miembros del partido que lo apoyaban, tendrán que replantearse su postura. Además, mientras se está cerrando la gran reunión de la Alianza Atlántica, Moscú renueva sus ataques contra objetivos militares en Kiev y contra bases aéreas que puedan albergar y/u operar los F-16 que comienzan a arribar a Ucrania. Por otra parte Arabia Saudita - con su liderazgo petrolero - acaba de situarse clara y firmemente del lado del Kremlin. 
 

F-16 con diversos misiles y pods
 
Por otra parte algunos informes señalan que EEUU y Ucrania están preparando una dura respuesta a los bombardeos contra la capital ucraniana. Entre tanto los mandos rusos ya están llevando a cabo un nuevo ataque aéreo, aprovechando la debilidad de los medios antiaéreos de Ucrania. Quieren golpear a los ucranianos antes que los aviones de combate cedidos por la OTAN entren en servicio. Por eso las bases aéreas están siendo duramente bombardeadas desde hace semanas. Son días de extrema tensión que casi logran opacar el desastre humanitario del Medio Oriente.
 

DESMIENTEN EMERGENCIA MÉDICA DE BIDEN EN PLENO VUELO

06.07.2024 20:42
 
Esta semana, el presidente norteamericano Joe Biden declaró que él era "la primera mujer negra en servir con un presidente negro". Esta seria confusión viene después de su derrota en el debate frente a Donald Trump en la carrera por las elecciones presidenciales del mes de noviembre. Los grandes aportantes a la campaña demócrata e incluso algunos grandes medios de comunicación están pidiendo que Joe Biden se baje de la carrera electoral. Es más, en las últimas horas circuló un rumor de que el presidente habría sufrido una emergencia médica en pleno vuelo del avión presidencial Air Force One. La versión se originó en publicaciones de la derechista Laura Loomer en X y fue reproducida por el Hindustan Times; Times Now; Times of India y otros, aunque los medios enumerados aclaran que se tata de una versión que la Casa Blanca desmintió. Sí estaría confirmado que días después del debate presidencial, Biden fue visto por un médico. En honor a la verdad lo de Loomer parece más una especulación que una noticia basada en evidencia concreta.
 
Lanzamiento de misil Patriot
 
El prematuro deterioro cognitivo del presidente estadounidense trasciende en los grandes medios en el momento más álgido de la guerra en Ucrania y del gravísimo conflicto armado en el Medio Oriente, mientras que en Europa caen líderes belicistas como Rishi Sunak y Emmanuel Macron. Es difícil saber si estos acontecimientos precipitarán una salida negociada por la paz en Ucrania o no. Entre tanto Rusia avanza rápidamente y en las últimas horas dio cuenta de dos sistemas antiaéreos Patriot, uno de ellos localizado en la estratégica ciudad de Odessa y otro en el norte del frente de combate. También hubo un ataque misilístico contra Pavlograd, en el centro-este de Ucrania. 
 
Esta semana, el presidente norteamericano Joe Biden declaró que él era "la primera mujer negra en servir con un presidente negro". Esta seria confusión viene después de su derrota en el debate frente a Donald Trump en la carrera por las elecciones presidenciales del mes de noviembre. Los grandes aportantes a la campaña demócrata e incluso algunos grandes medios de comunicación están pidiendo que Joe Biden se baje de la carrera electoral. Es más, en las últimas horas circuló un rumor de que Biden habría sufrido una emergencia médica en pleno vuelo del avión presidencial Air Force One. La versión se originó en declaraciones de la derechista Laura Loomer en X y fue reproducida por el Hindustan Times; Times Now; Times of India y otros, aunque los medios enumerados aclaran que se tata de una versión que la Casa Blanca desmintió. Sí estaría condirmado que días después del debate presidencial, Biden fue visto por un médico. Loomer ha trabajado como activista y periodista para varias organizaciones y ha informado sobre teorías conspirativas estadounidenses de (extrema) derecha en el sitio web InfoWars, cuyo propietario es el periodista y presentador Alex Jones. En honor a la verdad lo de Loomer parece más una especualción que una noticia basada en evidencia concreta.
 
El prematuro deterioro cognitivo del presidente estadounidense trasciende en los grandes medios en el momento más álgido de la guerra en Ucrania y del gravísimo conflicto armado en el Medio Oriente, mientras que en Europa caen líderes belicistas como Rishi Sunak y Emmanuel Macron. Es difícil saber si estos acontecimientos precipitarán una salida negociada por la paz en Ucrania o no. Entre tanto Rusia avanza rápidamente y en las últimas horas dio cuenta de dos sistemas antiaéreos Patriot, uno de ellos localizado en la estratégica ciudad de Odessa y otro en el norte del frente de combate.

EXPLOSIÓN EN UNA FÁBRICA ESTADOUNIDENSE DE MISILES (actualización urgente)

04.07.2024 18:19
 
Esta semana está siendo extremadamente dura para Ucrania. Los rusos atacaron varios aeródromos, logrando destruir en tierra algunos aviones de combate y un helicóptero. También fueron atacadas unas tres o cuatro formaciones ferroviarias que cargaban material de la OTAN destinado a las tropas de Kiev. La carga de los vagones incluían una buena cantidad de tanques. Fueron destruidas una fábrica de drones y misiles y depósitos de combustible, además de algunas instalaciones portuarias y aeroportuarias de Odessa. Por tierra, las tropas del Kremlin siguen avanzando a paso acelerado ante el precipitado retroceso de las fuerzas ultranacionalistas que forman la segunda línea del frente (según algunos están ahí para evitar deserciones). Otra noticia importante, que podría estar relacionada con Rusia o no, es la explosión de una fábrica de armamento en Arkansas, Estados Unidos, que entre otros, fabrica misiles Javelin y Hellfire. Es prematuro conjeturar sobre el tema. Para Rusia, o tal vez sería más preciso decir que para Serbia, hay una mala noticia. Los serbios entregaron armas a países que luego las desviaron a Ucrania. Este y otros movimientos de Belgrado dispararon la reacción del canciller ruso Lavrov que hizo saber el disgusto de Moscú por el tema y se presume que es precisamente Lavrov quien está bloqueando el ingreso de nuevos socios al BRICS, hecho que perjudica al presidente serbio Aleksander Vucic. La generalidad de la ciudadanía serbia está en contra de las medidas antirrusas tomadas por Vucic. Este no parece arrepentido de tomar las acciones que tomó, pero ya se lo considera prácticamente un cadáver político. Probablemente no logre su objetivo de ingresar a corazón de Europa y quedará despreciado por su más antiguo y firme aliado, Rusia.
 
Del otro lado del Atlántico, en Estados Unidos, siguen las presiones sobre Joe Biden para que se baje de la campaña presidencial luego del pobre, por decirlo suavemente, debate con Donald Trump. Lo curioso es que grandes medios, algunos norteamericanos y otros británicos, están embistiendo contra el actual presidente, lo que refuerza las especulaciones sobre su alejamiento, ya sea voluntario o por la fuerza, de la carrera por un nuevo mandato presidencial. Entre tanto, el apoyo de Washington a los ucranianos prosigue. Se autorizó que los misiles de largo alcance sean usados contra Crimea, una medida extremadamente peligrosa, una línea roja muy gruesa para Vladimir Putin.
 
Misil antiblindaje FGM-148 Javelin
 
Entretanto, en el Medio Oriente, la paz se aleja aún más. Netanyahu embistió contra otro enemigo, el Hezbollah, posiblemente mucho más poderoso que el Hamas, ya que cuenta con el apoyo de los iraníes y probablemente de algún otro país musulmán. Israel se embarcó en una guerra que difícilmente pueda ganar sin la ayuda directa de los Estados Unidos. Por su parte la administración Biden cuenta con no poca oposición interna respecto a tal ayuda. Para el colmo, los hutíes están teniendo un creciente éxito en sus ataques contra objetivos israelíes, estadounidenses y afines en el Mar Rojo y zonas aledañas. Mientras la guerra en el Medio Oriente se prolonga, el descontento de todo el mundo musulmán crece. Se comprende que en estas circunstancias forzar una salida de Biden podría resultar riesgoso y no hacerlo es peligroso. Habrá que ver cuál es la decisión final que tomen los líderes demócratas y cuánta sea la presión ejercida sobre el partido desde afuera para que no sea Biden quien enfrente a Trump en noviembre.
 
Actualización urgente: 09:45 hora argentina; 07:45 hora peruana: Diversas fuentes dan cuenta de nuevos ataques masivos contra aeródromos ucranianos. Los mismos se llevaron a cabo con misiles Iskander. Las bases atacadas fueron las de Mirgorod y Poltava. Por ahora se desconoce el detalle de los daños causados.
 
Artículo relacionado: 
 

CRECE LA TENSIÓN EN EL MAR NEGRO

29.06.2024 12:13
 
Tras el permiso concedido a Ucrania por parte de los Estados Unidos de usar sus misiles de largo alcance para atacar el interior de territorio ruso, Kiev lanzó un ataque contra Crimea, concretamente contra una playa de Sebastopol donde había civiles tomando sol. Lo hizo con una o más ojivas tipo bomba de racimo. El Kremlin prometió represalias por ese ataque y está cumpliendo. En 24 horas destruyó 3 sistemas de lanzamientos de misiles de largo alcance. También comenzó a usar bombas guiadas de 3.000 kilos con capacidad de planeo y un error impacto de apenas 10 metros. Las fuerzas de Moscú también están bombardeando todo aeropuerto y base aérea que pudiera servir para operar aviones F-16 de la OTAN. Más aún, los rusos amenazaron con comenzar a responder a la presencia de aviones tripulados y no tripulados de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que guían los ataques ucranianos desde el Mar Negro y otras zonas. El Ministerio de Defensa moscovita ya dio la orden de preparar una reacción. De esa forma la probabilidad de un choque directo entre las dos grandes potencias crece. Entretanto, las tropas del Kremlin avanzan sobre el terreno - ya obligaron destinar a la zona de Kharkiv y Sumy 30 brigadas de reserva de los ucranianos, brigadas que son retiradas de otros puntos del frente para ser enviadas a esa zona. Entretanto, en las demás zonas, el frente obviamente se debilita. Pero la guerra en Ucrania no es una guerra simplemente convencional, es una guerra híbrida donde hay sabotajes y ataques en el interior del territorio ruso y en el interior del territorio de la OTAN. Se trata de ciberataques o de sabotajes. Así en Alemania ardió en circunstancias poco claras una fábricas que está relacionada con la producción del muy efectivo sistema antiaéreo IRIS-T. Como si todo eso no fuera suficiente, crecen las tensiones en la frontera entre Bielorrusia y Ucrania.
 
Vehículo aéreo no tripulado de vigilancia de la USAF RQ-4 Global Hawk
 
En otro plano, estos días tuvo lugar el primer debate presidencial entre el presidente Joe Biden y el expresidente Donald Trump. En el minuto 13, Joe Biden tuvo uno de esos prolongados momentos de confusión en que no se entendió lo que quiso decir. En general dio la imagen de una persona cuya fragilidad no le permite ser el presidente adecuado para un país que está apoyando guerras en diferentes zonas del mundo. Al parecer los propios demócratas están viendo cuál es la posibilidad de que no se postule para un segundo periodo. Mientras tanto, mucho más al sur, en Bolivia, hubo estos días un intento de golpe de Estado. Algunos hacen notar cierta afinidad entre el presidente boliviano y Vladimir Putin, además del deseo boliviano de formar parte del BRICS y apuntan a la ayuda de la Inteligencia americana a la intentona pero por ahora no hay pruebas de ello. 
 
Entre Medio Oriente, Israel prepara una nueva ofensiva contra el Hezbollah, pero ya se advierte de los riesgos que eso implica para Netanyahu y los militares israelíes. Algunos medios rusos hasta insinúan la posibilidad de que el Hezbollah sea dotado de misiles de su país, sospecha que también se extiende a los hutíes que están teniendo algunos logros importantes con sus ataques en el Mar Rojo. Las guerras en Europa del Este y en Oriente Medio podrían terminar más entrelazadas de lo que podía suponerse. 
 

SOBRE EL PRESUNTO REARME ARGENTINO

21.06.2024 17:30
 
El 11 de septiembre del 2001 tuvo lugar el atentado al World Trade Center, en Nueva York. La inteligencia americana había advertido sobre un posible atentado terrorista. Hoy por hoy no es ningún misterio el hecho de que el 18 de septiembre de 2001, el viceministro de Defensa de Estados Unidos le presentó a George W. Bush un plan de respuesta norteamericano que incluía el bombardeo e incluso la invasión de la zona denominada de la Triple Frontera. La Triple Frontera es la región limítrofe en la que están la brasileña localidad de Foz de Iguazú, la paraguaya Ciudad del Este y la localidad argentina de Puerto Iguazú. La propuesta de bombardeo figura en el apéndice 75 de los capítulos 10 y 11 del informe del Congreso de Estados Unidos sobre el ataque del 11 de septiembre. La Triple Frontera está ubicada en el corazón de una de las reservas de agua dulce más grandes del mundo: el Acuífero Guaraní.
 
Hace algunas semanas los rusos anunciaron el descubrimiento de una gran reserva de petróleo en la Antártida. El Continente Blanco tiene una gran cantidad de reservas minerales. La Antártida Argentina es una zona de ese continente que se encuentra dentro del cuadrante americano y es reivindicada por la República Argentina, que la considera como parte integral de su territorio. La Antártida Argentina se encuentra superpuesta parcialmente con el área oriental del sector reclamado por Chile. Dicho sea de paso, en los últimos días el gobierno chileno dio muestras de intolerancia ante un pequeño error cometido y reconocido por los argentinos. El mismo ya está siendo subsanado.
 
Buena parte del territorio insular argentino se encuentra bajo el control británico. Las Islas Malvinas en particular son una excelente puerta de entrada al continente antártico y están cerca del paso bioceánico más importante del planeta. Ahí el gobierno de Londres instaló una poderosa base militar con la que logra controlar una buena parte del extremo meridional del Atlántico Sur.
 
IA-63 Pampa
 
Recientemente el gobierno argentino anunció la compra de 24 aviones de combate F-16. Eso parece haber encendido algunas luces de alarma y comenzó a hablarse de un supuesto "rearme argentino". Las Fuerzas Armadas Argentinas padecieron largas décadas de falta de inversión que las dejaron muy limitadas en su capacidad de defender al país. Se compraron algunos remolcadores oceánicos, algunos patrulleros oceánicos de escasa capacidad militar, algunas aeronaves de transporte, unos pocos lanzadores de misiles antiaéreos portátiles y cierta cantidad de munición merodeadora. Por diversas razones las aeronaves SEM compradas a Francia no vuelan. Los aviones Pampa de fabricación nacional son excelentes entrenadores avanzados y pueden cumplir funciones de ataque a tierra pero no mucho más que eso. Argentina no cuenta con ningún submarino operativo, su flota de superficie a duras penas navega, su aviación naval es casi inexistente. Hay en marcha un ambicioso proceso de modernización del Tanque Argentino Mediano que parece haberse acelerado. Hay algunos proyectos de modernización de aeronaves de ataque en marcha. Buena parte del resto de lo que podríamos enumerar no hace demasiada diferencia. Aún así se habla del "rearme argentino". Sería sumamente importante que se cumplieran algunos legítimos anhelos de las FFAA pero en un país empobrecido eso podría llevar décadas. Hablar de rearme es, al menos por ahora, extremadamente exagerado. 
 

PUTIN NEGOCIA EL DESPLIEGUE DE ARMAS DE LARGO ALCANCE EN PAÍSES ALIADOS

19.06.2024 18:13
 
En Suiza tuvo lugar una suerte de cumbre internacional por la paz en Ucrania. Rusia no fue invitada y China no asistió. Tras el encuentro, los estadounidenses decidieron destinar otros 1.500 millones de dólares para Kiev, que se suman a los 60.000 millones recientemente aprobados para tal fin. El que supo ser el más prooccidental de los líderes rusos, Vladimir Putin, acaba de finalizar un viaje a Corea del Norte. Allí firmó un acuerdo para la cooperación para la defensa, garantizando que Rusia se haga de nuevos suministros para la guerra. A Moscú se le había prometido que la OTAN no avanzaría una pulgada más hacia el este. La Alianza Atlántica no cumplió y tenía planificado incorporar a Ucrania a esta organización defensiva. Ahora Putin busca el apoyo de sus antiguos aliados. Además posiblemente Norcorea se vea beneficiada por alguna transferencia de tecnología militar rusa. El arsenal de misiles Kinzhal, Kalibr y otros provocaría un fuerte desequilibrio entre las dos Coreas. El Kremlin también acaba de iniciar negociaciones con distintos aliados para desplegar armas de largo alcance en sus respectivos territorios. Entre tanto, la guerra continúa. 
 
Anoche hubo un ataque de misiles contra una importante ciudad occidental de Ucrania, Lviv, y se estima que esos ataques podrían acercarse aún más a Polonia, ya que es ahí donde entran y se acumulan las armas occidentales. Ante cada ataque de misiles, los polacos reaccionan con nerviosismo y hacen despegar aviones de combate. Por tierra, el avance ruso continúa, en parte por la necesidad de establecer una zona de seguridad más ancha ante la autorización occidental de atacar el interior del territorio históricamente ruso con misiles de largo alcance provistos por varios países. El congelamiento del suelo facilita el desplazamiento del material pesado de la Federación Rusa. En el mar los submarinos del Kremlin también se encuentran muy activos. Recientemente los británicos descubrieron un gran submarino ruso sumergido cerca de sus costas. Por otra parte, se presume que existe la posibilidad de que en algún momento Moscú opte por decapitar a Kiev, es decir, lanzar un ataque masivo de drones y misiles contra todos los grandes centros de mando de la capital ucraniana. Sea como fuere, el invierno boreal está comenzando y, desprovistos de energía por los continuos ataques de Moscú, esta estación del año posiblemente sea muy dura para los ucranianos. 
 
Península de Corea
 
Entretanto, en el Medio Oriente, Israel ataca el Líbano y los hutíes se volvieron aún más activos y agresivos en el Mar Rojo. Los israelíes no cuentan con el apoyo expreso de los estadounidenses (a Biden los ataques no le suman votos de los jóvenes demócratas), pero los norteamericanos siguen proveyendo de armas a Netanyahu, por lo que es difícil esperar que los hutíes cedan en su actitud. Lejos de allí, en Washington, los demócratas se enfrentan a un fuerte dilema ya que el (prematuro) deterioro físico y especialmente el mental de Joe Biden se han vuelto bastante evidentes y es poco probable que el hombre pueda gobernar por un periodo más. Los rumores que corren al respecto son los más diversos, preferimos no caer en la especulación. Lo cierto es que las elecciones de noviembre parecen estar, por muchas razones, a siglos de distancia. 
 
En Suiza tuvo lugar una suerte de cumbre internacional por la paz en Ucrania. Rusia no fue invitada y China no asistió. Tras el encuentro, los estadounidenses decidieron destinar otros 1.500 millones de dólares para Kiev, que se suman a los 60.000 millones recientemente aprobados para tal fin. El que supo ser el más prooccidental de los líderes rusos, Vladimir Putin, acaba de finalizar un viaje a Corea del Norte. Allí firmó un acuerdo para la cooperación para la defensa, garantizando que Rusia se haga de nuevos suministros para la guerra. A Moscú se le había prometido que la OTAN no avanzaría una pulgada más hacia el este. La Alianza Atlántica no cumplio y tenía planificado incorporar a Ucrania a esta organización defensiva. Ahora Putin busca el apoyo de sus antiguos aliados. Además posiblemente Norcorea se vea beneficiada por alguna transferencia de tecnología milita rusa. El arsenal de misiles Kinzhal, Kalibr y otros provocaría un fuerte desequilibrio entre las dos Coreas. El Kremlin también acaba de iniciar negociaciones con distintos aliados para desplegar armas de largo alcance en sus respectivos territorios. Entre tanto, la guerra continúa. 
 
Anoche hubo un ataque de misiles contra una importante ciudad occidental de Ucrania, Lviv, y se estima que esos ataques podrían acercarse aún más a Polonia, ya que es ahí donde entran y se acumulan las armas occidentales. Ante cada ataque de misiles, los polacos reaccionan con nerviosismo y hacen despegar aviones de combate. Por tierra, el avance ruso continúa, en parte por la necesidad de establecer una zona de seguridad más ancha ante la autorización occidental de atacar el interior del territorio históricamente ruso con misiles de largo alcance provistos por varios países. El congelamiento del suelo facilita el desplazamiento del material pesado de la Federación Rusa. En el mar los submarinos del Kremlin también se encuentran muy activos. Recientemente los británicos descubrieron un gran submarino ruso sumergido cerca de sus costas. Por otra parte, se presume que existe la posibilidad de que en algún momento Moscú opte por decapitar a Kiev, es decir, lanzar un ataque masivo de drones y misiles contra todos los grandes centros de mando de la capital ucraniana. Sea como fuere, el invierno boreal está comenzando y, desprovistos de energía por los continuos ataques de Moscú, esta estación del año posiblemente sea muy dura para los ucranianos. 
 
Entretanto, en el Medio Oriente, Israel ataca el Líbano y los hutíes se volvieron aún más activos y agresivos en el Mar Rojo. Los israelíes no cuentan con el apoyo expreso de los estadounidenses (a Biden los ataques no le suman votos de los jóvenes demócratas), pero los norteamericanos siguen proveyendo de armas a Netanyahu, por lo que es difícil esperar que los hutíes cedan en su actitud. Lejos de allí, en Washington, los demócratas se enfrentan a un fuerte dilema ya que el (prematuro) deterioro físico y especialmente el mental de Joe Biden se han vuelto bastante evidentes y es poco probable que el hombre pueda gobernar por un periodo más. Los rumores que corren al respecto son los más diversos, preferimos no caer en la especulación. Lo cierto es que las elecciones de noviembre parecen estar, por muchas razones, a siglos de distancia. 

RUSIA PODRÍA PONER EL MAR ROJO EN MANOS DE LOS HUTÍES

13.06.2024 16:14
 
En las últimas semanas los ucranianos efectuaron dos o tres ataques contra objetivos estratégicos en el interior de Rusia. Además, otro país otorgó el permiso del uso de sus armas para atacar territorio históricamente ruso: se trata de Alemania. El Kremlin tuvo diversas reacciones. Una consistió en enviar una poderosa flotilla al Caribe, más precisamente a Cuba. En el trayecto, las naves fueron monitoreadas por buques y aeronaves estadounidenses que perdieron el rastro del submarino que es parte de dicha flota. Otra de las respuestas fue el ataque contra un aeropuerto en la capital ucraniana. El mismo arde hace más de 30 horas debido a que fueron golpeadas sus reservas de combustible. Las fuerzas de Moscú atacan en todo el frente. Los golpes van acompañados de lanzamientos de misiles balísticos, de drones, fuego de artillería y de bombas capaces de volar cierta distancia antes de impactar en el blanco con suma precisión. Son duramente castigadas por la misma las zonas de Kharkiv y de Sumy. A pesar de haberse enviado a esa área numerosas reservas ucranianas, el avance ruso no puede ser contenido. Fue frenado por momentos, pero ahora continúa. 
 
Nuevamente los ucranianos están en una mala situación justo antes del comienzo del invierno boreal. Es cierto, la ayuda de OTAN comenzó a fluir nuevamente, pero parece no ser suficiente. Uno de los problemas es que la ayuda de Occidente consiste principalmente de misiles de ataque a tierra de largo alcance, pero no llega la suficiente cantidad ni de munición de artillería ni de misiles antiaéreos. Cuando comiencen a llegar las aeronaves F-16, encontrarán dificultades para operar desde territorio ucraniano y ya se está hablando de que podrían despegar de países limítrofes. Los rusos ya se pronunciaron en el sentido de que esas bases serían para ellos objetivo legítimo. Lo razonable sería buscar un acuerdo de paz, pero es difícil de pensar en ella antes de noviembre, cuando en los Estados Unidos tengan sus elecciones. Ahí surgen otras complicaciones. En las últimas semanas, la salud de Joe Biden se mostró deteriorada, al punto de que algunos demócratas comienzan a expresar su preocupación. Se acercan los debates presidenciales y no es fácil garantizar que Joe Biden pueda tener un buen desempeño. 
 
Foto satelital del Mar Rojo
 
Los partidos de varios gobernantes tuvieron resultados pobres en las elecciones para el Parlamento Europeo. Así, Macron y Scholz perdieron muchas posiciones y su propia continuidad en el gobierno se vuelve dudosa. En Francia avanzó fuertemente la ultraderecha. Hay descontento no solo por lo que acontece en Ucrania, sino por la inmigración y la seguridad interna de cada uno de los países involucrados. La segunda fase de las pruebas de armas nucleares tácticas de los rusos está en marcha. Los movimientos contra la guerra en países como Eslovaquia se están volviendo fuertes y la recesión económica es una realidad. Las amenazas de restaurar el servicio militar obligatorio en algunos de esos países no contribuyen a que sus líderes, alineados con el globalismo, logren crecer o sustentar su postura en el gobierno. Mientras ellos se tambalean, Putin seguirá avanzando. Con los Estados Unidos cuasiacéfalos y con una Europa doblegada ante el poder del Estado profundo estadounidense, la paz sigue pareciendo un objetivo lejano. Algo que podría precipitar el final de la guerra (o generalizarla) sería la amenaza de Putin de suministrar misiles de largo alcance a los enemigos de la OTAN. Con misiles e información satelital del Kremlin, los hutíes podrían hacerse del control del Mar Rojo. A buen entendedor, pocas palabras. 
 
En las últimas semanas los ucranianos efectuaron dos o tres ataques contra objetivos estratégicos en el interior de Rusia. Además, otro país otorgó el permiso del uso de sus armas para atacar territorio históricamente ruso: se trata de Alemania. El Kremlin tuvo diversas reacciones. Una consistió en enviar una poderosa flotilla al Caribe, más precisamente a Cuba. En el trayecto, las naves fueron monitoreadas por buques y aeronaves estadounidenses que perdieron el rastro del submarino que es parte de dicha flota. Otra de las respuestas fue el ataque contra un aeropuerto en la capital ucraniana. El mismo arde hace más de 30 horas debido a que fueron golpeadas sus reservas de combustible. Las fuerzas de Moscú atacan en todo el frente. Los golpes van acompañados de lanzamientos de misiles balísticos, de drones, fuego de artillería y de bombas capaces de volar cierta distancia antes de impactar en el blanco con suma precisión. Son duramente castigadas por la misma las zonas de Kharkiv y de Sumy. A pesar de haberse enviado a esa área numerosas reservas ucranianas, el avance ruso no puede ser contenido. Fue frenado por momentos, pero ahora continúa. 
 
Nuevamente los ucranianos están en una muy mala situación justo antes del comienzo del invierno boreal. Es cierto, la ayuda de OTAN comenzó a fluir nuevamente, pero parece no ser suficiente. Uno de los problemas es que la ayuda de Occidente consiste principalmente de misiles de ataque a tierra de largo alcance, pero no llega la suficiente cantidad ni de munición de artillería ni de misiles antiaéreos. Cuando comiencen a llegar las aeronaves F-16, encontrarán dificultades para operar desde territorio ucraniano y ya se está hablando de que podrían despegar de países limítrofes. Los rusos ya se pronunciaron en el sentido de que esas bases serían para ellos objetivo legítimo de ataques de sus propios misiles. Lo razonable sería buscar un acuerdo de paz, pero es difícil de pensar en ella antes de noviembre, cuando en los Estados Unidos tengan sus elecciones. Ahí surgen otras complicaciones. En las últimas semanas, la salud de Joe Biden se mostró deteriorada, al punto de que algunos demócratas comienzan a expresar su preocupación. Se acercan los debates presidenciales y no es fácil garantizar que Joe Biden pueda tener un buen desempeño. 
 
Los partidos de varios gobernantes tuvieron resultados pobres en las elecciones para el Parlamento Europeo. Así, Macron y Scholz perdieron muchas posiciones y su propia continuidad en el gobierno se vuelve dudosa. En Francia avanzó fuertemente la ultraderecha. Hay descontento no solo por lo que acontece en Ucrania, sino por la inmigración y la seguridad interna de cada uno de los países involucrados. La segunda fase de las pruebas de armas nucleares tácticas de los rusos está en marcha. Los movimientos contra la guerra en países como Eslovaquia se están volviendo fuertes y la recesión económica es una realidad. Las amenazas de reinstaurar el servicio militar obligatorio en algunos de esos países no contribuyen a que sus líderes, alineados con el globalismo, logren crecer o sustentar su postura en el gobierno. Mientras ellos se tambalean, Putin seguirá avanzando. Con los Estados Unidos cuasiacéfalos y con una Europa doblegada ante el poder del Estado profundo estadounidense, la paz sigue pareciendo un objetivo lejano. Algo que podría precipitar el final de la guerra (o generalizarla) sería la amenaza de Putin de suministrar misiles de largo alcance a los enemigos de la OTAN. Con misiles e información satelital del Kremlin, los hutíes podrían hacerse del control del Mar Rojo. A buen entendedor, pocas palabras. En las últimas semanas los ucranianos efectuaron dos o tres ataques contra objetivos estratégicos en el interior de Rusia. Además, otro país otorgó el permiso del uso de sus armas para atacar territorio históricamente ruso: se trata de Alemania. El Kremlin tuvo diversas reacciones. Una consistió en enviar una poderosa flotilla al Caribe, más precisamente a Cuba. En el trayecto, las naves fueron monitoreadas por buques y aeronaves estadounidenses que perdieron el rastro del submarino que es parte de dicha flota. Otra de las respuestas fue el ataque contra un aeropuerto en la capital ucraniana. El mismo arde hace más de 30 horas debido a que fueron golpeadas sus reservas de combustible. Las fuerzas de Moscú atacan en todo el frente. Los golpes van acompañados de lanzamientos de misiles balísticos, de drones, fuego de artillería y de bombas capaces de volar cierta distancia antes de impactar en el blanco con suma precisión. Son duramente castigadas por la misma las zonas de Kharkiv y de Sumy. A pesar de haberse enviado a esa área numerosas reservas ucranianas, el avance ruso no puede ser contenido. Fue frenado por momentos, pero ahora continúa. 
 
Nuevamente los ucranianos están en una muy mala situación justo antes del comienzo del invierno boreal. Es cierto, la ayuda de OTAN comenzó a fluir nuevamente, pero parece no ser suficiente. Uno de los problemas es que la ayuda de Occidente consiste principalmente de misiles de ataque a tierra de largo alcance, pero no llega la suficiente cantidad ni de munición de artillería ni de misiles antiaéreos. Cuando comiencen a llegar las aeronaves F-16, encontrarán dificultades para operar desde territorio ucraniano y ya se está hablando de que podrían despegar de países limítrofes. Los rusos ya se pronunciaron en el sentido de que esas bases serían para ellos objetivo legítimo de ataques de sus propios misiles. Lo razonable sería buscar un acuerdo de paz, pero es difícil de pensar en ella antes de noviembre, cuando en los Estados Unidos tengan sus elecciones. Ahí surgen otras complicaciones. En las últimas semanas, la salud de Joe Biden se mostró deteriorada, al punto de que algunos demócratas comienzan a expresar su preocupación. Se acercan los debates presidenciales y no es fácil garantizar que Joe Biden pueda tener un buen desempeño. 
 
Los partidos de varios gobernantes tuvieron resultados pobres en las elecciones para el Parlamento Europeo. Así, Macron y Scholz perdieron muchas posiciones y su propia continuidad en el gobierno se vuelve dudosa. En Francia avanzó fuertemente la ultraderecha. Hay descontento no solo por lo que acontece en Ucrania, sino por la inmigración y la seguridad interna de cada uno de los países involucrados. La segunda fase de las pruebas de armas nucleares tácticas de los rusos está en marcha. Los movimientos contra la guerra en países como Eslovaquia se están volviendo fuertes y la recesión económica es una realidad. Las amenazas de reinstaurar el servicio militar obligatorio en algunos de esos países no contribuyen a que sus líderes, alineados con el globalismo, logren crecer o sustentar su postura en el gobierno. Mientras ellos se tambalean, Putin seguirá avanzando. Con los Estados Unidos cuasiacéfalos y con una Europa doblegada ante el poder del Estado profundo estadounidense, la paz sigue pareciendo un objetivo lejano. Algo que podría precipitar el final de la guerra (o generalizarla) sería la amenaza de Putin de suministrar misiles de largo alcance a los enemigos de la OTAN. Con misiles e información satelital del Kremlin, los hutíes podrían hacerse del control del Mar Rojo. A buen entendedor, pocas palabras. 

CAUSA ALARMA UN IMPORTANTE INCREMENTO EN LA ACTIVIDAD DE LOS SUBMARINOS RUSOS

05.06.2024 18:42
La actividad de los submarinos rusos se ha incrementado recientemente a niveles casi sin precedentes. Así lo informan tanto informes de inteligencia como institutos y medios especializados. Uno de ellos es The Mackenzie Institute, que afirma que los rusos habrían desplegado 11 submarinos en el Atlántico Norte. Hace un par de semanas dábamos cuenta de la zarpada de dos submarinos y algún buque de superficie de la flota rusa del Mar Negro. Muy recientemente se informó de la detección de un submarino frente a las costas de Irlanda. En los últimos días se conoció la zarpada de dos submarinos de ataque de propulsión nuclear y de dos buques antisubmarinos rusos que estarían desplegados en el Mar de Barents, en el Océano Ártico. Veinte años después de la caída de la Unión Soviética, en el año 2010, Noruega y Rusia firmaron un acuerdo que situó la frontera de forma equidistante a sus reivindicaciones contrapuestas sobre el mencionado mar. Este tratado fue ratificado y entró en vigor el 7 de julio de 2011, abriendo la zona gris para la exploración de hidrocarburos. 
 
¿Qué pueden hacer los submarinos rusos? Las posibilidades son varias. Por lo pronto, recolectar información de inteligencia. Algunas de esas naves tienen la capacidad de cortar cables submarinos. Obviamente, siendo submarinos de ataque, algunos de ellos podrían disparar torpedos y/o misiles. Cuando Londres comenzó a hablar del uso de misiles británicos para atacar el interior del territorio ruso, entiéndase territorio históricamente ruso, Putin respondió que Rusia en tal caso podría atacar objetivos militares británicos tanto en Ucrania como fuera de ella. No faltan observadores que aseguran que esos objetivos militares podrían incluir algún buque de la Marina Real Británica, la Royal Navy. 
 
En los últimos días, los ataques a territorio ruso desde Ucrania con armas provistas por la OTAN se volvieron un hecho. Se cruzó una línea roja claramente establecida por Moscú y no se puede descartar que los rusos opten por contestar atacando algún activo de la OTAN en el mar. Ante una pregunta que se le formuló hoy en una conferencia de prensa, Putin dejó muy claro que la doctrina nuclear rusa es conocida, diciendo tácitamente que Rusia no recurrirá a las armas nucleares hasta que no se vea seriamente amenazada en su integridad territorial. Un paso intermedio podría ser el uso de torpedos o misiles convencionales para atacar objetivos de la OTAN fuera de Ucrania. La situación es por demás seria.
 
Fuentes: The Mackenzie Institute; Negocios TV (YouTube); MINUT VESTI (YouTube); Miguel Ruiz Calvo (YouTube); Wikipedia y archivo de Geoestrategia.
 
La actividad de los submarinos rusos se ha incrementado recientemente a niveles casi sin precedentes. Así lo informan tanto informes de inteligencia como institutos y medios especializados. Uno de ellos es The Mackenzie Institute, que afirma que los rusos habrían desplegado 11 submarinos en el Atlántico Norte. Hace un par de semanas dábamos cuenta de la zarpada de dos submarinos y algún buque de superficie de la flota rusa del Mar Negro. Muy recientemente se informó de la detección de un submarino frente a las costas de Irlanda. En los últimos días se conoció la zarpada de dos submarinos de ataque de propulsión nuclear y de dos buques antisubmarinos rusos que estarían desplegados en el Mar de Barents, en el Océano Ártico. Veinte años después de la caída de la Unión Soviética, en el año 2010, Noruega y Rusia firmaron un acuerdo que situó una frontera equidistante a sus reivindicaciones contrapuestas sobre el mencionado mar. Este tratado fue ratificado y entró en vigor el 7 de julio de 2011, abriendo la zona gris para la exploración de hidrocarburos. 
 
¿Qué pueden hacer los submarinos rusos? Las posibilidades son varias. Por lo pronto, recolectar información de inteligencia. Algunas de esas naves tienen la capacidad de cortar cables submarinos. Obviamente, siendo submarinos de ataque, algunos de ellos podrían disparar torpedos y/o misiles. Cuando Londres comenzó a hablar del uso de armas británicas para atacar el interior del territorio ruso, entiéndase territorio históricamente ruso, Putin respondió que Rusia en tal caso podría atacar objetivos militares británicos tanto en Ucrania como fuera de ella. No faltan observadores que aseguran que esos objetivos militares podrían incluir algún buque de la Marina Real Británica, la Royal Navy. 
 
Ceremonia de botadura del submarino Severodvinsk - Foto: Kremlin.ru (la imagen original ha sido redimensionada)
 
En los últimos días, los ataques a territorio ruso desde Ucrania con armas provistas por la OTAN se volvieron un hecho. Se cruzó una línea roja claramente establecida por Moscú y no se puede descartar que los rusos opten por contestar atacando algún activo de la OTAN en el mar. Ante una pregunta que se le formuló hoy en una conferencia de prensa, Putin dejó muy claro que la doctrina nuclear rusa es conocida, diciendo tácitamente que Rusia no recurrirá a las armas nucleares hasta que no se vea seriamente amenazada en su integridad territorial. Un paso intermedio podría ser el uso de torpedos o misiles convencionales para atacar objetivos de la OTAN fuera de Ucrania. La situación es por demás seria.
 
Fuentes: The Mackenzie Institute; Negocios TV (YouTube); MINUT VESTI (YouTube); Miguel Ruiz Calvo (YouTube); Wikipedia y archivo de Geoestrategia.
 

UCRANIA ESTÁ EN ESTOS MOMENTOS BAJO UN FULMINANTE ATAQUE AÉREO - Actualización urgente

31.05.2024 19:01
 
Los Estados Unidos acaban de autorizar a Kiev el uso de armas norteamericanas para atacar el interior del territorio ruso. La respuesta de Moscú parecía estar preparada de antemano. En estos momentos suenan alertas de ataque aéreo en prácticamente todo el territorio ucraniano. Si bien todavía se desconocen detalles, entre los atacantes habría submarinos que lanzan misiles desde el Mar Negro, aeronaves TU-95 y posiblemente otros bombarderos estratégicos. Ante la insistencia de proveer armas de largo alcance a Zelensky, tanto por parte de los Estados Unidos como por parte de Gran Bretaña y Francia, Putin endurecerá su propia postura habitualmente mesurada y acelerará el ataque tanto en Kharkiv como en otros puntos del frente en los que presiona para inmovilizar reservas ucranianas. Los ucranianos tienen sus recursos agotados y la falta de personal es cada vez más grave. Circula en estos momentos una versión muy creíble de que los polacos quieren comenzar a reclutar soldados para su ulterior envío a Ucrania. Putin insistirá en seguir avanzando hacia el oeste para establecer una zona de seguridad mucho más ancha, antes de que Kiev pueda reclutar más gente o recibir más apoyo externo. Sea como fuere, los estadounidenses probablemente sigan avivando la guerra al menos hasta noviembre, si bien intereses financieros y económicos amenazan con extenderla aún más. 
 
Los Estados Unidos están por enfrentar otro problema. Donald Trump acaba de ser condenado y si bien no vamos a analizar en detalle por qué, hay que recordar que en el fondo se trata de una persecución política, ya que Joe Biden está sospechado de delitos mucho más graves que el expresidente y sus causas no avanzan, alguna incluso por haber sido declarado inimputable. En el otro extremo del mundo, británicos y estadounidenses atacaron a los hutíes, que respondieron derribando un dron estadounidense y - según versiones aún no comprobadas - incluso golpeando con un misil a uno de sus portaaviones, concretamente al USS Dwight Eisenhower. La versión aún no fue comprobada, pero algunos analistas se niegan a descartarla de plano. 
 
Vista parcial del sistema antiaéreo ruso Pantsir S-1 - Foto: UMKH77R creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5/deed.en (la imagen original ha sido redimensionada)

 
Entretanto, China se vuelve más hostil hacia Taiwán y los estadounidenses fortifican Filipinas. El Indo-Pacífico vuelve a recalentarse. Volviendo al Medio Oriente, después de haber atacado Rafá e incluso bombardeado un campamento de civiles, dice que por error, Netanyahu propone ahora un nuevo alto el fuego en Gaza. Si bien Washington niega oficialmente el apoyo total al israelí, en la práctica ese apoyo existe. Son demasiados frentes los que están abriendo los estadounidenses con arsenales agotados y unas fuerzas armadas que distan mucho de tener la capacidad que tenían. Ni siquiera hemos mencionado los graves conflictos internos provocados tanto por la inmigración ilegal como por el desfinanciamiento de la policía. También debemos mencionar los que puedan surgir de la condena de Donald Trump. Algunos ya están hablando de la posibilidad de algún tipo de revuelta interna, otros alertan sobre una potencial guerra civil. Los globalistas norteamericanos están llevando a Occidente a una verdadera catástrofe. 
 
Actualización urgente: 02/06/2024; 10:00 hora peruana, 12:00 hora argentina: Los rebeldes hutíes atacaron nuevamente el portaaviones estadounidense USS Dwight Eisenhower. Según los yemenitas el portaaviones habría sido alcanzado provocándosele algún daño. Como desementida el capitán de la nave subió a Internet un video de la cubierta de vuelo intacta pero las imágenes resultaron ser antiguas. Así lo descubrieron intenautas chinos y así lo informa Miguel Ruiz Calvo en su canal de Youtube. Ruiz Calvo deja en claro que eso no demuestra un daño pero que deja abiertas las sopechas de que la nave pudo haber sido alcanzada. Habrá que esperar información más concreta. Por lo pronto se asegura que el portaaviones se está retirando de la zona.
 
1 | 2 | 3 | 4 | 5 >>